Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ABCdelDEPORTE LUNES, 13 DE FEBRERO DE 2012 abc. es ABC BALA BLANCA En el bote B ueno, pues ahora sí, yo creo que ya sí está en el bote la Liga. Claro que el fútbol es el fútbol o sea, que todo puede pasar, pero lo que va a pasar es que la corona de la Liga se la va a colocar el Real Madrid. Diez puntos, diez, llevamos por delante, con lo que tenemos tres partidos de respiración, que en la grada culé se ven menos partidos, porque suponen que pincharemos en el Camp Nou. También es mucho suponer, conforme van los entusiasmos, y después del empate allí, que ya vemos que fue una victoria. Qué razón tenía el vidente Xavi Hernandez con eso de el Madrid no sabe perder A José Mourinho empiezan a salirle las cuentas, y no hablaremos ahora de la Champions, porque ocasión habrá. La afición blanca empieza a ver, no en sueños, una juerga de campeones en Cibeles, y sospecho que la afición del Camp Nou empieza a ver que la Copa del Rey no es un título de rebajas, que es lo que quisieron promocionar cuando nos lo llevamos nosotros. Ya desde el pasado año había ansias de tuteo con el Barça, y el tuteo ya está aquí, con diez puntos arriba que ya es mucho tutear, si se me permite la chulería. No voy a arriesgar que el Barcelona ha llegado al fin de una época gloriosa, porque aún les queda apoteosis y Messi no se apaga en un día, pero al Madrid ya le toca, ahora sí, aunque los forofos del arte de Guardiola se crean eso de que se jugó con demasiado frío Se refieren al estado del campo en Pamplona. Pero el frío ya va por dentro. Cristiano Ronaldo es felicitado tras uno de sus goles AFP Marcó tres goles, levantó al público con un trallazo al estilo Pelé y se abrazó con Mourinho en una imagen de unión El Bernabéu jalea a Cristiano TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID de aumentar su marcador y de trabajar en defensa como nunca. La celebración del 3- 1 envió muchos mensajes. Cristiano se dirigió al banquillo y se abrazó a Mourinho, a Rui Faria, a Silvino, a Karanka y a su amigo Pepe. Era una demostración de unión. Tras sentirse estrujado por todos, se dio la vuelta, abrió los brazos y clamó hacia el público. El delantero suma 27 tantos en 22 jornadas. Quiere batir sus plusmarcas. Persigue superar las 40 dianas del año pasado. Lucha solo contra sus récords. La final no se juega aquí Ronaldo desearía vivir las tres Copas de Europa que Roberto Carlos ganó con el Real Madrid. Y recibir el pase que Zidane convirtió en el gol más bonito de la Liga de Campeones. De momento, es el jugador más efectivo de los últimos tiempos, camino de igualar los hitos de Di Stéfano y de Raúl. La eficiencia del luso transformó el encuentro en una fiesta. Aunque su entrenador, Mourinho, se quejó de una diferencia de trato entre el Barcelona y su equipo: Otros tocan y tocan, y es fantástico pero si lo hacemos nosotros, silban. A mis jugadores les dio miedo y por eso arriesgamos demasiado Negó que el título sea blanco: Nos faltan 39 puntos Los espectadores cantaron que la final (de Copa) no se juega aquí La Federación presentará hoy las sedes que optan a organizarla. A Mourinho no le importa el sitio: Me da igual que sea aquí o en China Arbeloa apoyó a la grada: Hay que escucharles La Federación les hará caso. S ÁNGEL ANTONIO HERRERA us trallazos enamoraban. Su velocidad entusiasmaba. Su capacidad física sorprendía. El Bernabéu rindió homenaje a Roberto Carlos, el mejor lateral izquierdo de la historia del Real Madrid, y la afición pensó que al equipo actual le falta un defensa con su recorrido y su disparo. Cristiano sabe que disfrutar en el futuro de otro Roberto Carlos es casi imposible. Y decidió brindarle un golazo impresionante, el 4.000 en la leyenda del estadio, en una noche memorable del rematador de la Liga. El portugués marcó ante su afición el tanto que buscaba desde hace tres años. Una diana al estilo brasileño. Al estilo portugués advertía el autor. Es un trallazo que golpea el balón con la parte baja del empeine para que la pelota adquiera altura y caiga veinte metros después. Si se emplea todo el empeine, la potencia impide que el esférico descienda en el tramo final. Lo difícil es medir con la bota para conseguir que el balón gradúe ese descenso. Anoche, Ronaldo demostró la dificultad y la belleza de una forma de marcar que Pelé hizo internacional. 27 goles, camino de los 41 Era el tercer acierto del luso ante un público que le hizo la ola. La grada coreó su nombre. Se ha ganado a esos espectadores que hace dos meses le silbaron por sus errores en el clásico liguero. Desde entonces, no ha parado Ronaldo: Gracias a todos Celebré el gol con el banquillo porque fue un partido con problemas. La Liga no está ganada Mourinho busca 39 puntos Otros equipos tocan y tocan y es fantástico Lo hacemos nosotros y silban, y al equipo le da miedo Las imágenes del triunfo del Real Madrid