Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 23 DE ABRIL DE 2012 abc. es sociedad SOCIEDAD 73 Sevilla María José Pérez Vitoria Edorta Lamo Soy de ciudad, no sabía nada de esto A las cinco de la tarde de cada lunes, veinticinco escolares se acercan a la huerta de María José Pérez. Les enseño que la verdura no se cría en el supermercado afirma. Ella tampoco sabía nada cuando empezó. Soy de ciudad Ahora suma ya veinte años entre azadas, patatas y acelgas, al menos una hora y media cada día. Su parcela, dentro del proyecto huerta Las Moreras, tiene 150 metros. Cocino lo que cultivo Edorta Lamo pertenece a la nueva generación de cocineros vascos. Lleva los fogones de A fuego negro en San Sebastián, y Hor Dago! en Vitoria. En este último, en colaboración con la Fundación Zadorra, creó en octubre de 2011 un pequeño huerto en unos jardines que, en otro tiempo, pertenecieron al obispado. Allí crecen rábanos, remolachas, cebollas, arándanos o moras, que luego utiliza en sus preparaciones. FABIÁN SIMÓN ABC Zaragoza Antonio Villacañas Barcelona Marc Piulachs Leo libros de horticultura Antonio, de 66 años, era mecánico tornero. Sabía poco del campo. Sin embargo, en cuanto llega el buen tiempo, no hay día que no vaya a cuidar su huerto en la zona de Casetas, a 14 Km del centro de Zaragoza. Cultiva tomates, berenjenas, pimientos... Me asesoro. Y leo libros de horticultura que me sirven de orientación Lleva un año con una ocupación que le sirve de entretenimiento Es como apuntarse a un gimnasio Marc Piulachs, informático, heredó un terreno de su abuelo en Gavá, cerca de Barcelona. No sabía muy bien qué hacer con él. Tenía problemas con el Ayuntamiento, al que molestaba el abandono, hasta que decidió convertirlo en huertos de ocio que alquila por 25 euros al mes. Es como estar apuntado a un gimnasio dice. Frances Ginés (en la foto) cultiva uno de ellos. JUAN FLORES EDUARDO ARGOTE paisaje de las ciudades crían en el supermercado según dice María José Pérez, sevillana, de sesenta y dos años, que gestiona su espacio de 150 metros cuadrados dentro del programa Huerta las Moreras, en el parque Miraflores. Llevo veinte años con esto, quince de ellos con los huertos escolares. Hay seis o siete huertos destinados a que vengan los niños a sembrar y mover la tierra El proyecto de huertas en el parque Miraflores es pionero en España, un comienzo de este movimiento verde y participativo. En los años 80 se Ocio Los huertos en la ciudad crecen como opción de ocio y como símbolo de sensibilidad ecológica Crisis Parados y prejubilados encuentran en los huertos una forma de ocupar el tiempo libre construyeron en esta zona de Sevilla edificios que pronto se llenaron de emigrantes de los pueblos, recuerda María José López, del Comité Proparque Educativo Miraflores. Faltaban todo tipo de equipamientos, entre ellos zonas verdes Así empezó a gestarse la idea de las huertas que primero (1991) tuvieron el apellido de escolares, y un año después, de ocio. Al principio nadie las quería, pero ahora hay cola presume María José. Prospera esta moda en Sevilla; en Casetas, a 14 kilómetros de Zaragoza, donde el Ayuntamiento los alquila por entre 60 y 70 euros al año, o en Vitoria, donde la Fundación Zadorra gestiona unas 350 parcelas individuales y colabora con una decena de asociaciones que ayudan a colectivos desfavorecidos. Cedemos gratuitamente- -por ahora- -las parcelas durante cinco años, pero hay que renovarlas año a año afirma su responsable, Javier Chaves. La vida verde brota en estos pequeños oasis, relucientes en primavera. Una moda nada pasajera.