Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 MADRID DOMINGO, 19 DE JUNIO DE 2011 abc. es madrid ABC Numerosos vecinos presenciaron perplejos la escena en pleno casco urbano y algunos llamaron a la Policía Fotos: Móstoles al día Una polémica performance en pleno centro de Móstoles termina con la presencia de la policía ¡La lleva atada como a un perro! JOSÉ M. CAMARERO MADRID Una performance del Centro de Arte 2 de Mayo de Móstoles, en la que un hombre llevaba atada a una mujer arrodillada, como si fuera un perra, terminó con la intervención de la Policía después de que algunos vecinos llamaran por teléfono para denunciar la situación. Los hechos sucedieron hace algunos días, cuando los viandantes de la céntrica avenida de la Constitución pudieron observar perplejos cómo el hombre llevaba atada a la mujer, que caminaba de esta manera por toda la zona. Al parecer, según el testimonio de varios vecinos, en un primer momento, se formó una gran aglomeración de gente. Varios comerciantes y vecinos increparon a los artistas y acabaron llamando por teléfono a los agentes policiales, que pidieron explicaciones. Allí se aclaró que no se tra- taba de un acto de humillación, sino de un espectáculo procedente del Centro de Arte 2 de Mayo. Según fuentes de la Consejería de Cultura, responsables del museo mostoleño, la Policía comprobó el concepto de la performance y posteriormente se marchó. En realidad, se trataba de un espectáculo incluido en Picnic Sessions Se trata de un proyecto de Claudia Claremi y Christian Fernández Mirón que propone la reinterpretación de obras emblemáticas en la historia del arte brindando una experiencia presencial tanto al público como a los artistas mediante un conjunto de performances y acciones tanto en el espacio público de Móstoles como en el propio museo. El programa de Picnic Sessions incluyó otro espectáculo llamativo: Imponderabilia de Marina Abramovic que incluye una mujer desnuda en una estrecha puerta interior de acceso al museo. Arriba, un hombre camina por el centro de Móstoles con una mujer atada como si fuera un perro, ante la perplejidad de comerciantes y vecinos. Junto a estas líneas, la Policía acude tras el aviso de los vecinos