Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL MARTES, 13 DE MARZO DE 2012 abc. es internacional ABC Un residente de Homs porta el cadáver de uno de los niños apuñalados ayer en esta ciudad REUTERS Hallan a medio centenar de mujeres y niños apuñalados y quemados en Homs BCruce de acusaciones entre Gobierno y oposición sobre la autoría de la matanza BEl Consejo Nacional Sirio pide por primera vez la intervención extranjera DANIEL IRIARTE CORRESPONSAL EN ESTAMBUL N o se sabe con certeza quién es el responsable, y tal vez nunca se sepa. Lo único seguro es que ayer alrededor de cincuenta mujeres y niños fueron salvajemente acuchilladosyquemados vivosen Homs, enel ba- rriodeKarmelZaytoun. Otrasveinticinco personas fueron asesinadas en el área de Adawiya. Han sido masacrados por la shabbiha (milicia progubernamental) aseguran los Comités de Coordinación Locales, una plataforma opositora de base que organiza protestas sobre el terreno. El régimen culpa a bandas terroristas y dice que los cuerpos pertenecen a personas secuestradas por estos grupos. Sea quien sea el autor de la matanza, la jornada de ayer parece haber marcado cierto punto de inflexión. Las de Homs no fueron las únicas víctimas: otras veinticinco personas murieron en Idlib a consecuencia de los bombardeos de la artillería del régimen, que parece estar lanzando en esta ciudad una ofensiva similar a la que llevó a cabo en Baba Amro durante las pasadas semanas, y que provocó centenares de muertos. Ante estas matanzas, el Consejo Nacional Sirio (CNS) la principal organización opositora en el exilio, solicitó desde Estambul una intervención militar urgente que ponga fin al derramamiento de sangre. Las manifestaciones pacíficas han sido brutalmente reprimidas por el régimen y no han alcanzado su objetivo, de manera que hay que elegir otra vía aseguró George Sabra, un veterano opositor sirio miembro del Consejo. Pedimos que se detenga la máquina de matar indicó. Esta petición supone un punto de inflexión en la estrategia del Consejo, que hasta fecha muy reciente se había mostrado reacio a pedir cualquier tipo de injerencia externa en la cuestión siria. Una renuencia que le ha pasado factura políticamente, puesto que, tal y como ha constatado repetidamente ABC, el sentir de muchos activistas de base es que el apoyo internacional, bien en forma de armamento, bien estableciendo una zona de ex-