Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 ABCdelOCIO VIERNES, 23 DE MARZO DE 2012 abc. es ABC Vente a Alemania, Hussein ALMANYA Adrenalina en vena AL BORDE DEL ABISMO Dirección: Yasemin Samdereli. Con: Fahri Ögün Yardim, Demet Gül. Dirección: Asger Leth. Con: Sam Worthington, E. Banks. U na mirada muy cercana, apasionada y mordaz a la inmigración, al arraigo y desarraigo de una gran familia turca en Alemania, escrita y dirigida por Yasemin Samdereli con un sentido del humor y también del respeto absolutamente admirables, tal y como está de turbio ese asunto del asentamiento islámico en Occidente Podría titularse, para entendernos, Vente a Alemania, Hussein que así se llama el patriarca de esta familia de inmigrante de tercera generación y que conseguirá por fin la nacionalidad alemana tras comprometerse a comer cerdo a diario y a viajar a Mallorca cada dos años. Humor, pero también ese tonillo de amargura en un niño al que no le dejan jugar en el colegio ni en el equipo de los alemanes ni el de los turcos... La película es un viaje de ida y de vuelta, pues también mira socarrón el paisaje y paisanaje de Turquía, donde aún se empeñan en llevar bigote. O. RODRÍGUEZ MARCHANTE N David Bill Carradine, esperando tranquilamente a que llegue su hora Kill Bill 2 de Quentin Tarantino, este domingo con ABC por 1 euro T arantino remató la faena de su opus killbilliano por todo lo alto, con una segunda entrega que rebasa ampliamente el listón de sangre, vendetta y guiños cinéfilos del primer volumen, tarea nada fácil. Pero no hay más que ver el primer capítulo (en realidad sexto) La masacre en Two Pines con ese aire de spaghetti western de arte y ensayo y en capilla, para darse cuenta de que la traca final se las traía. Con solo dos obstáculos (Budd y Elle Driver) para llegar a su anhelado objetivo final (Bill) La Novia, o Beatrix Kiddo, protagonizará unos cuantos fragmentos que han quedado grabados a san- gre y fuego en la retina del espectador. Por ejemplo, el brutal entrenamiento del chino loco Pai Mei, que le servirá a nuestra heroína para escapar del ataúd donde la enterró Budd (lástima que Ryan Reynolds se perdiese esa clase para Buried el encuentro golpe a golpe y ojo por ojo contra Elle (Daryll Hannah, dispuesta a intervenir en una hipotética Kill Bill 3 y, sobre todo, el mortal kombat final con Bill, precedido de un monólogo memorable, con estacazo a Supermán incluido, al más puro estilo tarantiniano. Al final, como reza el epílogo, la leona ha vuelto con su cachorro y todo está bien en la selva Amén. J. C. ada es lo que parece y, cuando aparece, lo que es resulta mejor de lo esperado. Eso sí, mientras la bestia peluda va descubriendo su faz, todo es un colmillo retorcido que te va atrapando, soltando adrenalina, pendientes de una angustia total que va in crescendo. Leth ha conseguido un thriller lleno de precisión y vitalidad en el que se conjuga todo lo que interesa al ciudadano de a pie: la lucha contra el malvado poderoso que, hoy más que nunca, estrangula al de abajo. En la compleja trama para dar la vuelta a la tortilla, Leth imagina una historia que va devorando todo lo demás: Nueva York, la cornisa, los policías, la familia, los negociadores... Un complejo puzle bien trabajado, con un ritmo tan incesante e intenso que te mantiene colgado de la cornisa (o del abismo) desde el primer instante hasta el último suspiro. J. M. CUÉLLAR Olvídate de mí TODOS LOS DÍAS DE MI VIDA Dirección: Michael Sucsy. Con: Rachel McAdams, Channing Tatum. L a amnesia, mezclada o no con la magnesia, es un metrónomo habitual que Hollywood usa para marcar el paso, en plan comodín o incluso como esa siniestra baba rosa de los cuchitriles fast- fo- od. Y, hablando de babas (y de fast- food, claro) he aquí la última culebrilla desmemoriada aplicada al dramasentimental, enla línea de 50 primeras citas o hasta de Más allá del tiempo (también con McAdams y sus adorables lunares) una moza debe soportar a un pobre diablo (Tatum, ese Mark Wahlberg en modo romántico on es decir, con jersey de ochos color hueso) emperrado en demos- trar que es su marido mientras ahuyenta a su noviete de instituto, época donde se han detenido sus recuerdos. La historia, real previsible, blanca (menos en su feroz y tan pancha justificación del adulterio altoburgués) y con par de guays en cada página de guión, es tan inofensiva que ni llega a ser mala. Solo perfectamente olvidable. J. CORTIJO Consulte las críticas de los otros estrenos del día, El perfecto desconocido y Queridísimos intelectuales en www. abc. es cultura- cine