Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 8 DE ABRIL DE 2012 abc. es madrid MADRID 53 Las megaestructuras de Las Vegas Sands El discreto adiós de una dura luchadora BLos restos de la ex delegada del Gobierno Soledad Mestre han sido incinerados en el Tanatorio de La Paz CARLOS HIDALGO MADRID Vicálvaro M- 45 VALLECAS Zona 3 161 ha A- 3 Zona 5 100 ha 2 Valdecarros Zona 1 632 ha M- 50 Arriba, el casino Sands de Macao; sobre estas líneas, la espectacular azotea en forma de barco del complejo de Singapur, que se inauguró en 2010 P. SÁNCHEZ ABC Zona 7 258 ha además del Ayuntamiento de Alcorcón. Los primeros suponen, aproximadamente, el 80 Dentro de dichos terrenos se incluye la futura Ciudad Deportiva del Atlético de Madrid, un proyecto que es irrenunciable para el alcalde de Alcorcón, David Pérez, como ha señalado en más de una ocasión. La parcela de la Venta de la Rubia es, a la vista está en las imágenes que ofrecemos en estas páginas, llana, diáfana y muy bien proporcionada. Los que apuestan por este emplazamiento para EuroVegas insisten, además, en que dispone de un tratamiento urbanístico adecuado para el proyecto norteamericano. Es una opción fácil porque se pueden adquirir los terrenos con las menos complicaciones posibles indican desde el entorno de alguno de los propietarios. Por lo demás, el Ayuntamiento mantiene que Alcorcón está muy bien conectado y que siempre es mejor el norte del sur que el sur del norte comentan. Las 1.200 hectáreas en cuestión (esa puede ser su superficie máxima) de la Venta de la Rubia lindan al norte con la ciudad financiera de Boadilla del Monte, al este con el desarrollo residencial Retamar de la Huerta, al oeste con los terrenos de la Operación Campamento y, al sur, con la autopista A- 5 (Madrid- Extremadura) Alcorcón espera el proyecto con los brazos abiertos. Están en juego una inversión de 15.000 millones de euros y 250.000 empleos. En este sentido, recuerda que el municipio tiene unos 14.000 parados. Por ello, su alcalde reivindicaría que las primeras contrataciones fueran para sus vecinos desempleados. Sería maravilloso lograr el pleno empleo señalan desde el Consistorio. Valdecarros, la otra opción La otra opción madrileña para albergar EuroVegas es Valdecarros. Se trata de un desarrollo que ocupa una superficie de 1.886 hectáreas- -casi 19 millones de metros cuadrados de suelo- -en la zona sureste de la capital. Está dividida en siete sectores, y en ella existía un plan para construir 49.375 viviendas, según los datos municipales. Es de uso residencial, según la actual configuración del Plan General. Del total de suelo, un 70 es propiedad del Ayuntamiento y la Empresa Municipal de la Vivienda, el Ivima y cuatro grandes inmobiliarias: Zapata, Sandi, Negocios Peninsulares y Priconsa. El 30 restante está en manos de pequeños propietarios de suelo. Sobre esta superficie estaba previsto construir más de 49.000 viviendas, en un completo plan que incluía varios hitos arquitectónicos- -edificios de más de 40 pisos de altura- Pero la crisis detuvo la iniciativa, que ahora podría verse transformada si finalmente EuroVegas se implantara sobre esta zona. Supondría un bocado de casi el 60 del terreno, lo que obligaría a modificar el proyecto relativo a la urbanización de la zona. De momento, todo está aún en el terreno de las especulaciones. En mes y medio se conocerá la decisión. Se ha ido como llegó a la Delegación del Gobierno, hace ya seis años, casi sin hacer ruido. María Soledad Mestre García (Madrid, 1948) Marisol para sus allegados, era una política de furia silenciosa. Lo demostró en lo profesional, con su lucha contra la criminalidad; pero también en lo personal, batallando contra el cáncer que no le impedía acudir cada día al despacho de la calle de Miguel Ángel durante los tres años que ostentó su cargo más relevante. Y que el Jueves Santo le puso la última zancadilla. Sus restos han sido incinerados en el Tanatorio de La Paz. El 23 de mayo de 2006, tomaba posesión como delegada del Gobierno en los días de vino y rosas del primer mandato de José Luis Rodríguez Zapatero. Pero lo hacía precedida de la polémica dimisión de su predecesor, Constantino Méndez, uno de los mejores responsables gubernamentales de la seguridad ciudadana madrileña. Méndez fue la principal víctima política del caso Bono aunque luego el Tribunal Supremo revocó la sentencia que le había condenado por la supuesta detención ilegal de dos militantes del PP madrileño. Mestre conoció este último fallo judicial por ABC y mostró una contenida satisfacción. Luego, entre bambalinas, su alegría se multiplicó. Porque su discreción, y quizá la formación periodística de una de sus dos hijas, la aconsejaban prescindir de alharacas en sus comparecencias públicas. Su relación con la prensa era amabilísima, pero algo recelosa. Le tocó lidiar con morlacos de los que salió victoriosa: la detención de El Solitario el caso Bloque de Coslada; la tasa de homicidios; y las horrorosas Navidades de 2007, en las que una espiral de atracos pusieron patas arriba centros comerciales y la Milla de Oro La alarma social jugó en su contra, por lo que hacía hincapié en el concepto de sensación subjetiva de inseguridad Otro de sus mascarones de proa fue, como en el caso de sus sucesoras, su especial dedicación a la lucha contra la violencia machista. Y le llovieron las quejas por los cupos de detenciones de inmigrantes, que no ordenó pero que tuvo que tragarse. Hasta que le costaron el cargo. DANIEL G. LÓPEZ Entregada al servicio público Hasta que Rafael Simancas la propuso como delegada del Gobierno a su partido, Mestre fue directora general del Ejecutivo central, parlamentaria regional, adjunta al Defensor del Pueblo, vocal del CGPJ y, desde 2009, embajadora en Misión Especial para Seguridad Interior de la UE Cristina Cifuentes DELEGADA DEL GOBIERNO La conocí en la Asamblea, era una gran amiga e hizo muy buen trabajo Pero quizá los envites más duros fueron los del fuego amigo. Porque hubo sindicatos y mandos policiales con los que no se entendió (o viceversa) aunque encontró un fiel apoyo en el también triste y prematuramente desaparecido comisario principal Javier Redondo, por entonces número dos de la Jefatura Superior de Policía y que, más tarde, hasta su muerte en diciembre pasado, dirigió. En lo personal, Mestre tenía predilección por el buen chocolate y la serie El ala oeste de la Casa Blanca su biblia de ficción televisiva. Descanse en paz.