Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 ABCdelDEPORTE Liga BBVA Jornada 36 LUNES, 30 DE ABRIL DE 2012 abc. es ABC Con el Atlético, la vida es una tómbola BEmpata un partido que tenía controlado a falta de cinco minutos y se aleja de los puestos de Champions BETIS Fabricio Nelson Paulao Amaya Nacho Iriney Matilla (46) G Salva Sevilla (52) Jeff. Montero Rubén Castro G R. Santa Cruz (74) Beñat (46) Pereira (52) Pozuelo (74) 2 ATLÉTICO Courtois Juanfran Domínguez Godín Filipe Tiago Gabi Diego (57) Salvio (79) Adrián Falcao Koke (57) Arda (79) 2 GOLES 0- 1, m. 62: Koke, tras cesión de Falcao. 1- 1, m. 86: Pozuelo a pase de Castro. 2- 1, m. 88: Pereira, de tiro raso. 2- 2, m. 94: Falcao al rematar un córner. EL ÁRBITRO Teixeira Vitienes. Amonestó a Tiago, Salvio, Pereira y Amaya. Simeone no se cree que el Betis remontase un partido que tenía perdido FELIPE GUZMAN M. Á. BARROSO La solvencia defensiva del Atlético y su talento arriba no le bastaron ante un Betis que viaja en tierra de nadie, olvidados los apuros y las ambiciones en este tramo final del campeonato. Cinco minutos de despiste echaron por tierra el buen trabajo de los 85 precedentes. Del orden táctico se pasó al caos, y ahí el Betis sacó petróleo sin merecerlo. Falcao igualó al final un marcador que deja mal sabor de boca a los madrileños, y los puestos de Liga de Campeones, a tiro de milagro. El Atlético, después de sus sobresalientes prestaciones en la Liga Europa, necesita atrapar un puesto en Champions, por prestigio y por dine- ro. Los resultados de la jornada no le favorecieron, y ya quedan pocas naves que quemar. Vistas las necesidades de uno y de otro, los rojiblancos saltaron al campo más enchufados. Suya fue la primera parte, en la que el Betis apenas se acercó a Courtois. No hizo falta que los laterales subieran como otras tardes; de hecho, se vio a un Juanfran menos ambicioso en ataque. Diego llevaba la pelota grapada a su bota, bien escoltado por Gabi, y abastecía de balones a Salvio, muy inquieto por el extremo, y a Adrián, siempre con el peligro a cuestas. Las malas noticias sobrevolaron la portería de Fabricio, que alternó buenas intervenciones con algún despiste. Adrián vio cómo le anulaban un gol por un ajustado fuera de juego y el meta verdiblanco despejó, tras una cantada, un buen remate de Filipe. Pepe Mel buscó más profundidad con Beñat y Pereira, recambios para unos desafortunados Matilla y Salva, pero el Atlético encontró enseguida el camino del gol. Tiago centró desde la izquierda al corazón del área, el hábitat de Falcao, que llegó un poco forzado para rematar de cabeza a portería y prefirió la cesión a Koke, que venía desde atrás. El canterano resolvió la jugada con un soberbio remate que premiaba el dominio de su equipo. El gol tuvo el efecto de aldabonazo. Se acabó la pausa. Los últimos minutos adquirieron un punto de locura. Adrián tuvo en sus botas el 0- 2, pero Fabricio estuvo atento. En la siguiente jugada, Rubén Castro actuó de punta de lanza para un contragolpe del Betis. Solo durante muchos metros, la incredulidad se le enredó en las piernas y falló el mano a mano con Courtois. Después, Falcao hizo lo que no hace ningún delantero: encaró al portero, lo regateó, salió trastabillado y, en lugar de dejarse caer- -el penalti parecía claro- siguió porfiando, ya tapado, sin opciones. En el descontrol, dos arreones fulgurantes del Betis le dieron una ventaja injusta en sendos remates de Pozuelo y Pereira. Falcao empató en el 94. Pepe Mel se quejó porque, en su opinión, el partido se alargó más de la cuenta. En frío tal vez dé gracias por este punto inesperado. DESDE LA GRADA La honestidad costó dos puntos V alga decir primero que el Atlético de Madrid hizo ayer todo lo que debía para ganar: crear ocasiones, jugar buen fútbol, salir con todo e ir de menos a más, pero falló más de la cuenta. Si echas fuera balones que botan dentro del área chica es difícil que termines llevándote los 3 puntos. Aun así el Atleti se puso por delante con merecimiento y claridad, incluso dispuso de más ocasiones para terminar de sentenciar el partido, pero la falta de puntería de los jugadores y la ética reprochable de Falcao lo evitaron. El pecador es el árbitro por malo. Parece mentira que si un jugador no se deja caer no sea capaz de pitar un penalti clamoroso y acto seguido se trague un fuera de juego de libro que terminó convirtiéndose en el empate del Betis. Luego se quejarán de que los jugadores se dejan caer intentando engañarles, pero ya vemos lo que pasa cuando los jugadores son honestos. Al final, empate insuficiente, porque los rojiblancos volvieron a tocar la zona Champions con la punta de los dedos, aunque como mal menor parece que poco a poco se asegura participar en Europa pase lo que pase el 9 de mayo en Bucarest. Todos los partidos que quedan son finales dijo Simeone antes del partido en Sevilla, y no se equivocaba. Real Sociedad y el Málaga de los petrodólares visitan el Calderón esta semana en lo que se antojan 6 puntos fundamentales. La recta final tiene mérito, sin bajar los brazos en Liga y con paso firme en Europa hasta empatar con el Barça a 11 victorias seguidas a nivel continental. Récord que podría batir si gana al Athletic en la final. Conseguir entrar en Champions y ganar la Europa League por segunda vez son dos objetivos apetecibles, alcanzables, necesarios, y de lograrse, merecidos. ¡Vamos, Atleti! GONZALO MIRÓ