Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 23 DE MARZO DE 2012 abc. es ABCdelOCIO 45 C ine críticas Pasiones y compasiones REDENCIÓN Dirección: Paddy Considine. Intérpretes: Peter Mullan, Olivia Colman. T Inserso en la India EL EXÓTICO HOTEL MARIGOLD al vez no sea difícil urdir el sentimiento trágico, pero sí lo es, y mucho, exhalarlo y que se padezca, que se palpe, y más aún si viene envuelto en una historia presa de lo cotidiano, de lo vulgar. Y eso es exactamente lo que hace en su debut como director el actor Paddy Considine en esta película mediante el áspero y conmovedor retrato de sus dos personajes protagonistas, un hombre preso de un furioso fatum y una mujer ungida de piedad, infortunio y lado oscuro. Redención comparte clima y paisa- je con ese cine descarnado y seco del mejor Ken Loach, pero como restregado por un rallador de pan, más fino en lo ideológico y con más solidez dramática, aunque la mirada de Considine hacia la carne de sus personajes esté más cercana a la de Mike Leigh. Todo el naturalismo externo de la película, amplificado hasta el extremo por las magníficas interpretaciones de Peter Mullan (actor que alude también a Loach) y Olivia Colman, choca, extraña, pero eficazmente, con las grandes dosis de escurridizo simbolismo interno tanto de los personajes como de sus actos y motivaciones, hasta el punto de que la propia frialdad del argumento y lo espinoso de la trama envuelven de calidez e inclina- ción al espectador, a pesar de los pesares. A pesar, incluso, de que ofrece una visión perturbadora y distorsionada de la violencia, de los muelles que la propulsan y de la rara catarsis que la escolta. Aparte de su pegada trágica y narrativa firme, solvente y sobria de Considine, la película goza de un trabajo abrumador de Mullan, que aprieta y acaricia con la misma fe, y el complejísimo batiburrillo de pasiones y compasiones que Olivia Colman inocula a su personaje que convierte el desconcierto en sinfonía y la indecisión en seísmo. Tal vez por ello, y por algo perturbador y retorcidamente ético en la intención del director, lo que es sin duda una desconcertante tragedia también puede verse como una crónica balsámica y hasta esperanzadora. O. R. MARCHANTE Dirección: John Madden. Intérpretes: Judi Dench, Bill Nighy, Dev Patel. L a premisa de esta película desprende un curioso aroma poscolonial: un grupo de jubilados ingleses de economía más o menos ajustada decide retirarse a una suerte de residencia para la tercera edad... en la ciudad india de Jaipur. Un personaje, el de la inefable Maggie Smith, no cesa de proferir exabruptos raciales (pese a provenir de una sociedad multiétnica como la británica) mientras que en el otro extremo el juez que encarna el estupendo Tom Wilkinson regresa en busca de un viejo amor de juventud. El guión con el que trabaja el director John Madden (o la novela de la que parte) peca de colonialismo en un sentido distinto: está lleno de tópicos sobre la India (un tótum revolútum de exotismo, miseria y alta tecnología) los paisajes de la India (aunque no los veamos, realmente) y los personajes que uno espera encontrarse en la India. Pero no es la problemática mirada occidental el tema que preocupa a Madden: lo que ha querido hacer aparentemente es una versión exótica y para la tercera edad de ese gran éxito del cine inglés que fue Love Actually (el vínculo lo establece la presencia de Bill Nighy, aquí mucho más apocado que el memorable rockero que allí encarnó) A saber, una película coral sobre la segunda (o tercera) oportunidad que el viaje procura a sus personajes para rehacer su vida o su situación de pareja. Es un tema grande como la vida misma y proclive al lugar común pese a que aquí se module a través de media docena de personajes, y se beneficie de la impecable dicción de grandes actores como Judi Dench, Wilkinson o Maggie Smith. Pero estos reparos a la construcción o el tópico que asoma de vez en cuando por la trama sucumben ante su carácter de película positiva de buen rollito, que la convertirá en favorita del público de cierta edad: no hay más que ver las furibundas cartas al director de los periódicos ingleses que han publicado críticas negativas al trabajo de Madden. ANTONIO WEINRICHTER