Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 19 DE JUNIO DE 2011 abc. es españa ESPAÑA 39 ÁVILA Hallado vivo un hombre después de casi tres décadas desaparecido L. EXPÓSITO BADAJOZ Puerta de la habitación 505 del hostal en el que se produjo el asesinato la madrugada del sábado ALVARO Una estudiante sueca, degollada en un hostal de Fuengirola BDetenido un marroquí que pretendía violar a la víctima y a su amiga; ésta logró escapar A. C. MADRID Viajaron a España desde Suecia para celebrar el fin de curso en las playas de Fuengirola. Como hicieran el año pasado, decidieron volver a confiar en el Hostal El Cid en el que se habían alojado entonces, pero esta vez su presunto asesino se hospedaba en la planta de abajo. La madrugada del sábado, un treintañero marroquí subió a la habitación de dos nórdicas de 19 años con la intención de agredirlas sexualmente. Las jóvenes trataron de defenderse y una de ellas murió por las lesiones provocadas con un cuchillo. Todo ocurrió sobre las 03.30 horas. Las chicas habían regresado al hotel pasadas las dos, después de haberse divertido en las discotecas de la localidad malagueña. En una de ellas, según indicó el hostelero, Carlos Lombardi, habían coincidido con el supuesto asesino, de nacionalidad marroquí y residente en nuestro país. Él solo tenía reserva para esa noche: dormiría en el cuarto piso. Sus víctimas habían llegado el jueves a la 505. La puerta de la habitación no estaba forzada, tal como relata Lombardi, por lo que se sospecha que fueron las propias jóvenes quienes abrieron. Fue entonces cuando comenzó un for- cejeo, según informaciones de la Subdelegación del Gobierno en Málaga recogidas por Efe. Una de las chicas huyó de la habitación en busca de auxilio. La casualidad quiso que en el establecimiento estuviera pernoctando un Policía Nacional en prácticas. Entre el agente y el recepcionista lograron reducir al presunto homicida, antes de que llegara la Brigada Local de Seguridad Ciudadana, a la que se alertó de lo que estaba sucediendo en la pensión de la avenida Conde de San Isidro. La joven que dio la voz de alarma fue trasladada con heridas de arma blanca al Hospital Costa del Sol donde poco después recibió el alta. Su amiga fue encontrada desangrada en la habitación, con graves lesiones, entre ellas un corte en el cuello, y llevada al Instituto Anatómico Forense. El varón, A. B. fue detenido por el crimen. No consiguió alcanzar a la segunda de sus víctimas, a la que perseguía cuando fue abordado. Él también tuvo que ser atendido por los sanitarios para curar las heridas en las manos provocadas con el cuchillo de cocina. El Juzgado de Instrucción número 4 de Fuengirola se está encargando del caso. Se llamaba Adriano Zamorano Patilla, pero en los últimos años se ha hacía llamar Misterio. Es el nombre que dio en abril al llegar a la unidad psiquiátrica del Hospital de Ávila. No tenía documentos ni aportaba datos fiables sobre su identidad. Se expresaba de modo incoherente y decía haber nacido en Granja de Torrehermosa (Badajoz) La Policía probó suerte tomándole las huellas dactilares y cotejándolas con los archivos oficiales. De manera sorprendente, los ordenadores arrojaron un nombre: Misterio Fada Triunfo, con antecedentes por un delito de Atentado a la Autoridad cometido en noviembre de 2010. Pero no era él. Con esta vía cerrada, se envió a Granja una fotografía. Otra búsqueda infructuosa. Sin embargo, los investigadores continuaron hablando con él hasta que dio más datos sobre su pasado, con los que se localizó a tres hermanos de Misterio, que confirmaron que éste, de nombre Adriano, estaba muerto. Hubo que cotejar la huella del DNI de Adriano con la tomada a Misterio. Eran la misma persona. Aclarar el resto de la historia ha sido cuestión de tiempo. Desapareció en 1983. En 2001, una hermana instó a un juzgado de la capital andaluza a que iniciara el expediente de Declaración de Fallecimiento, un paso imprescindible para poder acceder a la herencia de los padres. Así, en 2002 se declaró su muerte en 1993, exactamente diez años después de su desaparición. CASTELLÓN Mata al novio de su ex pareja de dos disparos de escopeta M. A. R. VALENCIA Un hombre de unos cuarenta años fue detenido el viernes en la localidad de Vilafamés (Castellón) tras asesinar en plena calle, de dos disparos de escopeta, al actual compañero sentimental de su ex novia. Tras el crimen, el agresor se entregó en el cuartel de la Guardia Civil y mañana pasará a disposición judicial. Los hechos sucedieron poco antes de las 20.00 horas en la calle La Tanca de esta población castellonense de 2.000 habitantes. Según explicaron algunos testigos presenciales, el agresor conducía una furgoneta con la que embistió, según todos los indicios, de manera intencional, contra el automóvil de la víctima, al que golpeó en la puerta. A quemarropa A continuación, el detenido se bajó del vehículo con una escopeta y disparó al conductor del turismo, de unos 35 años, dos tiros a través del cristal de su ventanilla, que acabaron con su vida. Hasta el lugar del crimen se desplazó una unidad de emergencias del SAMU, cuyos facultativos no pudieron hacer nada por salvar la vida del herido. El alcalde de Vilafamés, José Pons, explicó que el suceso ha provocado una gran conmoción en la localidad, ya que se trata de un asesinato a quemarropa cometido en un momento en el que los niños del pueblo estaban en el parque y había una gran afluencia de personas en los alrededores de la plaza donde ocurrieron los hechos. El regidor expresó su confianza en que se olvide lo antes posible en el municipio, para que poco a poco vaya volviendo a la normalidad Cuanto más pronto se olvide, mejor será para todos señaló Pons.