Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 8 DE FEBRERO DE 2012 abc. es cultura CULTURA 55 LA LUZ JOSÉ MARÍA SICILIA PINTOR La luz de la pintura de Antoni Tàpies es esa luz perdida en el espacio, antes de que nos llegue, yo me he asomado a su obra como a un cielo que todo lo absorbe, luz sorda, oscura del antes del ser, Esta luz puedes también verla en el interior de los ojos de los animales, en lo cristalino de las mujeres que gozan, y en el fondo de los ojos de los viejos que han perdido la memoria En la cumbre El pintor desaparecido es el tercer eslabón de una cadena de grandes artistas que cubre todo el siglo XX Claro que cada uno pertenece a una época. Y la historia del arte ha tratado de encerrarles en movimientos artísticos que no tienen nada que ver entre sí: Picasso en el cubismo, Miró en el surrealismo, Tàpies en el informalismo. Los tres rebasan con exceso, deslumbradoramente, los límites de esos contenedores taxonómicos. Los tres han nadado en la corriente de una tradición vanguardista que tenía sus fuentes aparentes en el París de Rimbaud, Jarry, Apollinaire o Artaud. Pero la vanguardia no ha sido para ellos una cuestión de estética, ni siquiera de arte, como lo ha sido para casi todos los demás vanguardistas del siglo XX, sino algo radicalmente diferente. Cuestión de ser o no ser. Una apuesta sobre la salvación del alma. Más aún, quizá: sobre la salvación del mundo. Y en eso reside su diferencia específica, la cadena que les une en la cumbre. Eduardo Torres- Dulce, durante su conferencia anoche en el Aula de Cultura de ABC ISABEL PERMUY Eduardo Torres- Dulce: No veo una industria estricta del cine español BBrillante intervención del Fiscal General del Estado en una repleta Aula de Cultura de ABC ANTONIO ASTORGA MADRID cuando las personas se van sus obras son las que perduran para siempre En Twitter, el director de ABC bieitorubido recibió muchas opiniones: Jon Cordero joncor 76 elegía la de su obra, sin duda. La teoría periodística diría que la 2 pero es fácil identificar su arte con el artista y la 1 es más bella A mí la del retrato, sin duda. La otra es muy bonita, pero la fuerza de la mirada del pintor me transmite mucho más tuiteaba por su parte dodavazquez. Y Alfonso De la Vega Alfdelavega eligió la segunda. En cuanto al logo ABC me parece muy fuerte cambiarlo. No es lo mismo lo objeto lingüístico que lo meta lingüístico Todo un encuentro con los lectores. Eduardo Torres- Dulce es un marathon man del cine, crítico, escritor y un sabio del séptimo arte, estudioso y apasionado de cada plano, detalle y palmo de celuloide, pulsión que ha volcado en varias obras maestras: la más reciente, Jinetes en el cielo sobre el titán John Ford, y también en Peter Bogdanovich, el cine como antídoto de la vida Armas, mujeres y relojes suizos La herencia de Caín Antes de ser nombrado Fiscal General del Estado, puso negro sobre blanco, como coautor, el argumento del que partió el guión de la película de José Luis Garci Holmes Watson. Madrid days en la que el ministro de Justicia, Alberto Ruiz- Gallardón, interpreta a su tío- abuelo barbado Isaac Albéniz Me encontré con tres temas que me apasionaban: Sherlock Holmes, Jack el Destripador y volcar todo ese mundo victoriano mítico en la España de la Restauración, lo cual me parece una época fascinante Anoche, ante una abarrotada Aula de Cultura de ABC, Torres- Dulce deleitó con una conferencia sobre la Historia de España en el cine... ¿Cómo ve esa Historia? ...Desde la perplejidad porque entiendo que pocos países como Espa- ña tienen una Historia y una Literatura tan rica. Y, desgraciadamente, cuando uno ve de qué forma eso se ha traspuesto al cine, pues nota que hay un abismo absolutamente esencial. Un héroe histórico, mítico, legendario en la Historia española es Mio Cid. Y Mio Cid es Charlton Heston, una película Bronston, rodada en España, y con Sofía Loren como Doña Jimena. 1492, año del Descubrimiento: las dos películas que se hacen, con capital americano o europeo. A nadie en España se le ocurrió hacer una película, quizás porque el Descubrimiento en ese momento políticamente era algo así como un elemento peligroso. Y hechos como naufragios de Cabeza de Vaca o las relaciones respecto de la Conquista de México, Cortés y Pizarro, personajes absolutamente fascinantes, no han encontrado ningún acomodo en la Historia del cine español. Hay todo un cine español de raigambre histórica, que tiene mucho que ver con la idea del nuevo Imperio tras la Guerra Civil, del que dan buena cuenta algunas producciones Cifesa- -muy estimables en su época como puede ser Locura de amor con la Historia de Felipe el Hermoso y Doña Juana llamada la Loca- Y un periodo tan rico como el de Galdós y los Episodios Nacionales ha pasado Perplejidad Hay un abismo entre la Historia de España traspuesta al cine. Esa es mi perplejidad desapercibido para el cine y la televisión. Es un poco mi perplejidad. -Que comparte con el pobrecito hablador larriano que paga su entrada. -Tenemos una pléyade de novelistas interesantes de carácter histórico, que no acaban de dar el salto al cine, y es una veta que le gustaría extraordinariamente a la gente, porque si le gusta leer novelas de corte histórico, ¿por qué no le va a gustar ver películas de carácter histórico? ¿La decadencia del cine español tiene que ver con sus escaso entronque con la Historia? -Yo creo que esa decadencia tiene que ver con la desaparición del concepto de industria del cine español. Eso se produce en los años 60, como consecuencia del deseo de modernizar España y de acabar con un cine que se consideraba poco moderno cuando el cine español de los años 50 ha sido la época más gloriosa. Desaparece la industria, y la posibilidad de hacer películas muy variadas y conectadas con los gustos del espectador. Lo que hay son películas españolas con géneros, por supuesto: toda la comedia del landismo, el cine de la Transición, cine de terror... Pero realmente hablar de una industria estricta del cine español, como en Francia o Inglaterra, y aunque es triste decirlo, yo no la veo. ¿Esa industria es una utopía? -Recuperar el tejido industrial del cine español es una tarea a la que, probablemente- -como usted apunta- -la palabra que habría que emplear, aunque sea muy duro decirlo y por otra parte vinculante, es la de utopía.