Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 ABCdelDEPORTE LUNES, 13 DE FEBRERO DE 2012 abc. es ABC ASÍ JUGARON CASILLAS, atento En un partido sin aprietos, evitó el 0- 2 en un disparo de Iborra ARBELOA, atrevido Un centrocampista más, creó mucho peligro con sus llegadas PEPE, seguro Mantuvo un intenso duelo con Koné que le costó una amarilla RAMOS, acelerado Mala fortuna en el despeje del 0- 1. Feo pique con Del Horno COENTRAO, trabajador Atento en las coberturas, apretó en ataque con su velocidad GRANERO, notable Libre de marcaje, manejo el juego siempre con criterio El Madrid sella la Liga con un fútbol avasallador BEl acoso y derribo de los blancos acabó llevándose por delante a un buen Levante JOSÉ MANUEL CUÉLLAR MADRID REAL MADRID Casillas Arbeloa Pepe S. Ramos Coentrao Granero (75) X. Alonso Ozil (80) Benzema C. Ronaldo Higuaín (66) Callejón (66) Khedira (75) Kaká (80) 4 LEVANTE Munúa J. Venta Ballesteros Cabral Del Horno Valdo Farinós Iborra Serrano El Zhar (46) Koné Pallardó (46) P. López (57) Botelho (76) 2 H ervía el Madrid en la salida, reciente el horizonte de los diez puntos y la Liga al alcance de la mano, casi rozándola con las yemas de los dedos. Se le ocurrió al Levante marcar al minuto 4 en un lance que no fue tan accidental (otro balón parado que se comió la zaga blanca mientras Mou preparaba la vara de pegar en los nudillos a los torpes) y aquello fue Troya, pero Troya auténtico, sin Brad Pitt ni Eric Bana, pero con los mismos guerreros y el mismo escenario. El Madrid echaba espumarajos por la boca, como si le quedara un minuto para levantar el resultado o un solo suspiro para dar la vuelta al encuentro. Fue a por todo con el corazón en la boca, ansioso, tremendo, feroz en la mueca, la ira por bandera y las prisas como enseña. El Levante, gran mérito el suyo, aguantó a pie firme, de una forma heroica, casi increíble. Sin apenas poder salir de su área, agobiadas sus huestes por la cólera blanca, se pertrechó y resistió un poco por instinto, pero también apoyado en el orden, la solidaridad y el sacrificio de todos. Aun con las gafas en el marcador durante tantos minutos, el más ciego veía que los azulgrana no podían aguantar. No tenían el balón, apenas podían tocar más allá de su medular y su única vía de respiración era Koné que, daba igual los melones que le lanzaran, el tipo los bajaba y aguantaba unos segundos mientras los madridistas se iban a por él con las fauces hambrientas, lanzando dentelladas por doquier. Así que era cuestión de tiempo porque en solo diez minutos el Madrid había creado hasta ocho ocasiones de gol. Todo era un uy en el partido, pero el Madrid no acababa de rematar, oscurecido Higuaín entre tanta GOLES 0- 1, m. 4: Cabral. 1- 1, m. 44: C. Ronaldo, de penalti. 2- 1, m. 49: C. Ronaldo. 3- 1, m. 57: C. Ronaldo. 3- 2, m. 63: Koné. 4- 2, m. 66: Benzema. EL ÁRBITRO Undiano Mallenco. Amonestó a Serrano, Del Horno, Sergio Ramos y Pepe. Roja a Iborra en el 42. LA FIGURA Cristiano Ronaldo Partido muy completo del portugués, que marcó tres goles, creo innumerables ocasiones y fue una pesadilla para los levantinos LO MEJOR La ambición del Madrid, que no cejó en su ataque. El orden del Levante. El tercer gol de Cristiano. R. Madrid 23 8 10 1 702 43 44 77 LO PEOR Muchas ocasiones desperdiciadas por el Madrid debido a las prisas. Absurdo penalti de Iborra. Levante Remates Remates a portería Faltas cometidas Fueras de juego Pases Balones recuperados Balones perdidos Posesión %5 3 8 5 185 29 54 23 Remontada El equipo de Mou volvió a recibir un gol al principio, pero supo levantarse con un juego de mucha intensidad camiseta, amiga y rival, lejos Benzema de las zonas de remate, escorado a las alas, y con Ozil y Granero buscando huecos donde apenas había. Fue lo del cántaro y la fuente lo que sucedió, como no podía ser de otra forma. En el millonésimo balón colgado sobre el área, Iborra erró en el salto y cometió una estupidez, metió los brazos para amortiguar la caída del balón y este le cayó en los mismos. Penalti y la tarjeta, que era la segunda. Roja pues. Cristiano apuntilló a Munúa y el Madrid se fue a la caseta con mucha más tranquilidad, con el marcador igualado y en superioridad. Todo pintaba blanco mientras la Liga empezaba a bajar para ir posándose en el coliseo de la Castellana. Cristiano, como un ciclón La continuación fue un guión escrito ha tiempo en los albores de la historia del fútbol. El Levante no tenía op-