Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 DEPORTES MIÉRCOLES, 8 DE FEBRERO DE 2012 abc. es deportes ABC No me retiro y seguiré igual Alberto Contador volvió a insistir en su inocencia después de la sentencia del TAS y aseguró que no se va a retirar ÁNGEL DE ANTONIO BContador, abatido y cabizbajo, celebra que el TAS no le acusa de dopaje. Rescinde su contrato con Saxo Bank y queda libre hasta el 6 de agosto JOSÉ CARLOS J. CARABIAS MADRID E l clima desprendía un tufillo bélico a las 19.15 de la tarde en los alrededores del polígono industrial de Pinto, ciudad dormitorio de Madrid donde reside Albero Contador. Guardia Civil para ordenar el tráfico a la entrada del pueblo, coches de la policía local a la entrada del Hotel las Artes donde debía comparecer el ídolo local y más agentes del orden en las inmedicaciones de la puerta giratoria que daba acceso a la sala donde, a las 19.30 en punto, compareció Alberto Contador, el héroe destronado por el dopaje y sus vericuetos políticoeconómico- administrativos. Alguna justificación tenía la asistencia de tanta policía porque la gente mostró una irritación próxima al paroxismo. Un punto de ultra futbolero en defensa de la estrella caída. Franceses, mamones. Aúpa Conta- dor proclamaba una pancarta frente a la cristalera del hotel. Manuel Martínez, periodista francés de L Equipe andaluz de origen, familia española, no daba crédito al cariz francófobo de la protesta, que se ha extendido por toda España a lomos de una sinrazón apabullante. Para mí Contador es un campeón decía Martínez en terreno abiertamente hostil. Contador se situó frente a un marabunta nunca vista en el ciclismo de periodistas, cámaras, fotógrafos, auxiliares, paseantes, aficionados y todo tipo de anclajes que conferían a la sala un aspecto de velatorio de un jefe de estado. El campeón español, ganador de ya solo dos Tour de Francia, exhibió un aspecto abatido, totalmente cabizbajo, derrotado por el maratón judicial. Demasiado estrés para el cuerpo. A su lado, Bjarne Riis, director del Saxo Bank y cuya presencia determinó el horario tardío de la convocatoria. Una presencia que rechinó en las redes sociales. Riis, ex ciclista que confesó haberse dopado cuando la posible sanción ya había prescrito, defendió la integridad de Contador. El español ya no pertenece a la nómina oficial del Saxo Bank. La condena inhabilita el contrato de mutuo acuerdo, según admitieron ambas partes. Cuando regrese, el 6 de agosto, lo más natural es que se reintegre al pelotón con el equipo danés que ahora está amenazado sin los puntos del ciclista madrileño. Contador está libre en el apartado laboral, aunque eso dio la sensación de ser lo de menos para él. Confirmó, como había anticipado su hermano Fran, que no tira la toalla: No me retiro. Y seguiré como hasta hora, limpio El ciclista no entendió, obvio, el Recurso a los tribunales Estamos valorando si acudir a la justicia ordinaria. Es posible que lleguemos al final duro castigo del TAS: No puedo comprenderlo. He hecho todo lo posible y en mi alegato final en el TAS le dije al tribunal si podía hacer algo más. Pese a ello, tengo un sentimiento de satisfacción: la resolución deja claro que no me he dopado. Es difícil entender que por una cantidad irrisoria y por un suplemento energético me apliquen la máxima pena Nunca he buscado los números en mi palmarés- -indicó un Contador emocionado, electrizante, contagioso en la distancia corta- Me quedo con los recuerdos que han podido disfrutar los aficionados del ciclismo. Todas las victorias las valoro ahora más por la gente que las ha disfrutado. Ellos son los que deciden quién gana La sala, teóricamente cerrada al público, irrumpió de repente en un potente aplauso proveniente de los seguidores del ciclista, apostados en las filas traseras. Mientras las televisiones se pegaban por emitir en directo más que por escuchar al protagonista, Contador no descartó que pueda seguir el litigio judicial en otros frentes. Los tribunales suizos. Mis abogados están trabajando en el tema y vamos a luchar hasta el final. No hemos tomado todavía una determinación, pero les he dicho que tenemos que llegar hasta el último extremo