Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 ABCdelDEPORTE LUNES, 26 DE SEPTIEMBRE DE 2011 abc. es ABC Votaciones a mano alzada ABELLÁN EN PUNTO JOSÉ ANTONIO ABELLÁN R esulta sorprendente que el Real Madrid, posiblemente el club más importante del mundo, reúna a sus dueños en Asamblea Ordinaria de Compromisarios para aprobar un presupuesto de 480 millones de euros y que las votaciones se hagan a mano alzada. Como los indignados de Sol. En la era tecnológica y presentando un proyecto de estadio futurista y fastuoso, los dueños del club han votado como en una asamblea de estudiantes. Dijo Florentino que la votación a mano alzada se debía a que el sistema electrónico costaba 600.000 euros y había que ahorrar. Extraña justificación cuando estaba en juego la seriedad de un club como el Real Madrid. Allá él. Sólo me queda señalar que el problema que terminó por desprestigiar a Ramón Calderón en aquella inefable Asamblea de los nanines sigue vigente en el Real Madrid, y lo que es peor, Don Eduardo Fernández de Blas, hoy vicepresidente, entonces crítico con el sistema de votación, se ha apuntado a aquello de dame pan y dime tonto Lo bien hecho bien parece E l Barcelona también ha tenido, este fin de semana pasado, Asamblea Ordinaria de Compromisarios. Como en la del Madrid, el punto fuerte era la economía. La directiva del Barcelona se jugaba mucho dinero con el patrocinio de la Qatar Foundation. Y es que había socios a los que les resultaba poco edificante que en la camiseta del Barça figurase la imagen de una fundación de un país en el que no se respetan los derechos humanos. Como había mucho dinero en juego, los directivos del Barcelona fueron, durante semanas, explicando a los socios que ese patrocinio era muy importante para el club al tiempo que les regalaban pinzas para la nariz. La pela era y es la pela. Y como lo bien hecho, bien parece, al final salió adelante el patrocinio catarí. Curiosamente, la votación también se hizo a mano alzada. También, como en las asambleas de perroflautas La Asamblea de compromisarios del Barcelona le dio el sí a la Qatar Foundation EFE Las radios empecinadas La AFE, no solo con los jugadores L as radios siguen sin entrar en los campos de fútbol. Como El Empecinado siguen obstinadas en una guerra de guerrillas en las que pierden, a diario, sonido y prestigio y terminarán perdiendo dinero. Incluso recurren a los políticos para protegerse. Y los políticos, como dije desde el primer día, ya reconocen que el conflicto es un problema legal y que tratarán de resolverlo en la próxima legislatura. Promesa típica de políticos en campaña electoral, hechas para no cumplirse y menos en tiempos de crisis donde las prioridades son otras. Pero don Alfonso Ruiz de Asin, cada día más parecido a Paco Martínez Soria en la película Don erre que erre sigue a lo suyo. Reclamando la vulneración del artículo 20 de la Constitución pero sin presentar ninguna denuncia ante ningún juez por ello. Y debería presentarla o dimitir. Ya está en un callejón sin salida. L Aduriz vio la roja ante el Sevilla REUTERS a Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) debería ser un sindicato moderno. Debería abandonar esos principios anacrónicos de la lucha de clases que sólo la obligan a defender sus derechos contra la patronal y preocuparse de resguardar su prestigio como colectivo y el de los futbolistas en sí mismo y particularmente. Y si, para ello, tienen que sancionar a sus afiliados que los sancionen. Sería una muestra de credibilidad y de seriedad apabullante. Lo hacen ya otros sindicatos de futbolistas en otros países. Y es que la encerrona que le montaron a Aduriz entre Fernando Navarro y Spahic en el partido Sevilla- Valencia fue indigna. Diseñada para cazar al delantero valencianista. Y lo cazaron. Pero en la trampa hubo dolo. Voluntad maliciosa de engañar. Y eso es sancionable. Y si no por un comité disciplinario, sí por la propia AFE. Por higiene.