Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 MADRID VIERNES, 23 DE MARZO DE 2012 abc. es madrid ABC Ramoncín libre en dos meses BEs el único de los asesinos de Sandra Palo juzgado como menor que queda en prisión BLa fiscal rebajó ayer la pena a él y a Ramón por falso testimonio a una multa, tras negarse a declarar M. J. ÁLVAREZ MADRID P referimos guardar silencio Así lo manifestaron ayer a preguntas del Ministerio Fiscal los bautizados como Los Ramones Son dos de los tres menores, que, junto al célebre Rafita fueron condenados en octubre de 2003 por secuestrar, violar y quemar viva con un euro de gasolina a Sandra Palo. El atroz crimen ocurrió en la madrugada del 17 de mayo de 2003. La víctima- -con un 53 de minusvalía- -tenía entonces 22 años, mientras que Juan Ramón Manzano Manzano, alias Ramoncín el único que permanece en prisión, tenía 17; mientras que sus cómplices, Ramón Santiago Jiménez, 16, y Rafael Fernández García, Rafita 14. Los dos primeros comparecieron ayer en la vista que se celebró en el Juzgado de lo Penal número 1, acusados de los delitos de falso testimonio y desobediencia grave. Ocurrió durante sus declaraciones en calidad de testigos, en el juicio que se celebró en enero de 2005 en la Audiencia Provincial contra Francisco Javier Astorga Luque, El Malaguita el único mayor de edad que participó en los hechos. Fue condenado a 64 años, lo que se traduce en que cumplirá 25, la pena máxima por asesinato con alevosía y ensañamiento. Juan Ramón Manzano Manzano (a la izquierda) y Ramón Santiago Jiménez, ayer en el juicio VÍCTOR LERENA LA FAMILIA DE LA VÍCTIMA No han bajado la cabeza y su actitud era desafiante M. J. Á. MADRID Amnesia total Fue entonces cuando el tribunal decidió deducir testimonio a Los Ramones para determinar si mintieron e incurrieron en grave desobediencia ante su amnesia total ante los hechos enjuiciados. El motivo fue que respondieron, en todo momento, con constantes evasivas, se negaron a contestar y trataron con chulería a la representante del Ministerio Fiscal. Tanto ésta como la acusación particular, representada por los padres de Sandra Palo, solicitaban en principio para cada uno tres años de cárcel, la condena máxima: dos por sendos de- ¡Asesinos! ¡Hijos de puta! ¡Mierdas, que sois unos mierdas! Fueron los calificativos que dedicó la madre de Sandra Palo a su salida del juicio a los dos encausados. No pudo contener su indignación, su rabia y los nueve años de dolor y sufrimiento en los que se ha quedado anclada. No nos dejan descansar, está siendo muy duro indicó. No han bajado la cabeza en ningún momento y han mantenido una actitud altiva y desafiante, sobre todo, Juan Ramón Manzano Manzano subrayó con lágrimas en los ojos. De hecho, durante la entrada de los fotógrafos a la sala para captar las imágenes de los dos procesados, fue el único que miró hacia atrás varias veces; mientras que el otro, que entró con una braga, se tapaba el rostro. Son unos cobardes. No he podi- do contener mi rabia. Que me lo hubieran hecho a mí, que me habría podido defender, no a una niña inocente de 22 años que, de hecho, era como si tuviera 9 aseveró. Es una vergüenza todo lo que está pasando. Un ejemplo de ello es lo ocurrido con El Rafita cada dos por tres delinque y acaba en la calle, como pasó la semana pasada. Hoy he tenido que soportar la actitud de estos dos; el año pasado salió uno, este verano lo hará el otro... Así no podemos creer en la justicia, con nosotros no se ha hecho. Tienen que cambiar mucho las cosas para que confiemos en ella. Sólo hay justicia para los asesinos Ramón pidió salir por la zona de conducción de presos para evitar encontronazos con la familia. litos de falso testimonio y un año por delito de desobediencia grave. Sin embargo, ayer la fiscal modificó su escrito final de acusación y eliminó el delito de desobediencia y mantuvo el de falso testimonio, rebajando la pena e imponiendo una multa de 6.000 euros a cada uno durante diez meses, a razón de 20 euros al día. Ahora será el juez el que tendrá la última palabra, al quedar el juicio vis- to para sentencia. De seguir el criterio de la representante de la Fiscalía, ni Ramón que quedó en libertad en junio de 2011, pisará la cárcel; ni Ramoncín al que le quedan dos meses escasos para acabar de cumplir la condena impuesta por el crimen de Sandra Palo- -ocho años de internamiento, que terminó en 2011, además de otras causas pendientes- -prolongará la prisión. Ayer, Los Ramones no abrieron la boca. Se acogieron a su derecho de guardar silencio, tras ponerse en pie. Era el guión previsto. Lo raro hubiera sido lo contrario. La Fiscalía les acusó en su día de obstaculizar el esclarecimiento de los hechos y de responder de forma evasiva y contradictoria, llegando a negar los hechos declarados meses antes ante la Fiscalía de Menores, así como en el Grume, don-