Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 13 DE FEBRERO DE 2012 abc. es madrid MADRID 59 Ofensiva contra los taxis pirata BTaxistas y policías municipales se unen contra un millar de intrusos y caen 50 en apenas tres meses GEMMA RODRÍGUEZ BETRIÁN MADRID P ara José Miguel, un taxista madrileño de 41 años, no hay dudas. Lo tiene claro: Nosotros también tenemos una familia que sacar adelante Después de 17 años al volante, afronta una nueva lucha, que no es otra que acabar con los que ocupan su puesto de forma ilegal y que, con la crisis, han aumentado. Nos quitan el trabajo y ponen en peligro a los usuarios sentencia. Él y sus compañeros de fatigas laborales calculan que puede haber hasta mil taxistas ilegales trabajando en Madrid. Se anuncian en internet, periódicos o en las calles. Es así de fácil. aseguran: Sólo tienes que poner en el buscador Google la palabra taxi y salen hasta de debajo de las piedras Bajo el epígrafe falso de un chófer o un transportista ofrecen sus servicios. La mayoría son para traslados al aeropuerto, un asunto que siempre ha sido controvertido y en el que la picaresca viene de lejos. Es vergonzoso lo que hay ahora mismo allí. A nosotros nos piden seguros especiales, y ellos no tienen ni los papeles en regla afirma José Miguel. Otro compañero, Teodoro, de 50 y con 25 años de profesión a sus espaldas, asegura: Los enemigos son demasiados, pero hay que atajarlos de alguna manera G. R. B. Interrogatorio y detención Dos agentes compinchados con los taxistas de la Gremial preguntan al sospechoso si tiene licencia como taxista. Le engrilletan y lo pasan a disposición judicial Vehículo confiscado Los policías municipales inmovilizan el vehículo, que es trasladado por una grúa. La sanción que le caerá al sospechoso puede rondar los 5.000 euros, además de la pena que pueda imponerle un juez, aseguran a este periódico en la Asociación Gremial del Taxi de Madrid, la principal del sector Un taxi sin ITV ni seguro Junto a ellos hay casi una decena de personas, todos en la misma batalla. Operan bajo el paraguas gremial y, desde hace tres meses, cuentan con la colaboración de la Policía Municipal: También tenemos asesoramiento de abogados porque actuamos siempre dentro de la ley Es lunes, en este mes de febrero, y son las ocho de la mañana cuando empieza una de las operaciones a la que asiste ABC. El lugar de recogida es la cafetería Dados, en la calle de la Laguna Negra, 1, en el distrito de Moratalaz. El destino, la terminal 2 del aeropuerto de Barajas. El supuesto taxista ilegal llega a la hora convenida y en un vehículo particular. Se llama Dani y tiene acento extranjero: No puedo tener licencia para conducir un servicio público, la justicia no me lo permite Su vehículo carece de taxímetro, así que cierra un precio: 20 euros Lleva cinco años viviendo en Espa- G. B. R. ña, y año y medio realizando esta clase de servicios. Confiesa que también trabaja como electricista en reformas a domicilio: Aquí las cosas están mal, pero no estoy pensando en volver a Rumanía se nos sincera Dani. Después de quince minutos de carrera, llegamos al destino. Pero varios agentes de la Policía Municipal nos esperan en la entrada. El conductor pirata comienza a ponerse nervioso. Al salir del vehículo, la Policía se acerca: Perdone, ¿qué hace? ¿Le está cobrando? ¿Tiene licencia? ¿No sabe que no puede llevar viajeros? Son unos amigos contesta. Los agentes le piden los papeles y certifican que no ha pasado la ITV del vehículo. Se lo llevan esposa- do. El coche ha quedado inmovilizado y el falso taxista pasa a disposición judicial. En la terminal, José Miguel, Teodoro y sus compañeros se felicitan: Éste va para adelante Miguel Ángel Leal, secretario de la Asociación Gremial del Taxi, arropa a sus colegas: Uno menos, nuestro trabajo es eliminar el intrusismo. Tratamos de David, pirata rumano No puedo tener licencia para conducir un servicio público, porque la justicia me lo impide confiesa quitar a esta gente, que nos está arrebatando el pan Dani no tiene seguro de responsabilidad civil que proteja a los viajeros ni tarjeta de transporte: Sólo por esto tendrá una sanción de 5.000 euros, luego los tribunales tendrán que hacer su trabajo. Que el peso de la ley caiga sobre él En las semanas que llevan colaborando con la Policía Municipal han atrapado hasta cincuenta ilegales. El sábado interceptaron a otro que trabajaba con prostitutas en un local de Las Rozas llamado Flowers: Sabemos que la Policía tiene las manos atadas, queremos la implicación de las autoridades y de los ciudadanos Tras una pausa asegura: Esto no puede continuar así