Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 SOCIEDAD LUNES, 26 DE SEPTIEMBRE DE 2011 abc. es sociedad ABC Luces para aprender El programa es a tres años, piensa implicar a escuelas y empresas españolas, y se beneficiarán de él cinco millones de personas proyecto Metas Educativas 2021 que aprobó la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno en diciembre de 2010, en Argentina El número de escuelas sin electricidad que hasta ahora ha detectado la OEI, con la información proporcionada por los países, es de 80.357. El coste por escuela es de 2.700 euros, con lo que el desembolso total supone 217 millones de euros. Nuestro objetivo es cumplir el proyecto a finales de 2014 afirma Marchesi. La OEI está buscando acuerdos con todas las empresas que tengan interés en la iniciativa, sobre todo las que operan en el campo de las nuevas tecnologías y de la electricidad. Marchesi afirma: La Fundación Telefónica es la más sensible y comprometida Menciona dos empresas españolas más receptivas hasta ahora: Endesa y Gas Natural- Fenosa. Son conscientes de su responsabilidad social y colaboran en la financiación de alguno de los componentes del proyecto en función de su experiencia o de las zonas de los países en los que están trabajando. Todo el que quiera aportar algo es bienvenido subraya el secretario general de la OEI, que se encarga de la ejecución de las políticas y programas de la OEI, así como de los estudios técnicos. La OEI espera el respaldo de todos los países miembros, que son veinticuatro. No tengo datos de las escuelas sin electricidad de Cuba y Venezuela, pero trabajaremos con ellos como con los demás países latinoamericanos en el marco acordado entre todos para los programas de cooperación sostiene Marchesi. Si Luces para aprender quiere resultar un éxito, probablemente necesite la ayuda también de los colegios españoles. He hablado con la Fere (Federación española de religiosos de enseñanza) para que anime a sus centros a hermanarse con alguna de las escuelas latinoamericanas. También me he puesto en contacto con la coordinadora de directores de los institutos públicos. Lo haré con las escuelas privadas y con las cooperativas de la enseñanza relata Marchesi. Las comunidades educativas españolas no deberían olvidar que, a pesar de las dificultades que pueden tener, la situación de las escuelas de otras regiones del mundo es mucho peor Y las escuelas latinoamericanas, si las medimos con otras también necesitadas, comparten con nosotros una historia, una lengua y una cultura comunes, por lo que deberíamos sentirnos más comprometidos con ellas concluye el secretario. El proyecto implica equipar 80.357 escuelas y formar a los maestros en nuevas tecnologías FOTOS: ABC La Organización de Estados Iberoamericanos aprueba un plan de impulso educativo en América Latina Electricidad para 80.000 escuelas JOSÉ GRAU MADRID Cuba y Venezuela La Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) con el programa Luces para aprender aspira a proporcionar energía eléctrica, y ordenadores con conexión a internet, a algo más de 80.000 escuelas de la región. El plan es a tres años y se calcula que se beneficiarán de él más de cinco millones de personas. El objetivo es acelerar la calidad y la igualdad en la educación iberoamericana. Álvaro Marchesi Ullastres, secretario general de la OEI para la Educación, la Ciencia y la Cultura, comenta a ABC: ¿Cómo mejorar la calidad si las escuelas no tienen electricidad y, por tanto, los alumnos no pueden utilizar un ordenador, ni siquiera leer un libro cuando el cielo está nublado? Consideramos imprescindible llevar electricidad, un ordenador (no tenemos dinero para más) y conectividad a todas las escuelas que aún no la tienen El proyecto implica la formación de los maestros en las nuevas tecnologías, educación técnico- profesional en electricidad y paneles solares para garantizar la sostenibilidad, además del compromiso de la comunidad local para que cuiden las instalaciones y para que la escuela sea un centro de formación y de ocio. Lo normal es que cuando la escuela no tiene electricidad, tampoco llegue a los hogares. Los alumnos podrán utilizar un ordenador por vez primera, incluso ver una película, y ampliar así sus mundos. Pero los beneficiarios no serán solo los alumnos. También se enriquecerán los maestros, por las posibilidades implícitas en la enseñanza a sus pupilos, que se traducen en formación simultánea para ellos. Se beneficiarán, finalmente, los padres y las comunidades, con una nueva escuela que se convertirá en centro de encuentro, de educación y de ocio Iberoamérica debe afrontar enormes retos educativos. Arriba, unos niños en la escuela de Nuevo Pitalito, Colombia. Treinta millones de analfabetos Hay unos 30 millones de iberoamericanos analfabetos, y países en la zona donde los alumnos estudian solo seis años y en los que el trabajo infantil es frecuente. Acabar con eso, dice Álvaro Marchesi, garantizará el desarrollo económico y social y se evitará que la falta de oportunidades lleve a los ciudadanos a buscar trabajo en otros países Las desigualdades en la educación, enormes, reflejan diferencias sociales que sitúan a la región como la más dispar del mundo Asunción, punto de partida Durante la inauguración, hoy, de la conferencia iberoamericana de ministros de Educación en Asunción (Paraguay) se presentará Luces para aprender El ponente será Álvaro Marchesi, quien continúa explicando: La iniciativa es un desarrollo del