Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 OPINIÓN MARTES, 13 DE MARZO DE 2012 abc. es opinion ABC LIBERALIDADES A LOS CUATRO VIENTOS JUAN CARLOS GIRAUTA Canal Sur vulneró la ley para atacar al PP La Junta Electoral de Andalucía ha concluido que Canal Sur Televisión vulneró la ley al emitir una imagen del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una información sobre una operación contra la pederastia. Las trampas, por tanto, al descubierto. No es de extrañar que Javier Arenas no quiera que el debate electoral se celebre en un ente que no respeta la ley. Debatir, por supuesto, pero no en una televisión pública colonizada por el poder socialista que deforma de manera tan grosera la realidad. El Gobierno media con éxito en Iberia Impecable la intermediación realizada desde los ministerios de Empleo y de Fomento para evitar una huelga, la de los pilotos y tripulantes de cabina de Iberia, que habría infligido un considerable daño al turismo, uno de los pocos motores económicos que funcionan en España. Gracias al esfuerzo de Fátima Báñez y de Ana Pastor, los trabajadores y la empresa aceptan una mediación que ahorrará al país una innecesaria dosis de incertidumbre para el sector turístico. El dominio cat no vende Solo ocho de cada cien empresas catalanas han apostado por vender sus productos en internet desde un dominio cat Aunque el com es el favorito, treinta de cada cien compañías prefieren hacerlo desde el dominio es El dinamismo y el espíritu emprendedor que ha caracterizado tradicionalmente al empresariado catalán dan una nueva lección 3.0 a esa idea soberanista que habita en parte de la clase política catalana. Las cifras son incostestables, el cat no vende. CONCIENCIA SOCIAL Quien roba a los parados ha tocado fondo, ha pisado el último círculo del infierno de la corrupción; Pero los hay peores L OShechosdemuestranque bajolasmássolidarias etiquetas se pueden esconder ciénagas de estafa y amiguismo, negocios sin relación alguna con el interés general, riegosclientelares millonarios, apropiaciones indebidas, chalaneos y birloches. Allá donde han podido, castas partidistas se han incrustado como ammonites en el rocaje vivo de las instituciones, dando fe de un pasado remoto donde hubo vida en forma de jóvenes renovadores e inconformistas, clanes de la tortilla y demás mitología de todo a cien. Sólo queda su forma, congelada por el tiempo, diciéndonos que pertenecen a la especie de lo social Estosfósileshan alcanzadotalgrado deimpunidadque se permiten levantarlos recursos del empleo en la región con más paro del país con más paro de Occidente y, casi, de Oriente. Uno tras otro caen los directores generales de la cosa. De la cosa de llevárselo crudo a base de defraudar a los desfavorecidos en nombre de la protección social. Y si la administraciónfosilizadadecide invertiren empresas, los beneficiarios serán los que yo te diga. En cuanto a la justificación técnica del palo- ¡el bien general! ya nos encargaremos luego. Hay señoritas que te hacen un informe en un plis plas. Se diría que quien roba a los parados ha tocado fondo, ha pisado el último círculo del infierno de la corrupción. Perolos hay peores. Sesabrá cuando se aplique la lupa a la catarata de oenegés, sedicentes benefactoras de los mayores humillados y ofendidos del orbe, los fantasmales seres de un Tercer Mundo lo bastante borroso y distante como para servir de gran coartada. Atícese la culpa del ciudadano, alíviesele vía cuotas, donativos o apadrinamientos, y canalícese todo oficialmente rebañando el plato de la mala conciencia en forma de subvenciones infinitas. ¿Quién será capaz de dudar, de levantar la voz de la sospecha, siendo tan grandes y perentorios los fines declarados? Sucede que, cuando se hurga, las cosas nunca son lo que parecen. Que quizá los donantes se lo pensarían dos veces si supieran que la mayor parte de los recursos que iban a aliviar la desesperación se emplean en financiar el funcionamiento ordinario- -sueldosincluidos- -de laspropiasorganizaciones humanitarias. La solidaridad bien entendida empieza por uno mismo. Claro, pero si tu sueldo sale de la mala conciencia que previamente has espoleado, eres un canalla. Y si además practicas el timo de la estampita sentimental del indiecito apadrinado (por el que no debes preguntar, al que no puedes ir a ver) eres dos canallas. Los componentes más destacados de la industria de la solidaridad estánprofesionalizados; susejecutivoscobransueldos competitivos. Son innovaciones que dejan pasmados a los misioneros de toda la vida. La preocupación por lo social se demuestra con hechos, trátesedeofreceroportunidadesalos parados españoles o de levantar una escuela en los Andes. Los cargos solidarios y las etiquetas sociales se han vuelto sospechosos. CARTAS AL DIRECTOR Ochenta días Ya tenemos la escenificación de lo que anunciaron los (actuales) sindicatos mayoritarios, allá en campaña electoral: se echarían a la calle si el PP ganaba las elecciones. Han pasado 80 días desde que el actual Gobierno tomara posesión de su cargo y ya han tirado por la tremenda; convocatoria de huelga general incluida. Todo parece indicar que lo que realmente molesta a los (actuales) sindicatos mayoritarios es que les han recortado las subvenciones; les molesta que cambian las ordenanzas laborales de un régimen (el franquismo) del cual reniegan... Y su respuesta es cargar contra un sistema (empresarios, banqueros... que les da de comer (y bastante más que de comer) mostrando que los trabajadores a los que dicen representar realmente les importan un bledo. Según ellos hay que dejar todo como está, para que siga habiendo millones de parados a los cuales poder manipular, para que sus dirigentes puedan seguir bien instalados en el machito en el que se hallan instalados. JUAN LÓPEZ MARTÍNEZ RIVAS VACIAMADRID (MADRID) No es la reforma laboral El derecho a la Huelga es insoslayable como también lo es que, de un lado, el Gobierno de Rajoy no va a ceder en lo sustancial y del otro, que a los sindicatos les importa un bledo. De antemano saben de su fracaso pero les da igual, su ideario político de cabecera les impone esta cuasi obligación moral. El debate para los sindicatos no está, ni de lejos, en la pérdida de derechos de los trabajadores como tampoco lo ha estado Las dos pasadas legislaturas de mantequilla- -amparadas y maceradas por la inacción- -de estos que ahora se arrogan en abanderados de los desempleados. La memoria es frágil, ¿dónde estaban los sindicatos tras la reforma de la negociación colectiva 7 2011 de Zapatero? ¿Cuántas manifestaciones le montaron al PSOE cuando EPA tras EPA confirmábamos nuestra supremacía mundial en todo lo malo? El modelo de relaciones laborales está en crisis pero no por la reforma laboral sino por problemas históricos que no hemos sido capaces de afrontar, y entre estos se encuentra el modelo recalcitrante de sindicalismo basado en un sistema de jerarquía piramidal anclado en mega estructuras tipo holding, más preocupados del clientelismo que de la fidelidad a su origen y fines. FERMÍN LÓPEZ ZORZANO SEVILLA Banderas preconstitucionales Cuando en alguna manifestación aparece una bandera con los colores rojo y gualda y el escudo del águila propios de la época anterior a la Constitución de 1978, rápidamente se tilda al grueso de los manifestantes de portar banderas anticonstitucionales lo cual es inexacto porque se trataría en todo caso de símbolos preconstitucionales. En esos casos los guardianes de la ortodoxia de lo políticamente correcto se rasgan las vestiduras y hablan de nostálgicos de tiempos pasados, de franquistas y otras lindezas. En los actos patrocinados por los sindicatos o Izquierda Unida, aparecen siempre un buen número de banderas tricolores propias de la república. Por cierto, tambien han aparecido en las manifestaciones a favor del ex magistrado, Sr. Garzón. La bandera tricolor es también preconstitucional y puestos a serlo, también debería ser considerada anticonstitucional por el mismo motivo que la del águila. Pero lo cierto es que los guardianes de la ortodoxia arremeten solo contra una de las dos banderas. Los sindicatos y los partidos de izquierda están protegidos por la Constitución que consagra los símbolos del Estado, entre ellos la bandera roja y gualda; pero lo cierto es que en sus movimientos de masas es difícil encontrar una bandera bicolor y abundan las tricolores. Y además nadie les llama anticonstitucionales ni a sus portadores nostálgicos de tiempos pasados. Qué cosas. SANTIAGO TENA PAZ MADRID