Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA VIERNES, 23 DE MARZO DE 2012 abc. es españa ABC Un testigo corrobora que Blanco invitó a Dorribo a subir a su coche B El director de Cofares, que estuvo en la cita de la gasolinera, no vio ningún sobre con dinero N. VILLANUEVA MADRID El director general de la cooperativa farmacéutica Cofares, José Antonio López Arias, negó ayer ante el juez del Supremo José Ramón Soriano que presenciara la entrega de un sobre por parte del empresario Jorge Dorribo al primo del ministro José Blanco en la gasolinera de Guitiriz (Lugo) Según Dorribo, ese sobre contenía 200.000 euros como pago a las supuestas gestiones del entonces titular de Fomento. El testimonio de López Arias era clave en el marco de la investigación a Blanco en el Alto Tribunal, pues, según declaró Dorribo ante la juez de Lugo Estela San José, el director de Cofares fue testigo de esta entrega en la estación de servicio. Durante su declaración, a la que ha tenido acceso ABC, López Arias relató el ya famoso episodio de la gasolinera y corroboró que el ministro invitó a Dorribo a subir a su coche, algo que, por otra parte, el propio Blanco tampoco ha negado. El director de Cofares, un grupo que engloba una treintena de distribuidoras farmaceúticas, relató que fue Dorribo quien le informó de la comida de Blanco con empresarios que tuvo lugar en Lugo el 5 de febrero de 2011. López se desplazó en avión desde Madrid a La Coruña, en cuyo aeropuerto Dorribo le recogió en coche. Desde allí se dirigieron al almuerzo, y, ya sobre la marcha, Dorribo le informó de que iban a parar un momento en la gasolinera de Guitiriz porque había quedado con el ministro Durante el viaje, hablaron de un almacén que el testigo tenía en Betanzos y sobre el que solicitó una ayuda pública. Dorribo se ofreció a preguntar por el tema y a hacer alguna gestión a ver cómo estaba eso salida, cuando estaban en la puerta, Blanco le dijo a Dorribo que se fuera con él en el coche En ese momento (supuestamente cuando a Blanco ya le constaba que Dorribo había dado el dinero a su primo) los cuatro se separaron y partieron a la comida: Dorribo y Blanco, juntos en un vehículo; López Arias en otro detrás de ellos, y Bran en el suyo. El director general de Cofares aseguró que ni antes ni después del encuentro con Blanco en la estación de servicio vio a Dorribo entregar nada al primo de Blanco, aunque reconoció que no recuerda si Dorribo y Bran se separaron de él en algún momento. No lo descarta: si esto sucedió fue cuando se desplazaron hacia el cen- tro del aparcamiento No vi nada anormal, sino unas personas charlando normalmente dijo ayer López Arias. Tampoco vio nada extraño en la comida de los empresarios con el ministro, en la que el testigo habló con Blanco de temas generales, como de los controladores aéreos, del AVE a Galicia o del gasto de carreteras En ese almuerzo, Dorribo y el ministro no se sentadon juntos. Ni él ni ninguno de los presentes plantearon ningún problema empresarial a Blanco, dijo. Consecuencia de la huelga Por otra parte, el Tribunal Supremo ha modificado las fechas de declaraciones previstas para la próxima semana como consecuencia de la huelga general. La de María José Marqués, directiva de la empresa de Dorribo Laboratorios Nupel, ha quedado de momento sin efecto. La del alcalde de Sant Boi (Barcelona) Jaume Bosch, se adelanta al lunes 26. José Antonio López Arias EFE Los tres acusados, componentes de Ardor Destómago durante el juicio celebrado ayer en la Audiencia EFE AUDIENCIA NACIONAL El trayecto en un vehículo Una vez en la gasolinera, y antes de que llegara Blanco, Dorribo le presentó a Manuel Bran, quien ya estaba allí, y los tres juntos esperaron al ministro. Blanco llegó en un coche seguido por el de un escolta. Los cuatro (Blanco, Dorribo, Bran y el testigo) entraron al local a tomar un café y a la El fiscal pide 1.800 euros por injuriar al Rey en una canción N. V. MADRID Contactos en Fomento El testigo dice que Dorribo se ofreció a hacer una gestión sobre una nave que tenía en Betanzos La Fiscalía de la Audiencia Nacional mantuvo ayer su petición de multa de 1.800 euros para los tres componentes de un grupo de música punk rock por injuriar al Rey en una canción. En junio de 2010, el Ayuntamiento de Segovia editó el CD que contenía, entre otros, el tema Una historia real para promocionar a grupos musicales, una decisión que se saldó con la destitución del concejal de Juventud por no haber supervisado el contenido de las canciones que pasaron a formar parte del disco de la IV Muestra de Música Joven de la ciudad. De hecho, el alcalde segoviano, Pedro Arahuete, y el edil destituido que testificar ayer en la vista. Por su parte, los tres acusados mantuvieron un discurso idéntico: no solo negaron ayer haber participado en la letra de la canción, sino que insinuaron que habían suplantado su personalidad en esa grabación. Los tres se negaron a contestar a las acusaciones y, ante una eventual condena, hicieron hincapié en que dependen económicamente de sus padres. En sus conclusiones definitivas, la fiscal Ana Noé recordó que la libertad de expresión no es un derecho ilimitado y en este caso entra claramente en colisión con el derecho al honor de Don Juan Carlos. La canción es un evidente menosprecio a la figura del Rey y de lo que representa dijo. La acusación, ejercida por el PP, llegó a pedir la imputación del concejal destituido, algo que el juez negó, al ser el grupo el único responsable del posible delito de injurias.