Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 INTERNACIONAL LUNES, 30 DE ABRIL DE 2012 abc. es internacional ABC El final de Chávez destapa a un Estado narcotraficante BEl líder venezolano era informado cada semana de las operaciones de tráfico de drogas realizadas bajo control del Ejército, según pudo saber ABC EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL EN WASHINGTON LOS IMPLICADOS H ugo Chávez ha estado recibiendo durante años informes semanales sobre las operaciones de narcotráfico realizadas en Venezuela, llevadas a cabo bajo control de las Fuerzas Armadas. Detalles de esos encuentros, en los que el director de la Inteligencia Militar habría dado cuenta puntualmente al presidente venezolano de cómo se estaba desarrollando el negocio de los estupefacientes, han sido ofrecidos a la poderosa Agencia Antidroga estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés) por el huido magistrado venezolano Eladio Aponte. Así lo ha podido saber ABC de fuentes conocedoras de los pormenores de la voluntaria entrega de Aponte a las autoridades de Washington. Un narcotráfico de Estado, dirigido por narcogenerales y tutelado por el propio Hugo Chávez, y una Justicia amañada tanto para proteger esas operaciones como para montar juicios contra disidentes políticos, es la Venezuela del chavismo cuya realidad ahora emerge ante la descomposición del régimen. Pieza clave de esa utilización de los tribunales para los intereses del régimen fue el juez Aponte, primero como fiscal militar, y luego como responsable de la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia del país. Con Chávez en plena salud, Aponte habría tenido pocas oportunidades de escaparse. Pero ahora, con el presidente frecuentemente en Cuba y los responsables de seguridad más preocupados por su propio futuro, nadie reparó en que el gran testigo de la corrupción del chavismo podía marcharse del país. a 45 minutos de distancia. Y en la isla tomó un avión, primero a Panamá y luego a Costa Rica, donde le recogió la DEA. Sospechando que podía pagar los platos rotos por el caso Makled- -él mismo había usado a chivos expiatorios muchas veces para salvar la cara de altos mandos militares en procesos penales- Aponte estuvo enviando fuera del país documentos confidenciales durante tres meses. Todos están ya en poder de las autoridades estadounidenses. Carta comprometedora Entre ellos, por ejemplo, hay una comprometedora carta de 2007 en la que el entonces ministro de Defensa, el general Raúl Baduel, informaba a Chávez de que existían suficientes elementos que vinculan al general Henry Rangel, hoy titular de Defensa, con un caso de narcotráfico: un cargamento de 2,2 toneladas de cocaína, procedente de las FARC, se había guardado en un cuartel del Ejército de una zona fronteriza con Colombia y estaba siendo transportado por un convoy militar cuando fue interceptado. La carta, a la que ha tenido acceso este periódico, señalaba que Rangel era primo de uno de los imputados, y añadía: Muy respetuosamente sugiero se abra una profunda investigación y auditoría de sus bienes y el cese de sus actividades laborales, hasta que se pueda descartar su participación en los hechos antes mencionados Chávez no solo no promovió una investigación, sino que, de acuerdo con Aponte, le habría insistido para tapar cuanto se pudiera el asunto. Una injerencia en asuntos judiciales desde la Presidencia de la República que el juez asegura es frecuente en el régimen. Baduel pagó su osadía con la obligación de retirarse del Ejército al cabo de unos pocos meses, y en 2010 fue sentenciado a ocho años de prisión por corrupción. Rangel fue promocionado, como también lo acabaría siendo el teniente coronel Pedro Maggino, principal encausado en el mencionado proceso judicial, que Aponte manipuló. El expediente de ese juicio permite concluir que el caso no era un incidente aislado y que la planificación apuntaba a una red de narcotráfico bien establecida de oficiales militares según el dictamen de juristas que lo han examinado. DIOSDADO CABELLO PRESIDENTE DE LA ASAMBLEA Uno de los posibles sucesores de Chávez, Cabello es el jefe de todos ellos, el capo de los capos del narcotráfico, porque al final es quien controla toda la infraestructura del lavado de dinero asegura Aponte HENRY RANGEL MINISTRO DE DEFENSA Sus conexiones con el negocio de la droga ya habían sido señaladas por las autoridades estadounidenses. Debido también a sus vínculos con Hizbolá, el Departamento del Tesoro lo ha incluido en su lista de control de activos La huida Destituido el 20 de marzo por las acusaciones de Walid Makled, un excapo civil de la droga caído en desgracia debido a luchas internas, Aponte acudió a su despacho el día de su escapada para recoger sus cosas. Cuando salió del edificio le dijo al chófer que prefería regresar a casa en taxi. Viajó en taxi hasta la península de Paraguaná, a unos 500 kilómetros de Caracas. Allí contrató a un pescador para que lo llevara en lancha a la isla de Aruba, CLÍVER ALCÁZAR GENERAL DE DIVISIÓN El general Raúl Baduel Exministro de Defensa, fue sentenciado a ocho años de cárcel tras denunciar a Rangel como narcogeneral El juez Aponte Fue testigo de cómo el jefe de Inteligencia Militar presentaba a Chávez un informe sobre el narco Del general de la División Acorazada dependen los operativos del traslado de la droga desde la frontera de Colombia hasta su embarque. Aponte lo considera el zar de la droga amparado por la Oficina Nacional Antidroga El capo de los capos Aponte es la primera persona que involucra directamente a Chávez en ese negocio, según el testimonio que avanzó una vez ya fuera de Venezuela a las fuentes consultadas por ABC.