Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 DEPORTES VIERNES, 23 DE MARZO DE 2012 abc. es deportes ABC El líder desconfía de su fútbol BEl Madrid brillaba con los jugones y Mourinho volvió al músculo. Con Lass y Khedira, el equipo sufre. El miedo al descenso físico le ha dejado sin juego TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID El Real Madrid debe hacer examen de conciencia. Lo hace en su fuero interno. Los errores de Paradas Romero sirven para poner un muñeco en la diana, valen para desviar la atención, pero los profesionales del club saben que el equipo no juega al mismo nivel desde que Mourinho acabó con el cuarteto de cuerda de los jugones formado por Xabi, Granero, Ozil y Kaká. El portugués regresó al Madrid del músculo, primero con Lass y definitivamente con Khedira, y el rendimiento ha descendido paulatinamente. El trivote colocado frente al Villarreal, con el francés y el alemán como lugartenientes de Alonso, supuso el colmo de la desconfianza que el propio entrenador tenía en sus hombres. El golpe franco de Cazorla ha matado demasiados pájaros de un tiro. El técnico retornó en Castellón al triángulo de presión alta porque ha observado que la plantilla se encuentra sin velocidad. Acudió a la fuerza para sostener un alto ritmo, a costa del buen fútbol. Ha vuelto a sus sistemas de disciplina táctica y ha desechado el mejor Madrid de la temporada, con Granero como liberador de Xabi. Es para utilizar su célebre pregunta. ¿Por qué? Por corregir el bajón físico lo que ha descendido es el nivel de su fútbol. Los hechos son evidentes. Con el Pirata dentro del barco, los blancos mantuvieron un rumbo fijo. Vencieron al Athletic (4- 1) el Zaragoza (3- 1) el Levante (4- 2) y el Racing (4- 0) ¿Por qué no lo mantuvo? El líder ofreció entonces su mejor versión. Pero un partido intercalado dio el aviso de lo que vendría: el Madrid visitó Getafe y Mourinho alineó a Lass. Se jugó jugó mal. Ramos, de cabeza, salvó los puntos. La recuperación de Khedira acabó con la apuesta por la calidad. El alemán reapareció frente al Rayo, el 26 de enero, y los blancos comenzaron esta cuesta abajo. Un taconazo increíble de Cristiano dio la victoria al líder en Vallecas. Mourinho comenzó a decir que el rival había merecido la igualada. El empate en Moscú (1- 1) de nuevo con Khe- El cuarteto de cuerda El público disfrutó con Granero, Xabi, Ozil y Kaká. Ganaron cuatro partidos. Y Esteban volvió al banquillo 22- 1- 2012: REAL MADRID, 4; ATHLETIC, 1 21- 2- 2012: CSKA MOSCÚ, 1; REAL MADRID, 1 Granero (a la izquierda) dio paso al cuarteto de los jugones AFP Khedira recuperó el Real Madrid físico AFP 21 21 El mejor Madrid, el de siempre, con Granero para asentar la calidad Lo que es la vida. Esteban Granero meditaba la oferta del Betis en el mercado de invierno y la lesión de Khedira suscitó una cumbre entre el futbolista y Mourinho. El entrenador le pidió que se quedara, porque la baja del alemán le dejaría sitio para jugar. Esteban decidió continuar en el Real Madrid y fue titular frente al Athletic. El portugués se atrevió por fin a realizar la apuesta por el fútbol que le pedía la afición. El Pirata ejerció como compañero de Xabi en el doble Granero Alonso Kaká Ozil Cristiano El Real Madrid físico surgió del frío con Khedira en el centro de Moscú Mourinho tenía miedo del frío y de la potencia del CSKA de Moscú y aparcó el fútbol de clase para recuperar un centro del campo de pelea. Khedira sentó a Granero. Y Callejón dejó a Kaká como compañero de Esteban en el banquillo. El partido fue horrendo. El campo tampoco permitía lucirse. Y el Madrid no lo intentó. Aceptó el duelo de fuerza. Cristiano adelantó al conjunto español con un disparo colocado. El delantero aprovechó un mal despeje de Khedira Alonso Ozil Callejón Cristiano Benzema Benzema pivote y engarzó el fútbol con Ozil y Kaká como medias punta. Ha sido el mejor Real Madrid de la temporada. Los rojiblancos se adelantaron en el marcador. No importó. El líder remontó con cuatro goles. El público terminó ovacionándole. la defensa local para marcar un gol importante en la eliminatoria. Al final, el cuadro moscovita empató gracias a un error arbitral, que no señaló una falta al propio Ronaldo. Coentrao cometió otra un segundo después y llegó el 1- 1.