Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 8 DE FEBRERO DE 2012 abc. es deportes DEPORTES 71 Semifinales Copa del Rey Termina el sueño, comienza la leyenda BEl Mirandés celebra en San Mamés su inolvidable paso por la Copa pese a la derrota ITZIAR REYERO BILBAO VENTAJA PARA EL BARÇA JORDI ALEMANY Después de dos tantos de Susaeta y Aurtenexe, se alcanzó el descanso con un 3- 0 que invitaba a pensar en un partido y una eliminatoria ya muertos, que es lo que habría sucedido en cualquier otro sitio, con cualesquiera otros contendientes. Pero el Mirandés no había llegado hasta ahí para no decir nada, para ser solo paisaje del pasaporte del Athletic a la final, en el primer año de Bielsa. Rugían los cerca de mil burgaleses en la grada y Aitor Blanco embocó después de dos rechaces el que parecía el hermoso gesto efímero del rendido. Pero el partido no se apagaba y Fernando Llorente quiso comparecer en la fiesta de San Mamés con dos delicias: una parábola desde el borde el área mientras contemplaba la desesperación de Nauzet y un remate con el exterior alargándose al final del segundo palo en el enésimo balón cruzado que dejaba escapar la defensa. Celebración alocada del fútbol arrojado adornada de ahí al final con otro gol para cada bando. Liturgia emocionada en la Catedral para acoger al primerizo Mirandés, acunado al terminar por 40.000 personas de nuevo en pie, repartiendo sus entusiasmos entre el Athletic y la despedida de una bella historia que no se va del todo, que se queda en leyenda. Miranda habrá amanecido hoy con la mirada hinchada, entre perdida y despistada, de quien sale del sueño y se dispone a recortar una hoja más del calendario de los mortales. Otro miércoles cruel para sus cerca de 4.000 parados, casi tantos como socios del Real Mirandés que, seguro, digerirán la resaca copera con la alegría subida. Los culpables: un grupo de jornaleros del fútbol, que ayer se consagraron en la Catedral con mayúsculas y demostraron que los humildes también pueden. En la retina colectiva, bien guardadas, las imágenes de una gesta que se recordará por siempre en la historia de la competición más romántica. España entera dirá que el Club Deportivo Mirandés es semifinalista de la Copa del Rey, y eso ya no se lo lleva ni la crisis maldita. Ni siquiera el minuto 13, maldito también, iba a borrar la gesta de un club humilde que volvió a colocar a Miranda en el mapa de los sueños. Muniain marcó, lo hizo tres minutos antes que Iraola, y después llegó Aurtenetxe. Pero poco importaba ya el marcador a los ojos de una afición que vino y se fue como lo hace el Ebro a su paso por Anduva: desbordante. El descanso valió a la marea roja para inmortalizarse, bocata en mano, en San Mamés. El Athletic es mucho Athletic admitía el presidente del Mirandés, Ramiro Revuelta, que llegó al campo con un mal presagio rondándole desde la so- bremesa. Había vuelto a perder en la partidilla de mus con Josu Urrutia, pero la tertulia sirvió para hermanarse. Estamos encantados de vivir este ambiente sano de fútbol en Bilbao y afianzar las relaciones con el Athletic para intentar futuras cesiones apuntaba, sin desvelar si ya había puesto el ojo sobre algún cachorro de Lezama. Y mientras la fiesta seguía en las gradas- -la pequeña Anduva hizo votar al imponente San Mamés- -llegó el gol de Aitor, que repitió al final. El regalo, la recompensa, la recibieron abrazados. El Bilbao lleva dos goles en Copa, y los dos se los ha metido el Mirandés presumían dos amigos. Emoción y nervios hasta el final, todos animando a Pablo, su bravo capitán y goleador, que cerró su sucursal bancaria a la hora del Telediario porque tenía que salir en la edición de noche. Por fin, con el 4- 1, San Mamés coreó exultante el sí, sí, sí, nos vamos a Madrid El resto de la historia lo escribirán otros, debieron pensar con el quinto y sexto los 1.200 burgaleses que peregrinaron a Bilbao para medirse al virrey de copas. 84 kilómetros de vuelta les esperaban tras el pitido final. Pero anoche, ya se sabe, no hubo sueño, porque el sueño eran ellos. Emery espera que Messi no lleve al Valencia a su laberinto R. COSÍN VALENCIA Fernando Llorente Es increíble poder volver a una final de Copa; vamos a ir a muerte Pablo Infante La fiesta es para ellos, pero nos queda una bonita experiencia Pablo Infante dejó el ramo bajo el busto de Pichichi JORDI ALEMANY Esté o no en su mejor momento, la figura de Leo Messi se multiplica como si viviese permanentemente en un laberinto hecho de paneles de espejo. La cuestión es que siempre está. Que en cualquier momento salta la Pulga y te pica. Que cuando la versión real del argentino aparece ante un rival puede sacarlo de quicio. Esto es lo habitual. Cada vez que cogía el balón nos hacía correr a todo el equipo para atrás. Ahí va el pequeñito, ahí va... decía Unai Emery después del partido de ida de semifinales de la Copa en Mestalla entre el Valencia y el Barcelona. Aquel día, sin embargo, Messi no marcó. Fue Puyol quien neutralizó el tanto de Jonas. Ventaja para los azulgrana para hoy (21.00 h, C en el Camp Nou. En la vuelta de semis le valdría a los de Pep Guardiola con un empate a cero. Se espera un partido intenso. No es para menos. El premio es ser finalista del torneo. Aunque hayamos ganado muchos títulos, estos jugadores quieren llegar a una nueva final. Nosotros nos presentaremos mañana- -por hoy- -para intentar hacerlo. Los valientes que quieran acompañarnos, serán bienvenidos dijo ayer Guardiola. La cuestión es si Messi podrá desquiciar al Valencia en su laberinto. Emery advertía ayer que cree en sus jugadores y en el planteamiento de partido para frenarlo. Ese 10 bajito es muy bueno, pero lo hemos parado en algunos partidos comentó con firmeza, al tiempo que matizaba que lo paran muy poquitos Echa en falta el Barça al mejor Messi en la Copa del Rey. En concreto, al Messi goleador. Ha jugado en cinco de los siete partidos disputados por el equipo azulgrana- -tres como titular y dos como suplente- -y ha marcado dos goles. Los logró ante el Osasuna en el partido de ida de octavos. Cuatro a cero con sendos dobletes de Cesc y el 10 Ahora bien, si el argentino no desorienta a sus rivales con goles lo hace con asistencias. Seis ha hecho. Se viene apuntando a que el argentino muestra signos de cansancio. Que no tiene la chispa que le caracteriza. No quiero entrar en la casa de otros, pero Messi es el mejor jugador del mundo y que esté mal yo no me lo creo manifestó ayer Unai Emery cuestionado por el momento de forma del jugador. Espadas en alto por un puesto en la final.