Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 EDITORIALES PRESIDENTA- EDITORA: LUNES, 12 DE DICIEMBRE DE 2011 abc. es opinion ABC CATALINA LUCA DE TENA Director Bieito Rubido Ramonde Director adjunto: Luis Ventoso Subdirectores: José Ramón Alonso Manuel Erice Mayte Alcaraz Olalla Cernuda Adjuntos al Director: Ramón Pérez- Maura Alfonso Armada Montserrat Lluis ABC Cultural: Fernando R. Lafuente Áreas: Sergio Guijarro (Información) Jaime González (Opinión) Manuel Marín (España) Alberto Sotillo (Internacional) Ana Isabel Sánchez (Economía) Adolfo Garrido (Madrid) Nuria Ramírez (Sociedad) Jesús G. Calero (Cultura y Espect. David Álvarez (Deportes) Sebastián Basco (Cierre) Jesús Aycart (Diseño e Infografía) Matías Nieto König (Fotografía) Alexis Rodríguez (Suplementos) Laura Revuelta (ABC Cultural) María Jesús Pérez (Empresa) Fernando Rojo (Fin de semana) Archivo: Federico Ayala Delegaciones: Alfredo Aycart (Galicia) Isaac Blasco (C. Valenciana) María Jesús Cañizares (Cataluña) Antonio González (C. -La Mancha) José Luis Martín (Castilla y León) Roberto Pérez (Aragón) Bernardo Sagastume (Canarias) Directora General Ana Delgado Galán Gerente Javier Caballero Control de Gestión José Antonio Ansede Área de Márketing José María de la Guía Área de Publicidad Eduardo Real Área Técnica José Cañizares Área de Recursos Humanos Raquel Herrera LOS PRIMEROS DÍAS DE RAJOY La imagen de equipo eficaz, preparado y fiable será imprescindible para que los ciudadanos asuman la política de sacrificios que se avecina A Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7 28027 Madrid. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Att. al cliente 902 334 555 Precio ABC 1,20 euros UNQUE aún no ha sido investido ni nombrado presidente del Gobierno, Mariano Rajoy ha empezado a mostrar las pautas de su futura conducta al frente del Ejecutivo. Tanto en el proceso de traspaso de poderes desde el actual Gobierno socialista en funciones como en las jornadas cruciales para Europa de la semana pasada, Rajoy ha evitado declaraciones innecesarias o polémicas estériles, optando por centrarse en objetivos concretos y en coordinar mensajes con Rodríguez Zapatero ante los socios europeos. Su agenda internacional ha sido intensa, principalmente durante el Congreso del Partido Popular Europeo, donde pudo plantear directamente a Angela Merkel y a Nicolas Sakozy sus criterios sobre la refundación europea y la actitud de España ante la crisis económica. Hasta que tenga el mando del Gobierno y la potestad legislativa que reconoce la Constitución al Consejo de Ministros, Rajoy sólo puede- -y no es poco- -sembrar confianza entre quienes, hasta ahora, no la tenían hacia España. Ya faltan pocos días para que esta situación fronteriza entre los que se van y los que llegan toque a su fin y España empiece a tener un Gobierno fuerte, con prioridades claras y un plan de acción política y legislativa. Por eso hay una enorme expectación por el gabinete que forme Mariano Rajoy. La convicción de que Rajoy debe crear un equipo de personas prestigiosas y eficaces no solo se basa en el recuerdo de los mediocres gobiernos de Zapatero, sino en la necesidad que tiene la opinión pública de sentir seguridad en sus dirigentes. Hoy se desvelarán los nombres de los elegidos por Rajoy para presidir el Congreso de los Diputados y el Senado, y para integrarse en sus Mesas en representación del Grupo Parlamentario popular. Por un lado, serán descartes para el próximo Ejecutivo; pero, por otro lado, también servirán para confirmar la apuesta de Rajoy por los más capacitados para asumir las responsabilidades políticas. Esta imagen de equipo eficaz, preparado y fiable será imprescindible para que los ciudadanos asuman la política de sacrificios que se avecina, más aún si la izquierda política y sindical se predispone a la agitación social como alternativa a su debilidad en el Parlamento. La situación más probable es la de un Gobierno abocado a tomar decisiones en solitario, pero con el respaldo de una mayoría parlamentaria basada en la voluntad de los ciudadanos de tener una dirección política coherente y seria para salir de la crisis. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 35.049 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid OTRO ERROR DE LÓPEZ UN MAL ACUERDO EN DURBAN L ÍNDICE La Tercera 3 Editoriales 4 Enfoque 5 Opinión 12 Cartas 14 España 16 Internacional 32 Economía 36 Deportes 41 Madrid 66 Sociedad 76 Cultura 82 Agenda 87 Esquelas 88 Gente 96 El Tiempo 98 TV 98 La Última 102 os socialistas vascos siguen empeñados en una lectura falsa de la realidad, con graves consecuencias para la lucha del Estado de Derecho contra ETA. Por desgracia, la banda terrorista no se ha disuelto ni ha entregado las armas. De ahí que la única explicación posible sobre los pasos en falso de Patxi López sea el oportunismo electoralista ante la probable debacle del PSE en las próximas elecciones autonómicas. El lendakari quiere reunirse con Rajoy para pedirle el acercamiento de los presos de ETA y pretende ahora otorgar una partida de un millón de euros a las otras víctimas del supuesto conflicto, ante la lógica oposición del PP vasco. López ha optado por el peor camino posible, a costa de humillar a las víctimas genuinas de la barbarie terrorista. La ambigüedad, la equidistancia y las maniobras en tierra de nadie son un triunfo para ETA y sus secuaces. Por eso, el PSE debería rectificar con urgencia. P ara los más optimistas, el acuerdo alcanzado in extremis en Durban permite mantener viva la utopía de un mundo donde las buenas intenciones en la defensa del medio ambiente triunfarán sobre el pragmatismo desarrollista. No se ha alcanzado el objetivo de que el compromiso de reducción de emisiones sea obligatorio para todos, pero se mantiene que llegue a serlo en un futuro razonable. Sin embargo, casi todos los países que figuran en los primeros lugares de la lista de más contaminantes, como China, Estados Unidos o la India, se han negado a comprometerse, lo que convierte este acuerdo en algo peor que papel mojado: la UE ha asumido la defensa de las políticas más radicales en la reducción de emisiones industriales, pero todos sus competidores directos han preferido no hacerlo, con lo que el precio a pagar para la industria europea es el doble, tanto por el sobrecoste de utilizar tecnologías más limpias, como por el hecho de que sus productos no podrán competir con los de otros países que no las utilizan.