Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL MARTES, 13 DE MARZO DE 2012 abc. es internacional ABC Los talibanes prometen vengar la matanza de Kandahar BLos vecinos afirman que participaron más personas, además del único soldado detenido M. AYESTARAN ENVIADO ESPECIAL A AFGANISTÁN Una retirada cuestionada BAnálisis EMILI J. BLASCO Venganza. Los talibanes respondieron a la matanza de Kandahar con un mensaje en el que garantizan a los familiares de las 16 víctimas, entre ellas nueve niños, la venganza de los invasores y de los salvajes asesinatos de todos. Cada uno de los mártires con la ayuda de Alá y que recibirán un castigo por sus acciones bárbaras Mientras llegaban los mensajes de condolencia desde la Casa Blanca, sobre el terreno los medios afganos se hacían eco de las declaraciones de los vecinos que hablan de que fue un ataque de varias personas y acusan a los estadounidenses de haber quemado varios cuerpos después de dispararles. Muchos de estos vecinos se concentraron frente a la base del distrito de Panjwai de la que salió el militar americano en la madrugada del domingo para protestar y pedir protección a las autoridades afganas. La OTAN mantiene abierta la investigación y sólo ha informado de que la matanza fue obra de una persona y que se encuentra bajo custo- dia El presunto autor que sería un sargento con más de diez años de pertenencia a las fuerzas armadas y con experiencia en Irak, según fuentes citadas por el diario The New York Times. A diferencia de lo sucedido tras la quema del Corán hace menos de un mes, no hubo protestas en las calles, pero la Embajada de Estados Unidos mantiene la alarma en todo el país y pide a los extranjeros que limiten sus movimientos. Desde el Parlamento afgano mostraron su indignación y pidieron que los culpables sean juzgados en Afganistán En un comunicado difundido por la cámara baja, los parlamentarios aseguran que los afganos han perdido la paciencia a causa de las acciones arbitrarias de las fuerzas extranjeras El enfado de la clase política coincide con el sentimiento antiamericano en las calles que crece cada vez que se producen actos de este tipo. Lo que está también en juego es el futuro de Estados Unidos en el país asiático a partir de 2014 ya que Barack Obama y Hamid Karzai se encuentran en pleno proceso de negociación sobre la posibilidad de mantener bases americanas y un número de hombres en suelo afgano. El pacto podría hacerse público durante la próxima cumbre afgana, prevista para mayo en Chicago. Además del acuerdo sobre el futuro de Estados Unidos las conversaciones abiertas con los talibanes para un acuerdo de paz también pueden verse alteradas. Los insurgentes se crecen con este tipo de acciones que ayudan a legitimar su discurso sobre la necesidad de acabar con la presencia de fuerzas infieles en suelo del Emirato Islámico de Afganistán, la forma que ellos tienen de referirse al país. El diálogo es uno de los pilares de la nueva estrategia de un Karzai cuyo mandato termina en 2014, la misma fecha en la que está previsto el repliegue de las fuerzas internacionales. Viaje de Merkel En medio de la indignación generalizada Angela Merkel voló por sorpresa al norte del país para visitar a sus tropas. La canciller alemana sorprendió al poner en duda la fecha oficial del repliegue internacional fijado para 2014. Merkel piensa que quedan objetivos por cumplir y por tanto no puedo decir si lo lograremos para 2013- 2014 En la base española de Qala i Nao los mentores del Ejército afgano no interrumpieron su actividad pese a lo ocurrido en Kandahar. Base española La normalidad se mantiene en la base española de Qala i Nao pese a lo ocurrido en Kandahar Oficialmente, nada ha cambiado. Extraoficialmente, la matanza provocada por el arma de un soldado estadounidense amenaza con dejar la misión entera de Afganistán en el aire: sus plazos y la consecución de su objetivo final. El presidente estadounidense, Barack Obama, basaba la aceleración de la retirada durante 2012 en una previsible menor violencia y en una creciente implicación de los talibanes en conversaciones de paz. Se fijaba finales de 2014 como el momento en que podría concluirse el traspaso de toda la seguridad a las fuerzas nacionales afganas, dejando detrás un país en paz y con instrumentos democráticos, cuyo ordenamiento podría tutelarse con la presencia de un remanente de tropas, a petición de las propias autoridades de Kabul. La fotografía de marines orinando sobre cadáveres de afganos, la aún más incendiaria quema de ejemplares del Corán y ahora la masacre de civiles no solo enfrenta a la población contra los invasores, sino enrarece el ambiente entre las fuerzas de seguridad afganas, resta posibilidades a los contactos abiertos con facciones de los talibanes y quita argumentos al presidente Karzai ante su propio Parlamento para propiciar un acuerdo con la OTAN que vaya más allá de 2014. Ante las mayores evidencias de que los aliados difícilmente lograrán marcharse con un Afganistán completamente pacificado, aumentan las voces de una retirada aún más rápida de la que ya en curso. El 54 de los estadounidenses se pronuncian a favor de una salida incluso antes de que las tropas afganas estén suficientemente entrenadas, y a la petición de un inmediato abandono están sumándose voces republicanas, como ahora la de Newt Gingrich. Es difícil que en pleno año electoral Obama modifique la estrategia. Ya decidió acelerar la retirada tras este verano pensando en las presidenciales de noviembre. Acortar aún más los plazos podría ocasionarle críticas por abandonar Afganistán a su suerte. Militares estadounidenses ante un grupo de talibanes que han aceptado entregar sus armas REUTERS