Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 19.6.2011 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. DiarioABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 34.873 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Att. al cliente 902 334 555. CHISPAS CURRI VALENZUELA THATCHER A los 87 años, la mujer mira a la cámara con la mirada perdida propia del alzhéimer, según la hemos visto esta semana al recibir de manos de José María Aznar el premio Libertad. Margaret Thatcher es ya incapaz de pronunciar alguna de las frases, contundentes y consideradas políti- camente incorrectas entre la progresía, con la que en otros tiempos fabricó titulares, como las de cada regulación es una reducción de la libertad el socialismo fracasa cuando se les acaba el dinero de los demás o no me importa lo que digan mis ministros siempre que hagan lo que yo les digo Mas allá de sus frases, de esa mujer que tuvo aún palabras para agradecer tal premio queda el recuerdo de su papel en el cambio que la historia del mundo registró en la década de los ochenta junto al Papa Juan Pablo II y el presidente norteamericano Ronald Reagan, que culminó en el fin del comunismo y el comienzo de una larga era de prosperidad económica de Occidente. En su caso, con un mérito añadido, puesto que tomó las riendas de un país en declive por el excesivo poder de los sindicatos y el abuso de subvenciones y lo dejó en la primera división mundial tras aplicar sin miramientos sus recetas de desregulación del sector financiero, la privatización de empresas públicas y la retirada de subsidios. Sus principios, aprendidos en la trastienda del pequeño comercio rural de su padre donde se crió, fueron los de la libertad, el respeto a los valores cristianos y el patriotismo británico, por lo que no es de extrañar que en aquella década de socialismo recién estrenado, destape, permisividad y adoración de todo lo progre, en España se menospreció su figura (Alfonso Guerra dijo de ella que en vez de usar desodorante, usaba tres en uno como a Reagan, hoy considerado por los norteamericanos el mejor presidente de su historia, se le tachó de simple cowboy y a Juan Pablo II, de retrógrado. Personalmente siempre admiré sus ademanes tan ajenos a la moda, su costumbre de recibir a los ministros en la cocina mientras preparaba la cena, la vitrina llena de sus porcelanas favoritas que colocó en su despacho en el 10 de Downing Street y, siendo como fue una de las primeras mujeres poderosas de verdad, su feminismo auténtico, recogido en otra de sus frases: En igualdad de condiciones con el hombre, la mujer es superior Como ella lo fue. SOBRE HUMANOS Luis Carlos Montalbán Cada día se suicidan 18 veteranos de guerra BEste capitán estadounidense en la guerra de Irak ha rehecho su vida con la ayuda de un perro cobrador, Tuesday L EMILI J. BLASCO o más duro de la guerra es lo que viene después de ella, porque puedes quedar afectado física y psicológicamente para el resto de tu vida. A mí me ha salvado Tuesday un cobrador dorado entrenado como perro de asistencia desde que tenía tres días de vida. Tras mis dos rondas de servicio en Irak, Tuesday ha sido mi hermano, mi amigo, mi maestro, mi terapeuta. Soy hispano. Mi padre es cubano y mi madre puertorriqueña. En el Ejército estadounidense, donde he servido durante 17 años y he sido capitán, me llamaban Terminator por mi constitución física. En 2003 fui a Irak al mando de un pelotón destacado en Al Waleed, un puesto fronterizo con Siria. Allí fui atacado, y aunque me curaron de las heridas visibles, me quedaron otras que entonces no supe: tres vértebras fracturadas en la espalda y una lesión traumática en el cerebro. Cumplida mi misión, re- gresé un tiempo a EE. UU. para volver al frente en marzo de 2005. Esta segunda ronda terminó en febrero de 2006. Luego vinieron dificultades de movimiento, problemas de equilibrio y migrañas. Recuerdos y pesadillas, ansiedad social y agorafobia, ataques de pánico. Fue un tiempo de neblina alcohólica, tratando de hacer frente al colapso de mi matrimonio, de mi carrera; meses empleados intentando- -y fallando- -salir de mi apartamento en Nueva York. Antes de Tuesday no podía dormir. Bebía botellas enteras de ron de una sola sentada, pero seguía en la cama incapaz de cerrar los ojos. Cuando lo hacía, veía cosas terribles: un asalto asesino, un niño muerto. Pero Tuesday obró el milagro. Di con él a través de un programa que ofrecía perros de asistencia a veteranos del Ejército. Desde entonces ha estado siempre a mi lado, va conmigo a todas partes. Me ayuda a guardar el equilibrio, nota cuando mi respi- ración indica nerviosismo, distrae pensamientos que pueden ser obsesivos. Me ha dado seguridad y confianza. Pero sobre todo ha hecho que me dé cuenta de mi potencial para ser feliz, de darle sentido a la vida. Dejé el Ejército en 2007 y he hecho postgrados de periodismo en la Universidad de Columbia. Quiero llamar la atención sobre la necesidad de que los veteranos tengan una mejor asistencia. No puede ser que cada día en EE. UU. se suiciden 18 de ellos. Para los 650.000 que padecen trastorno por estrés postraumático, de los dos millones de estadounidenses que han servido en Irak y Afganistán, hay que encontrar más alivio. Y es mucho el que ofrece un perro como Tuesday Por eso publico Until Tuesday. Un guerrero herido y el cobrador dorado que lo salvó TRANSCRITO POR EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL EN WASHINGTON DTM: cuarta prueba del campeonato alemán de turismos. A las 15.30 horas, desde Alemania HOY EN LA Pendientes del España- Ucrania sub 21 a las 20.45, en El mirador de la Liga con Alberto Vargas HOY EN