Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL Resultados provisionales Con el 96,16 de los votos escrutados, Hollande parte como ganador con una ventaja ligera, pero que podría aumentar o no en la segunda vuelta LUNES, 23 DE ABRIL DE 2012 abc. es internacional ABC F. Hollande N. Sarkozy 28,5 El candidato socialista parte como favorito en la segunda vuelta El presidente necesitará el voto de Le Pen y y de los centristas 27,1 Corta victoria de Hollande sobre BFrancia abre una de las campañas más duras hacia el Elíseo en busca del voto de la extrema derecha JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL EN PARÍS Sarkozy S egún datos oficiales parcialesavanzadosporelMinisterio del Interior, al 96,16 del escrutinio, François Hollande ganó la primera vuelta de las elecciones presidenciales consiguiendo en torno al 28,5 de los votos. En segundo puesto, Nicolas Sarkozy, habría conseguido alrededor del 27,1 Quedan dos semanas de campaña, antesdelvotodelasegundaydecisiva vuelta, el 6 de mayo. En su primera reacción, el candidato socialista declaró: Los franceses han apoyado masivamente mi candidatura. Ese voto también es una sanción del mandato presidencial que se acaba. Soy el candidato de la unión por el cambio. Cambio lo másgrande posible, detodaslasizquierdas, deentrada. Tambiénsoyelcandidato de la unión de todos los ciudadanos de una República ejemplar, candidatos de todos los franceses que están contra los privilegios. El cambio está en marcha. Nada lo detendrá En su primera comparecencia, Nicolas Sarkozy declaró: Los franceses deben hacer una elección histórica. La cuestión central de esta elección es la defensa de nuestro modo de vida, en un mundo que cambia. Ha llegado el momento crucial: el de los programas. Los franceses deben elegir al presidente que mejor pueda protegerlos y defender su modo de vida durante los próximos cinco años. Quiero hablar a todo el pueblo francés. Unidos comenzamos la segunda vuelta con serenidad. El amor a la patria debe unirnos en el proyecto común que yo represento Marine Le Pen, candidata del Frente Nacional (FN, extrema derecha) quedó en tercer puesto, con cerca del 18,1 de los votos. Se trata de un gran aldabonazo. Su padre, Jean- Marie Le Pen, consiguió acercarse al 17 de los votos en la primera vuelta de las presidenciales de 2002, cuando el líder extremista eliminó al candidato socialista de la época, Lionel Jospin. El amor a la patria debe unirnos en el proyecto que yo represento En su primera reacción, Marine Le Pen lanzó un ataque de gran calado contra Sarkozy, en estos términos: Estamos viviendo el comienzo de un gran reagrupamiento de patriotas de Francia y defensores de su identidad. Ocurra lo que ocurra la batalla está comenzando ahora. Ante todo el sistema de las élites nosotros hemos conseguido la explosión del sistema de los partidos, los falsos sondeos y los financieros. Esto es solo el principio. Nosotros somos la única alternativa a la izquierda y la derecha liberal Con esas palabras, la candidata de extrema derecha está pidiendo a sus electores que abandonen a Sarkozy el próximo 6 de mayo. Marine Le Pen apuesta por la llegada al poder de un presidente socialista para intentar seguir creciendo a costa de la derecha moderada y liberal. En cuarta posición, Jean- Luc Mélenchon, con el 11,1 de los sufragios de la primera vuelta, también reaccionó muy rápido: ¡Tenemos que hacer todo loposiblepara derrotaraNicolasSarkozy, sin contra partidas de ningún tipo. Parcialmente derrotado, el candidato del Frente de Izquierda (PCF, más grupúsculos izquierdistas) aporta su apoyo al candidato socialista. François Bayrou, candidato centrista, consiguió en torno al 9,1 de los votos. El centrista es un gran derrotado. Y su hundimiento es una muy mala noticia para Sarkozy, que solo podrá contar con una parte modesta del reducido electorado centrista. Bayrou comentó su derrota: Francia necesita una fuerza centrista. Está enferma y su mal de agrava. Necesita con urgencia una fuerza de equilibrio contra los extremos Desastre ecologista Eva Joly, ecologista, habría hundido el movimiento ecologista, con alrededor del 2,2 de los votos. En su derrota, la candidata socialista se apresuró a tomar partido contra Sarkozy, en la recta final de la segunda vuelta. Los otros cuatro candidatos, de derecha nacionalista y extrema izquierda, solo habrían conseguido resultados apenas significativos. La victoria de François Hollande le permite comenzar la segunda vuelta en buena posición. Sin embargo, el candidato socialista solo podrá ganar El voto centrista Bayrou consigue en torno a un 9,2 de los votos, que serían ahora para Sarkozy