Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 MADRID LUNES, 12 DE DICIEMBRE DE 2011 abc. es madrid ABC CRIMEN DE TETUÁN Una hermana de la magrebí asesinada quiere acoger a sus tres hijos M. J. Á. MADRID Boadilla recordó a María Piedad B Sólo quiero encontrar a mi hija dijo la madre de la desaparecida, hoy hace justo un año M. J. Á. MADRID Se ha interesado en todo momento por sus sobrinos, con los que tenía una buena relación, y quiere hacerse cargo de ellos. Se trata de una hermana de Fátima El Fazazi, de 39 años, que pereció la noche del jueves acuchillada por su marido, Alí Daghmani, de 39, en presencia de sus tres hijos: Nora, de 5 años, Duah, de 3, y el bebé, de apenas 10 días de vida. Tras el brutal crimen se marchó, dejando solos a sus pequeños. Se entregó doce horas después en comisaría y, según los más allegados de la pareja, él la maltrataba continuamente aunque ella jamás denunció. Precisamente por eso, ella le quería dejar. Ayer se supo que la Comunidad de Madrid está valorando en estos momentos la propuesta de la hermana y tía de los pequeños, asesinada en la calle Alemania del barrio de La Ventilla del distrito de Tetuán. Así lo indicaron fuentes de la Consejería de Familia y Asuntos Sociales que dirige Salvador Victoria, quienes, además, indicaron que están estudiando todas las circunstancias de la hermana para ver si se puede hacer cargo de los pequeños informa Ep. Los pequeños están bien Para el Ejecutivo regional, que tiene la tutela provisional de los menores, lo prioritario es que residan con miembros de su familia. No obstante, resaltan que hay que garantizar su seguridad y buen cuidado Las mayores, dos niñas, han pasado una noche muy buena, sin pesadillas y ya están jugando con sus compañeros de centro, explicó Victoria. Igual que el bebé, ingresado tras el suceso en La Paz ante los signos de desnutrición y de hipotermia que presentaba por haber estado privado de alimento desde que su madre murió y porque él, al igual que sus hermanas, pasaron la trágica noche del despiadado crimen en un dormitorio con la ventana abierta, pese a las bajas temperaturas. Ayer por la mañana, en la mezquita de la M- 30, los más allegados de la pareja recordaron a Fátima justo momentos antes de que el presunto asesino y marido, Alí, pasara a disposición judicial. Desde las 20 horas del viernes permanecía en la comisaría de Tetuán, en donde se negó a declarar. Se espera que lo haga en breve antes de ingresar en prisión provisional. Unas trescientas personas se concentraron ayer en Boadilla del Monte para recordar y apoyar a la la familia de María Piedad García Revuelta, al cumplirse hoy un año de su desaparición sin que se hayan encontrado pistas sobre su paradero. Desafiando al frío dieron todo el calor posible con su presencia a los padres y hermanos de la joven. La cita, silenciosa, fue a las 11 horas en la plaza del municipio, en donde los asistentes permanecieron bajo una gran pancarta en la que se podía leer: No te olvides de María, nosotros no lo hacemos A la concentración asistieron vecinos del pueblo, familiares y amigos de la desaparecida, así como la práctica totalidad de la corporación municipal con el alcalde, Antonio González Terol, a la cabeza, para expresar todo el calor y el cariño del pueblo a los familiares de María Piedad, informa Efe. Durante el acto, los concentrados guardaron tres minutos de silencio. Un emocionado y tímido Jorge, hermano menor de María Piedad, agradeció a los congregados su presencia, al tiempo que quiso hacer pública su especial gratitud hacia la Guardia Civil por seguir con la búsqueda de su hermana. El mayor, Ricardo, leyó un escueto manifiesto en memoria de su hermana. Como se recordará, María Piedad, de 32 años y madre de dos niños de uno y diez años, desapareció tras acudir a una cena de Navidad con compañeros de trabajo y su ex pareja, y pa- Vecinos de Boadilla apoyaron ayer a la familia de María Piedad dre del menor de sus hijos: Javier Sánchez Toledo. Éste se empeñó en llevarla a casa, a la que ésta no llegó. Tres días después el cadáver de éste apareció ahorcado en una zona boscosa de San Lorenzo. No dejó ninguna nota en la explicara si le había hecho a la joven ni dónde estaba. TELEMADRID En contacto permanente La Guardia Civil realizó numerosas batidas con distintas unidades: caninas, de subsuelo, subacuáticas helicópteros, motos y vehículos todoterreno, tanto en caminos como en zonas verdes y pozos. Ni rastro. Los vecinos también se movilizaron y peinaron los alrededores, sin éxito. Ante la falta de pistas, la Beneméri- ta solicitó al juez que autorizase el rastreo en el vertedero de Pinto, al que llegan los restos recogidos en la zona en la que desapareció María Piedad. Desde junio, una empresa privada rebusca entre las toneladas de basura, en colaboración con el Instituto Armado, sin resultado. El alcalde, González Terol, explicó que el Consistorio está en estrecho contacto con la familia, que sufre mucho porque no sabe nada de ella desde hace un año, pero se mantiene entera y cuida a los hijos de la desaparecida Mi único deseo es encontrar a mi hija y sacar adelante a mis dos nietos concluyó Antonia, madre de la desafortunada, con el dolor reflejado en su rostro. SUSTO A DIEZ METROS DE ALTURA Una trapecista cae sobre una niña en el Circo Mundial T. G. RIVAS MADRID Una aparatosa caída de una trapecista hizo que cundiera el pánico ayer en la función matutina del Gran Circo Mundial de La Vaguada. La profesional cayó sobre el público, concretamente encima de una niña de unos diez años de edad. Todo quedó en un susto. No hizo falta la asistencia de los servicios sanitarios. De hecho, según informaron desde el circo, Tatiana, la trapecista del Dúo Engels, volvió a actuar pasados 20 minutos. Era la función de las 11.30 de la mañana. Apenas había butacas vacías. Llegaba el espectáculo de los trapecistas Amor en el aire protagonizado por los acróbatas Enrique y Tatiana. Las piruetas en el vacío se sucedieron durante cinco minutos ante un público atónito. Estaba a punto de terminar el número. Tatiana se abalanzó desde su trapecio hacia su compañero, agarrado por las extremidades inferiores al elemento. Algunos asistentes comprobaron que el saltimbanqui no cogió bien a la acróbata por los brazos. Mal unidos se balancearon tomando impulso hacia la parte exterior del circo, y Tatiana se desprendió. Un grito unísono envolvió el recinto. Abajo había dos redes de protección, pero la trapecista cayó por fuera. Aunque hizo todo lo posible por agarrarse al elemento, se precipitó sobre los espectadores desde altura de diez metros. Fue a parar sobre la niña. Pasado el sobresalto, la menor continuó viendo el espectáculo con su familia y la profesional de las piruetas volvió a la escena. Algo así sólo te puede pasar una vez en la vida como trapecista. Confiamos en que no suceda más declaró Tatiana. Ya ocurrió otro accidente con un elefante y su domadora en este circo en 2010, pero dada la profesionalidad que envuelve a estos especialistas, todo quedó en una anécdota, en aquella ocasión, con escayola.