Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ABCdelDEPORTE Tenis Copa Davis LUNES, 13 DE FEBRERO DE 2012 abc. es ABC Álex Corretja sigue las evoluciones de Almagro durante un entrenamiento de esta semana en Oviedo Álex Corretja Creo que ahora sé mucho más de tenis CAPITÁN DEL EQUIPO ESPAÑOL DE LA COPA DAVIS BHa gestionado con muy buena mano su primera eliminatoria, condicionada por las ausencias de las primeras raquetas. El capitán está encantado con el equipo que ha competido en Oviedo ENRIQUE YUNTA OVIEDO Álex Corretja (Barcelona, 11 de abril de 1974) habla con gusto, meticuloso en cada palabra, reflexivo antes de lanzarse con las respuestas y generoso en la sonrisa. Su discurso está trabajado y celebra su debut como capitán de la Copa Davis con un convin- cente triunfo ante Kazajistán. ¿Qué impresiones tiene después de su primera capitanía? -Feliz de la vida. Es una oportunidad muy bonita y estoy muy agradecido a los que han confiado en mí. A partir de aquí, se trata de hacer el trabajo bien. Ha sido un estreno excitante. ¿Con qué imagen resume el fin de semana? -Buena pregunta... No es es solo el fin de semana. Me quedo con la sensación desde el primer día que hablo con los chicos en Melbourne. Y me quedo con la victoria de Ferrero, con su celebración. Es el momento que resume la eliminatoria. ¿Le sorprendió el nombramiento? -Me sorprendió que no siguiera Albert Costa, pensaba que seguiría. Obviamente, una vez dijo que no uno de los nombres era el mío. Cuando me llamaron les dije que mi disponibilidad era absoluta, que estaba encantado. No dudé ni un segundo, me bastaba con saber que tenía su confianza. ¿Cómo lleva lo de dar órdenes? -Es importante la proximidad con los jugadores, pero hay que encontrar el equilibrio entre ejercer de capitán y ser amigo de ellos en según qué momentos. Depende de la situación. Lo que más me preocupa es entender qué les pasa, aportar mi experiencia y, sobre todo, darles tranquilidad desde la banda y que esté todo bien organizado para que únicamente se dediquen a jugar. ¿Ha tenido que gritar? -De momento, no. Yo soy muy dialogante, pero si tengo que gritar lo haré, no tengo ningún inconveniente en hacer lo que toca según mi criterio. Pero creo que gritaré poco. -Al capitán de la Davis se le ve en un banco aplaudiendo, ¿pero cuál es la verdadera función? ¿Qué debe aportar un capitán? -Es un poco lo que decía antes. Se trata de dar tranquilidad y entender qué les pasa a los jugadores. Yo lo he vivido en primera persona y eso me ayuda, es fundamental. Después, la elimi-