Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 INTERNACIONAL DOMINGO, 19 DE JUNIO DE 2011 abc. es internacional ABC 4.000 SOLDADOS AL ASALTO Ascienden a 37 los muertos en un motín en una cárcel de Venezuela LUDMILA VINOGRADOFF CORRESPONSAL EN CARACAS Un capo se siente poderoso cuando compra a la más deseada ENTREVISTA El Gobierno venezolano incrementó ayer los efectivos militares que mantiene en la prisión El Rodeo I y II (a media hora al este de la capital, Caracas) para tratar de controlar y poner fin al motín que se vive en este centro penitenciario desde hace una semana. Ayer mandó 400 paracaidistas, con lo que ya son 3.900 los soldados del Ejército y de la Guardia Nacional los que intentan sofocar el motín. La cifra de víctimas se acerca, al menos, a 37, según fuentes extraoficiales, 27 de ellos contabilizados en la morgue y 10 en los hospitales. Además, hay un centenar de heridos entre presos y agentes. Sin embargo, el vicepresidente Elías Jaua reconoce solamente la cifra de 22 muertos- -incluyendo el fallecimiento de dos oficiales- -y 19 soldados heridos. Entre las víctimas figuran un sargento y un teniente de la Guardia Nacional. Ésta es la primera vez que un amotinamiento carcelario se salda con tan altas cifras de fallecidos y heridos. Los dos anexos de la cárcel de El Rodeo, construida para alojar a 750 presos, tiene 3.500 personas recluidas y hacinadas en su interior. El tiroteo entre bandas de delincuentes que comenzó el pasado domingo se saldó con un primer balance de 19 muertos y 22 heridos pero al pasar los días, el orden en el interior de la cárcel se hizo incontrolable lo que obligó a las autoridades nacionales enviar un contingente de casi 4.000 soldados, tantos como los que tiene la nómina de reclusos. Aún hay 1.400 presos del Rodeo II amotinados en su interior. A sangre y fuego, el Ejército se ha enfrentado a los internos amotinados. La batalla del viernes se prolongó durante casi diez horas. Se está metiendo la verde (uniformados militares) nos van a matar escribió un preso en su móvil. Hasta el momento, las autoridades han decomisado más de 100 teléfonos móviles, 37 armas de fuego largas y cortas, 5.000 cartuchos y 45 kilos de cocaína y 12 kilos de marihuana. Todo un arsenal impropio de un centro penitenciario. Chávez creímos en ti pero mandaste al ejército contra el pueblo que votó por ti. No cuentes más con nosotros dijo Magaly Dominguez, una de los familiares de un preso. de la cárcel. Yovanna Guzmán Modelo y escritora BQue a las modelos les gustan los narcos no es nuevo. La novedad es que una cuente cómo fue vivir junto a uno de los capos más sanguinarios, y que se confiese ante el hijo de 8 años que tuvo con él ALEJANDRA DE VENGOECHEA CORRESPONSAL EN BOGOTÁ Salto a la fama En Miles de presos hacinados Yovanna Guzmán, de 33 años, es modelo. Acaba de publicar La reina y el narco uno de los libros más vendidos en Colombia estos días. El narco, Wílber Alirio Varela- -alias Jabón fue asesinado en Caracas en 2008. Ex sargento de la Policía, empezó robando coches, luego fue sicario y terminó convirtiéndose en el heredero del Cartel de Cali. EE. UU. ofreció cinco millones de dólares por su cabeza. Yovanna recuerda en el libro los lujos, los caprichos, el encierro, las drogas, cuando le dispararon en las piernas en un atentado, o cuando le mataron a un ex novio. ¿Por qué escribió este libro? -Por quitarme el estigma de encima. Quiero que mi hijo entienda y le quede la verdad. Quiero que las niñas que vienen atrás se den cuenta que no es tan fácil. La vida no la resuelve el encontrarse con un hombre que tiene mucho dinero. El dinero esclaviza. ¿A qué se debe la atracción entre el mundo de los narcos y el de las modelos? -Una niña que nace con ese sueño, de ser lindas y reinas, y quiere ir a un reinado, pues entra con influencias. Y aquí entra quien tiene dinero. ¿Y quién da el dinero? Pues los capos. A los narcos les encanta tener un trofeo que es la reina, la dura, la presentadora más famosa, la mejor actriz. Se sienten más poderosos cuando compran a la más deseada. ¿Cómo terminó con los narcos? -A mí Varela me conoció trabajando, como una luchadora, a los 20 años. Eso fue lo que le gustó. Yo no fui la prepago de Varela, ni él me pagó por mis servicios de cama. Luego me localizó porque no se había olvidado de mi. Él llegó en un momento de soledad, él me llenó de afecto. Varela me hizo sentir que yo valía. Yo me sentía el patito feo, a pesar de haber sido reina y con él fui creciendo como mujer. Primero me hizo ver el cielo y luego el infierno. -Pero ahora cuestiona los excesos- -En esa época 1999 Colombia estaba llena de guerrilla y secuestraban por todo. Él andaba con escoltas porque decía que era ganadero. Y los ga- la imagen, Yovanna Guzmán con el libro que la hecho aún más famosa. Debajo, el narco Wílber Alirio Varela, Jabon ABC Los consejos de su madre Me faltó la inteligencia de mi mamá. Si uno escuchara a los padres se evitaría mucho sufrimiento naderos tienen plata. No le vi problema a que me diera cosas. ¿Hay algún exceso que no haya podido olvidar? -Me mandó una gargantilla llena de diamantes muy fea, llena de piedras. La cambié por un Cristo chiquitico. -Aparte de los reinados, ¿cómo funciona ese encuentro? Muchas niñas se venden. En las peluquerías, en las casas de los diseñadores, tienen libros de las niñas que se fotografían y se ofrecen. El hombre llega, las mira, la contacta, paga lo que haya que pagar y ya. ¿Cómo se dio cuenta de que era narco? -En la televisión. Un día apareció el afiche de los narcos más buscados. Varela vivió en Caracas escondido. ¿Cómo es la clandestinidad con un mafioso? -Él me decía hoy nos vamos a ver Llegaban a recogerme y cuando preguntaba ¿para donde voy? me respondían no pregunte que entre menos sepa más vive ¿Y la dejaban entrar sin problema en Caracas? -El acá se movía con inmunidad diplomática, como me decía. Allá también. No me sellaban el pasaporte, me daban visa por un año, yo me sentía la primera dama de Venezuela. Nunca me pidieron nada ni aquí ni allá. ¿Cómo es su vida hoy? -Me acuesto con el corazón herido. Esto nunca se borrará. Soy relacionista pública, vendo arte, quiero estudiar. ¿Y su hijo qué piensa de esto? -Esto es una labor social, quiero dejar el pasado en este libro. Al principio se opuso a que lo escribiera pero él ya está feliz. Es un hombre maduro que entiende muy bien las cosas. -Usted admira a su madre. ¿Qué dice ella de la vida de su hija? -Mi mamá, pobrecita, no se merece tanto dolor. Ella es profesora y no me educó para que fuera la novia de un narco. Me faltó inteligencia como la que mi mamá ha tenido. Si uno escuchara a los padres se evitaría mucho sufrimiento.