Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 13 DE MARZO DE 2012 abc. es españa ESPAÑA 27 FUNDACION IDEAS El PSOE admite problemas de liquidez para pagar nóminas G. S MADRID Elena Valenciano, ayer, durante la rueda de prensa en Ferraz EFE Ferraz niega estar tras una huelga legítima BValenciano asegura que Cospedal miente y ve intolerable su ataque a CC. OO. y UGT G. SANZ MADRID La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, tildó ayer de mentira que su partido sea el inductor de la huelga general legítima que han convocado CC. OO. y UGT el 29- M, y considera intolerables los continuos ataques del PP a los sindicatos, que tiene mucho que ver con cómo la derecha gestiona los conflictos Valenciano hizo estas consideraciones tras escuchar a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal atacar a los mismos sindicatos que hace un mes alcanzaron un acuerdo de rentas con el Gobierno Valenciano la ve inquieta por lo importantes que han sido las manifestaciones del 19 de febrero y el domingo. Elena Valenciano, que ayer asumió oficialmente las tareas de la extinta Secretaría de Relaciones Internacionales del partido, garantizó una oposición radical de los socialistas a esta reforma laboral, a través de los instrumentos más potentes de que dispone como oposición: una enmienda a la totalidad en el Parlamento y, en caso de que salga adelante sin cambios, un recurso ante el Tribunal Constitucional. Valenciano sostiene que el cambio del PP en la legislación laboral va a condenar a una generación a la más absoluta precariedad laboral Y, por eso, Mariano Rajoy debería recibir a los líderes de UGT, Cándido Méndez, y de CC. OO. Ignacio Fernández Toxo, en La Moncloa. Por último, la número dos del PSOE dijo que ve bien la preinvestigación ordenada por el fiscal general del Estado sobre unos restos del 11- M. Para el PSOE no tiene mucho sentido reabrir una causa juzgada. Si lo que van a hacer es un ajuste técnico de alguna cosa que quedo pendiente me parece bien, sería un mero trámite jurídico comentó. A la número dos del PSOE le tocó hablar ayer de actualidad política, pero también de las finanzas internas, después de que ABC desvelara que los 48 trabajadores de la Fundación Ideas no han cobrado todavía la nómina de febrero. Elena Valenciano no se anduvo con paños calientes y reconoció que su partido pasa por un tremendo problema de liquidez tras la brutal caída de ingresos derivada de las debacles electorales del 22 de mayo y 20 de noviembre de 2011: casi un euro de cada dos que ingresaban las arcas socialistas en 2010. La pérdida de subvenciones del Estado por los 2.262 concejales, 55 diputados autonómicos y 59 diputados nacionales que dejaron de serlo, más el 10 por ciento de todos esos sueldos que se aportaban al partido, así como la reducción del 20 en la subvención del Estado a los partidos, son las causas últimas de semejante caída de ingresos. Esas tres fuentes representan el 85 de los ingresos anuales, ya que los 217.000 militantes socialistas solo pagan con sus cuotas el 15 restante. Así, el PSOE cerró 2011 con una deuda superior a los 22,6 millones de euros, reconocida en el propio informe de gestión presentado por la Ejecutiva de Zapatero al 38 Congreso Federal, y ahora la Secretaría de Organización está negociando un crédito para hacer frente a esta si- tuación. El problema es que mientras el Estado no le abone las subvenciones por resultados electorales, el partido no puede hacer unos presupuestos y eso dificulta la negociación con los bancos. No obstante, Valenciano dijo que el problema de liquidez que ha motivado el retraso en el pago de las nóminas de la Fundación Ideas se resolverá en cuestión de días Plan de viabilidad La situación de la plantilla de la fundación (25 personas en nómina y unos 20 colaboradores) es solo la punta del iceberg del problema general del PSOE, que ha llevado a Alfredo Pérez Rubalcaba a encargar al secretario de Organización, Óscar López un plan de viabilidad en la oposición que supondrá rescindir contratos. Ferraz quiere hacerlo mediante bajas voluntarias incentivadas negociadas con el comité de empresa y no en un ERE. Algunas fuentes sostienen que el recorte afectará al 30 de los 230 trabajadores que tiene el PSOE entre Ferraz (180 empleados) y los institutos agrupados en la Fundación Ideas- -Jaime Vera, Ramón Rubial y Progreso Global- No obstante, oficialmente se dice que el plan no está acabado. De momento, una treintena de asesores que estaban en los ministerios pidieron su reincorporación tras el 20- N y, a su vez, otras decenas salieron de Ferraz con la Ejecutiva de José Luis Rodríguez Zapatero en el 38 Congreso. EDUARDO SAN MARTÍN H FUERA DE ESCRUTINIO mente menores. Inexplicable, ¿no? Aprovechando el viaje, intenten averiguar también el número de militantes que cotizan en las grandes centrales. No verán cifras certificadas. Viene a cuento el resultado de este rastreo para apuntar al manto protector con el que, según una percepción muy extendida, institutos de opinión, medios informativos y poderes públicos tratan de preservar del escrutinio público la conducta y las debilidades de los sindicatos. Y viene a cuento aún más en un momento en el que esas mismas centrales, asistidas por el agan la prueba. Entren en un buscador de internet y traten de encontrar encuestas sobre lo que opinan los españoles de sus sindicatos. O ya puestos, intérnense directamente en la página del CIS y hallarán todo lo más referencias indirectas y no muy actuales. Nunca, al menos en mi experiencia exploradora, una pregunta directa que interrogue sobre el papel de los sindicatos en estos tiempos de crisis. Encontrarán, sin embargo, lo que opinan los ciudadanos sobre un amplio muestrario de asuntos aparente- equipo mediático habitual, denuncian una campaña de deslegitimación cuando podría pensarse, con bastante fundamento, que lo que ha existido hasta ahora es una sobrelegitimación de organizaciones a las que, en un momento dado, hubo que reinventar casi desde la nada porque el Estado y la sociedad las necesitaban, y que, ahora que son mayorcitas, deberían valerse por sí mismas. Pero Toxo y Méndez son dos tipos listos, dicho esto sin la menor ironía. Intuyen lo que los españoles opinarían de sus organizaciones en estos momentos y saben que, en una batalla de opinión a campo abierto sobre la reforma y sobre la huelga general, sus sindicatos tienen más que perder que el Gobierno: una situación de privilegio que no se corresponde con su implantación real. Por eso tensan la cuerda y evocan los azufres del infierno pero no rompen la baraja.