Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 13 DE MARZO DE 2012 abc. es ENFOQUE 5 REUTERS Matanza de mujeres y niños en Siria El otoño más largo JAIME GONZÁLEZ Para tratar de sofocar la inquietud del turista, lo primero que podía leerse de Siria en los folletos de las agencias de viajes era aquello del oasis de paz además del tópico de que Damasco es la ciudad más antigua del mundo. Y si el turista dudaba, le insistían en que no hay ninguna zona de riesgo, ni problemas de seguridad Para terminar de convencerle, no faltaba la clásica referencia al carácter amigable de sus gentes En mitad del polvorín, el milagro sirio era la ausencia de violencia. La normalidad era exhibida cínicamente por el régimen como un éxito calificativo que daba que pensar. Lo cierto es que recorrías la parte vieja de Damasco entre perfumes de mirra y un olor rancio a garbanzos que te obligaba a buscar alivio en las especias. Ahora, la mirra y el olor a garbanzos del zoco se funden con un perfume amargo de odio y sangre fresca, tan fuerte que ya no huele a cilantro ni a comino, como si hubieran desertado aprovechando el fragor de las bombas. El anciano sin dientes que te vendía el tabulé de verduras ya no te mira a los ojos, para que no descubras el miedo y la pena que anidan en sus cejas, y el hombre del dulce de leche ya no grita ¡jalib! ¡jalib! mientras revuelve la olla justo a la entrada del mercado principal. Puede que hayan muerto. O que la muerte les haya cambiado la vida. O que una sombra de muerte les persiga como un perfume amargo de odio y sangre fresca por las callejuelas del zoco. O que la Primavera siria venga con tanto retraso que el tirano haya decidido prolongar la furia de su otoño triturando el almanaque. O crea que no hay mejor manera de alimentarse de muerte que rociar de sangre la entrada del palacio. Y desparramar los restos de niños y mujeres por el suelo para levantar una barricada de espanto. Para que no llegue jamás la primavera y Siria acepte vivir eternamente en otoño. Y vuelva a leerse en los folletos de las agencias de viajes aquello del oasis de paz Aunque ya no huela a cilantro ni a comino. INTERNACIONAL La brutalidad del régimen sirio se cebó ayer con los más débiles. Medio centenar de mujeres y niños fueron asesinados a puñaladas y quemados en los ataques a Homs. Afortunamente, la pequeña de la imagen logró salvarse