Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 30 DE ABRIL DE 2012 abc. es ABCdelDEPORTE 43 X. ALONSO, tiralíneas Grandes aperturas y buena coordinación con Granero DI MARÍA, voluntarioso Corrió mucho pero estuvo acelerado y fuera de forma OZIL, mágico Mucho desgaste y letal a la contra con sus pases C. RONALDO, participativo Entró mucho en juego pero esta vez no definió con brillantez BENZEMA, goleador Alternó aciertos con errores pero marcó dos goles LOS CAMBIOS KHEDIRA, bullidor En su papel, tapó espacios CALLEJÓN, discreto No entró mucho en juego ALBIOL, gris Entró poco en juego Sevilla superior que lo quiso hacer todo con fuegos de colores. Aun así, le dio para marcar en una buena combinación entre Benzema y Cristiano (jugada iniciada por Granero) finalizada por el luso con la calidad y clase que le caracteriza. El resto fue un mirarse el ombligo y decirse uff, qué bien juego al fútbol que es verdad por cierto. Tras el descanso se acabó tanta tontería. Mou pegó dos gritos y los violinistas se pusieron las pilas. Si los jugones se toman los partidos en serio, como suele suceder, el equipo va como una seda. El fuelle sevillista, que no es excesivo en un equipo con esos mimbres, facilitó la contra del Real, que es mortal si a Ozil le dejas respirar. El alemán lo hizo y en seis minutos dos goles de Benzema desmontaron definitivamente al Sevilla y liquidaron el partido. Benzema marca el tercer gol de certero cabezazo AFP EL SONIDO DEL BALÓN Acariciando la Liga Mañana complicada. El Madrid afrontaba una mañana complicada. Un partido como el del pasado miércoles te deja vacío. Vacío física y mentalmente. Y el de ayer era un encuentro que había que ganar para evitar que el desenlace de la Liga se convirtiera en angustioso. El Madrid, que empezó la temporada antes que nadie para estar en buen pico de forma de cara a la Supercopa, está cansado. Y más después de dos exigentes batallas contra Barça y Bayern. El Sevilla lo sabía y propuso un partido bastante abierto. Tiene en sus contras un arma poderosa con jugadores como Reyes Navas y Negredo. Y causaron muchos problemas en cada pérdida de balón de los blancos. Partido de ida y vuelta. En un partido de ida y vuelta el que más pegada demuestre tiene las de ganar. Y en ese apartado los de Mou son especialistas. En una temporada que pasará a la historia por el nuevo record de goles, los blancos hicieron gala de su gran efica- Minutos de la basura El resto fue un chau chau Experimentos de tiros desde la casa propia, jugadas de florero, oportunidades al banquillo, doble pivote ultra defensivo y demasiados minutos de basura. No había mucho que ofrecer y algunas de las cosas que se vieron no fueron edificantes. Cristiano provocó una agria discusión pospartido, adornándose, dando toques al balón de forma artificial, sin dejar caer el esférico al suelo, y los sevillistas, incluido su entrenador Míchel, se lo tomaron a mal. Sobró eso y sobraron los gestos de desesperación del portugués cada vez que sus compañeros no le daban el balón para aumentar su ya de por sí nutrida cuenta goleadora. De cualquier forma, al Madrid le sobró partido y le faltó rival. Los sevillistas, agujereados por los costados, descuidaron las marcas y no recibieron una goleada de escándalo por el buen trabajo de Javi Varas y porque los blancos insistieron demasiado en el juego mirando a la grada, que es algo muy malo y reñido con la eficacia. Al final, el Madrid acabó con Khedira y Albiol en el doble pivote mientras que en el Sevilla todo finalizó en un caos y en un despropósito. Si en la primera parte se tropezaban entre ellos (Navas casi descalabra a Negredo, que se las llevó todas) en la segunda mitad, Babá le quitaba tiros francos a Luis Alberto (un chico de gran futuro) y entre pitos y flautas los andaluces se fueron, una vez más, de vacío del Bernabéu. cia. Cristiano con una gran definición y Karim por dos veces en la segunda parte hacen que podamos acariciar el título. Un título de gran mérito. Ganarle cualquier competición a este Barça es dificilísimo. De hecho, el Real Madrid ha tenido que hacer unos números estratosféricos para poder ser campeón. Hay que valorar en su justa medida la magnífica trayectoria del equipo. Cristiano. Esta Liga será recordada como la de Cristiano. No sé con cuántos goles acabará, pero será una cifra extraterrestre. Seguramente pasarán décadas para que alguien se pueda acercar a lo conseguido por el portugués. Ha dado el pequeño paso que le faltaba para convertirse en aún mejor jugador de lo que era. Sin tantos gestos. Siendo más generoso con el colectivo. Más tranquilo. Menos ansiedad. Ha canalizado mejor todas sus sensaciones para convertirse en el amo y señor de este super equipo. Como siga a este nivel el Madrid seguirá optando cada año a ser campeón de todo lo que juegue. ÁLVARO BENITO OSCAR DEL POZO