Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 30 DE ABRIL DE 2012 abc. es internacional INTERNACIONAL 29 La extrema derecha también avanza en una Grecia en crisis BLos partidos radicales ganan posiciones ante las elecciones del próximo domingo B. CASTIELLA CORRESPONSAL EN ATENAS Reuters el líder socialista heleno Evangelos Venizelos. Voto de castigo Las próximas elecciones van a convertirse en el escenario propicio para que la población griega exprese un fuerte voto de castigo contra los partidos tradicionales, conservadores y socialistas, que han dominado la vida política del país y a los que se les culpa de haber gestionado pésimamente la crisis. Se teme un fuerte voto de castigo en especial por parte de los jóvenes, que sufren un índice de paro del 50 por ciento, y de los jubilados, que han visto cómo se les han recortado las pensiones en un tercio. Dos sectores demográficos esenciales, ya que la población con más de 65 años representa una tercera parte de la población del país, y los jóvenes- -entre 18 y 29 años- -un 15 por ciento. Las encuestas muestran el avance de los pequeños partidos- -varios de ellos muy radicales- -que se oponen frontalmente a los ajustes impuestos por el Fondo Monetario Internacio- El ultra Nikos Mihaloliakos REUTERS Los partidos radicales griegos, y en especial la formación de extrema derecha Alba de Oro, crecen en popularidad en la recta final de las elecciones legislativas que se celebran el próximo domingo. Varias encuestas señalan que Alba de Oro podría obtener un 5 por ciento del voto. Suficiente para entrar en el Parlamento, ya que basta con superar la barrera del 3 por ciento para obtener representación en la Cámara. Alba de Oro es un fenómeno muy extremista. Creo que es un ejemplo de fascismo al que nos oponemos radicalmente. Su presencia es un insulto a nuestra historia y al Parlamento afirmó a la agencia Alba de Oro El partido ultra de Grecia exige la expulsión de todos los inmigrantes, tanto ilegales como legales nal y la Unión Europea. Los socialistas del Pasok, en principio, podrían ser la fuerza más votada. Pero con una mayoría muy insuficiente para formar Gobierno. Ni siquiera está claro que puedan controlar el panorama político con la ayuda de los conservadores de Nueva Democracia. De entre todos esos pequeños partidos que pueden influir en el futuro de la vida política helena, destaca el ultraderechista Alba de Oro, que exige la expulsión de todos los inmigrantes- -legales e ilegales- alienta un nacionalismo ultrarradical y reúne a sus simpatizantes bajo un antiguo símbolo griego sospechosamente parecido a una esvástica. Alba de Oro está liderado por Nikos Mihaloliakos, de 55 años, varias veces condenado en los años setenta por actos violentos, y que en cuanto fue elegido para el consejo municipal de Atenas se hizo notar por su saludo nazi. Su partido, visceralmente antisistema y de tonos demagógicos, ha visto cómo ha crecido su implantación entre los sectores más desfavorecidos de la población, parados, obreros no cualificados y habitantes de la periferia de las grandes ciudades. En parte, también, gracias a su activismo social y a sus campañas para entregar paquetes con alimentos y ropa a los más pobres de los barrios más duros. De todas formas, el sistema electoral griego se defiende contra los pequeños partidos mediante una fórmula proporcional reforzada, que garantiza una prima de cincuenta diputados- -de un total de 300- -al partido más votado. Este mecanismo ha favorecido un sistema bipartidista por el que Nueva Democracia y el Pasok se han repartido el poder durante décadas.