Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 19 DE JUNIO DE 2011 abc. es cultura CULTURA 87 Menton Museo Cocteau Picasso y Monet, dos de sus pasiones tana se abre con un retrato de Cervantes y es al cine, la literatura y el cine español lo que Rosebud (Ciudadano Kane) de Orson Wells es para la historia del cine: un espacio mítico, la obra de un valenciano cosmopolita, hoy propiedad de la alcaldía de Menton. El Museo Nacional Pablo Picasso de Vallauris abre sus puertas a una instalación única de Aïcha Hamu, que deberá combatir con los olímpicos fantasmas del lugar. Fue en ese espacio donde Picasso realizó en 1953 sus legendarias obras La Guerra y La Paz objeto de incontables análisis. Más de medio siglo más tarde, la antigua residencia taller de Picasso, construida, según es leyenda, sobre restos de un antiguo templo griego, abre sus puertas a la experimentación de nuestro tiempo. No es necesario insistir en el puesto tutelar de Picasso sobre todo el arte del siglo XX, Costa Azul incluida. El Museo Picasso de Antibes y el no menos legendario castillo de Vauvenargues (junto a la Sainte- Victoire de Cézanne) recuerdan a quien pudiera olvidarlo que Picasso está muy presente en el pasado, el presente y el futuro de toda la Costa Azul. Otros museos y galerías de la Costa presentan otras manifestaciones artísticas, con obras de artistas como Léger, Hartung, Chagall, Klein, Arman, Pagès, Matisse, Dufy, Nicolas de Staël, Burri, Calder... Entre esa miríada de exposiciones, de la más diversa naturaleza, quizá sea una evidencia que el gran acontecimiento de la Costa Azul, este verano, será la gran retrospectiva consagrada a Eduardo Chillida en la Fundación Maeght, uno de los lugares míticos de toda la región, y mucho más allá. No es un secreto que Chillida se reveló como gran escultor en París, en la Galería Maeght, justamente, que lo expuso muy pronto en la Costa Azul. De aquellas primeras exposiciones en la Maeght parisina y la Fundación de Saint- Paul- de- Vence, datan los grandes textos de Heidegger y Bachelard, referencias absolutas, hoy como ayer. Ignacio Chillida, comisario de la gran retrospectiva de la Maeght, subraya esa relación entre su padre y los genios del lugar que también sedujeron a Picasso, de este modo: Chillida vivió en Saint- Paul- de- Vence algunas de las épocas más enriquecedoras y emocionantes de su vida artística y humana. Se trata de un lugar esencial en su trayectoria, gracias a las posibilidades creativas del magnífico espacio cultural de la Fundación Maeght. La retrospectiva nos ha permitido, también, revivir los lazos de amistad y cariño que siempre han existido entre la familia Maeght y la familia Chillida Buste de Françoise de Picasso Ernst Beyeler (sonriente, a la derecha) y Pablo Picasso, Mougins, 1969 El martes se subastan en Londres obras de la colección del marchante, mecenas y coleccionista suizo, toda una leyenda Nenúfares de Monet Retrospectiva de Chillida Beyeler, los ojos del arte del siglo XX E NATIVIDAD PULIDO MADRID rnst Beyeler, protagonista clave del mundo del arte del pasado siglo, fue uno de los mayores marchantes, mecenas y coleccionistas. Nació en Basilea en 1921, estudió Economía e Historia del Arte y abrió su mítica galería en el número 9 de Bäumleingasse, en Basilea, allá por 1945. Durante 65 años organizó 300 importantes exposiciones y vendió más de 16.000 obras de arte. Su galería se convirtió rápidamente en sinónimo del mejor arte del siglo XX: Picasso, Monet, Matisse, Léger, Kandinsky, Mondrian, Giacometti, Miró, Calder, Arp, Dubuffet, Rothko, Bacon, Lichtenstein, Baselitz... A muchos de estos artistas los conoció personalmente, incluso fueron sus amigos. Es el caso de Giacometti y Miró. Los suyos- -de un azul intenso y muy expresivos- -fueron los ojos del arte del siglo XX. Gran visionario, poseía un excepcional ojo para detectar a un artista o una obra maestra. Se anticipó a todos, logrando conseguir las mejores piezas. Comprar a Beyeler era comprar lo mejor. Incluso Picasso le concedió el raro privilegio de seleccionar obras suyas directamente de su estudio en Mougins. Fue un mode- lo para varias generaciones de especialistas y coleccionistas, que han visto su gusto forjado a través de la mirada de Ernst Beyeler. Su galería prosperó en los años de la posguerra, se convirtió en el marchante preferido de los coleccionistas más importantes del mundo y fue responsable de la venta de grandes obras maestras a los principales museos. En 1970 Ernst Beyeler cofundó, junto con Trudl Bruckner y Balz Hilt, la feria Art Basel y fue responsable en gran medida de que hoy sea la más prestigiosa del mundo. Tanto él como su esposa Hildy fueron ávidos coleccionistas de arte postimpresionista, moderno, contemporáneo, africano... En 1982 Beyeler creó una fundación a la que donó su impresionante colección privada, que se encuentra entre las mejores del mundo. Encargó al arquitecto Renzo Piano que diseñase una casa en Riehen (mu- Objetivo de la subasta Los beneficios de la venta ayudarán a cubrir los gastos de la Fundación Beyeler en Riehen (Basilea) y asegurar su futuro nicipio muy cercano a Basilea) Abrió sus puertas en 1997 y es uno de los museos privados más bellos del mundo, en un entorno privilegiado, rodeado de naturaleza. Atesora excepcionales obras de Monet, Picasso, Giacometti, Matisse, Braque, Mondrian, Miró, Bacon, Klee... Además, cuenta con una importante colección de arte primitivo africano, precolombino y de Oceanía. Visita obligada, es una auténtica joya. A los 88 años, Ernst Beyeler falleció el 25 de febrero de 2010, dos años después que su esposa. Su última voluntad fue que cerrase sus puertas la galería y que las obras de su propiedad fuesen vendidas a beneficio de la fundación. La sala Christie s de Londres saca a subasta el próximo martes una selección de obras de la colección Beyeler, cuyos beneficios ayudarán a cubrir los elevados gastos anuales del museo y asegurar su futuro. Destacan lienzos como Nenúfares de Monet, obra precursora de la abstracción de posguerra de Rothko, Clyfford Still y Sam Francis. Podría superar los 17 millones de libras. Otra joya es Buste de Françoise un colorista retrato que Picasso hizo de su amante Françoise Gilot, representada como la mujer flor (7- 10 millones de libras) Les acompañan Le Vallon, Tahití de Gauguin; Miss May Belfort de Toulouse- Lautrec; Nu allonge de Renoir; Le Drapeau de Léger... Además, un móvil de Calder, una acuarela de Klee y un dibujo de Giacometti. Beyeler siempre conservó en su casa estas tres obras.