Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 GENTE VIERNES, 1 DE JULIO DE 2011 abc. es gente ABC EN SU PUNTO BEATRIZ CORTÁZAR NORMA DUVAL, EL TEATRO ESPERARÁ V El Príncipe Alberto y Charlene Wittstock reciben de Joe Walsh una guitarra firmada por The Eagles REUTERS Mónaco vive su día grande T ÁNGEL GÓMEZ FUENTES ENVIADO ESPECIAL A MÓNACO odo está listo para que en Mónaco se vivan dos días memorables y celebrar un momento histórico. La fiesta por el matrimonio del Príncipe Alberto y Charlene Wittstock comenzó anoche en el estadio de Mónaco con un concierto de los Eagles. Y esta tarde, por fin, lo que parecía un sueño se hará realidad: la excampeona de natación que vino de Sudáfrica será la nueva princesa de Mónaco. A las 17.00 horas comenzará en la sala del Trono del Palacio Grimaldi la ceremonia en la que el Príncipe Alberto y Charlene Wittstock se dirán un primer sí en el matrimonio civil. Mañana, a la misma hora, tendrá lugar la ceremonia religiosa, celebrada no en la catedral donde se juraron amor eterno Gracia y Rainiero, sino en el patio de honor del mismo palacio. La cena de gala en las terrazas del Casino, para solo 800 invitados, será preparada por el gran chef, francés de nacimiento y monegasco de adopción, Alain Ducasse, quien ha prometido un menú sencillo y respetuoso con la sensibilidad verde y ecologista de la que hace gala el Príncipe Alberto. La boda principesca será la ocasión para presentar la tarjeta de visita del Mónaco del siglo XXI. La apuesta que ha hecho el Príncipe bien vale los 50 millones que costarán las celebraciones. En ello desempeñará un papel fundamental la televisión. Casi 500 técnicos trabajan para preparar la retransmisión, que ofrecerán 50 cadenas. Eso, en el supuesto de que no dé marcha atrás Charlene Wittstock, porque los ecos del rumor de su intento de huida no se han apagado. Alberto y Charlene han dado la cara y anoche asistieron al concierto para desmentir así de nuevo los rumores. Pero ayer mismo periódicos como Le Figaro o el Times insistían con datos de que el rumor era plausible. Hoy Charlene Wittstock concentrará todas las miradas. FOTOS AP REUTERS Sobre estas líneas, Jean- Michel Jarre, que pondrá la música. Izquierda, Alain Ducasse Rhys- Meyers, hospitalizado por sobredosis Según publica el rotativo británico The Sun el actor Jonathan RhysMeyers, protagonista de la exitosa serie Los Tudor ha ingresado en un hospital tras un supuesto intento de suicidio por ingesta de pastillas. El intérprete se encontraba luchando con una adicción al alcohol. olcada en el cuidado de sus hijos, de sus sobrinos y ahora especialmente de su madre, Norma Duval lleva tiempo soñando con volver al teatro, y de momento ese sueño va a tener que seguir apareciendo de noche puesto que la realidad es que la vida de la actriz no está como para hacer el ritmo que requiere una obra. Tras la muerte de su querida hermana, Carla, y ahora con la enfermedad de su madre, se ha quedado sola para sacar a todos adelante. Por eso valora el tiempo más que nunca en su vida. No todo han sido desgracias en la vida de Norma y la aparición del alemán Matthias Khün seguramente ha sido la alegría que necesitaba para hacer que las cosas fueran más llevaderas. Los fines de semana que sus sobrinas se quedan con su padre, Norma aprovecha para viajar a Ibiza y reunirse con su novio o bien irse los dos por ahí y vivir su historia al margen de todos. Son esas pequeñas escapadas las que dan un respiro y hacen la vida más agradable. También sus compromisos de trabajo con la firma Punto Roma han sido otro aliciente para la exvedette, que sigue siendo imagen de esta marca, que ha crecido en los últimos años de manera imparable y siempre con el gancho de Norma en sus escaparates. Porque, aunque sus dos hijos mayores ya trabajan y viven con sus parejas, en la casa de Norma se reúnen todos a diario. Están sus sobrinas con las que hace deberes y va al pediatra. Está su hermano, dado que es ahí donde tiene la sede de su empresa de servicios en la que trabaja un hijo de la actriz y está su madre. El único que no vive ni trabaja en La Moraleja es el hijo de su hermana Carla, aunque es Norma quien cuida sus pasos y quien, en definitiva, aguanta sola toda la estructura familiar. ABC