Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 INTERNACIONAL DOMINGO, 19 DE JUNIO DE 2011 abc. es internacional ABC Michele Bachman Congresista republicana por Minnesota El Yes, we can del Tea Party PERFIL ANNA GRAU CORRESPONSAL EN NUEVA YORK SU CURRICULUM Michele Bachmann nació en 1956 en Minnesota. PERSONAL. Es abogada, profundamente conservadora y antiabortista. Trabajó en la Hacienda norteamericana, está casada, es madre de cinco hijos y tiene otros 23 en régimen de acogida. CARGOS. Fue senadora por Minnesota y es la primera mujer republicana que lo representa en el Congreso. Es miembro del Comité de Inteligencia de la Cámara y es fundadora del Caucus del Tea Party. Michele Bachmann ha lanzado su asalto a la presidencia a los 55 años de edad (doce más que Sarah Palin, cinco más que Barack Obama) y con algo que ninguno de los dos tenía cuando pusieron sus ojos en la Casa Blanca: más de una década de experiencia legislativa. Es posible rastrear lo que ha dicho y votado Bachmann a través de mucho tiempo, recoger muchas muestras de su ADN político. Por un lado esto le resta a la candidata capacidad de improvisar y de reinventarse como la que tenía Obama cuando en esencia era conocido por haberse opuesto a la guerra de Irak, haber escrito un libro sobre su padre y haber hecho trabajo comunitario en Chicago. Bachmann podrá hacer menos maniobras de veleta, podrá acomodarse menos a cómo sople el viento. Por otro lado quien la vote ya sabe a qué atenerse. Su trayectoria es sólida como una roca. Solo hay un cambio significativo muy al principio, y es que Bachmann se crió en una familia demócrata. Eso es lo que ella asimiló en casa. Llegó a hacer campaña por Jimmy Carter en 1976. Pero luego el presidente manisero la decepcionó por su apoyo al aborto y unas políticas sociales que la joven Bachmann juzgaba estrambóticas. Nada más faltó que cayera en sus manos un libro del ácido Gore Vidal riéndose de los Padres Fundadores. Michelle Bachmann presume de haber sabido que ella era republicana nada más cerrar aquel libro. Es profundamente conservadora, hasta un punto que pocas se atreverían en Estados Unidos, y casi ninguna en Europa. Sus credenciales antiabortistas son tanto o más impresionantes que las de Sarah Palin: no sólo es madre de cinco hijos propios y de 23 más en régimen de acogida, sino que ella y su marido, el terapeuta cristiano Marcus Bachmann, han hecho campañas de protesta durante años a las puertas de las clínicas que practican abortos. Michelle Bachmann también ha hecho campaña contra el matrimonio homosexual, contra la reforma sa- nitaria de Obama, contra la obsesión por el cambio climático. Ha pedido que se investiguen las amistades antiamericanas del presidente- -refiriéndose por ejemplo a Bill Ayers, el antiguo miembro de la banda terrorista Weather Underground- -y, ya de paso, que se pase lista de antiamericanismo en el Congreso y el Senado. Bachmann también defiende enseñar en las escuelas el diseño inteligente que refuta las teorías de Darwin. Bachmann participa en un debate en televisión Bush y más apoyado por el futuro presidente Obama y los demócratas que por el núcleo duro republicano. La verdad es que aquellos días resultaba chocante ver a un secretario del Tesoro bien trajeado y EFE Más que Bush Tan conservadora es Bachmann que fue de las pocas que en su día se opuso al plan de rescate del sistema financiero diseñado en los últimos días de la Administración Antiabortista REUTERS Golf para la distensión Barack Obama y el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, limaron sus múltiples diferencias en la ya denominada Cumbre del gol en el campo de la base aérea Andrews de derechas predicar la salvación con dinero público de empresas que se habían echado la soga al cuello ellas mismas (y a todos los demás) Entonces se acusó a todos los enemigos de aquel plan de buscar el suicidio económico de la nación. Pero el tiempo les ha dado más razón de la que les ha quitado a la vista de los resultados. En resumen, Bachmann encarna unas acciones y unas ideas que mucha gente asociaría con la derecha más extrema. Y en cambio sale ella y su apariencia no puede ser más normal. Tranquila, elegante y atractiva, incombustiblemente sonriente y con pegada mediática, esta mujer hace más y más verosímil para más gente el Tea Party. Bachmann se jacta de que gracias a ella el movimiento del Tea Party no se ha escindido del resto de los republicanos, provocando una división del voto que perpetúe a los demócratas en la Casa Blanca. Barack Obama será un presidente de un solo mandato, ya lo veréis promete esta mujer con una convicción que electrocuta a muchos. ¿El Yes, we can de la derecha