Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 19 DE JUNIO DE 2011 abc. es ENFOQUE 5 Pantalla con la imagen de Zapatero sobre una foto del río Neva en el Foro Económico Internacional, celebrado ayer en San Petersburgo REUTERS Zapatero juega con la incertidumbre electoral La España virtual y las bromas pesadas ÁLVARO MARTÍNEZ Mi deseo es adelantar silencio eterno en el auditorio la recuperación económica y la creación de empleo ¡Ja ja! Parece que Rodríguez Zapatero persigue el tránsito definitivo del optimista antropológico al rey de la comedia. En estos estertores de su mandato, y convertido ya en perito en lunas de cuarto menguante, el presidente del Gobierno ha decidido tomarse las cosas con cierto humor y juguetear con los tiempos y los silencios sobre un adelanto electoral, dejando una puerta abierta para que al final pase una de las características del zapaterismo: lo primero que se le ocurra. Ayer el juego lo hizo en San Petersburgo, donde el chiste es menos lesivo que en una tierra, la suya, que sepulta el ánimo de cinco millones de parados y donde estas gracias sin sal se entienden peor que la chirigota gaditana del Yuyu en el Bolshoi. Está el país para poca guasa y menos cuando hace ya cuatro meses que pasó el Carnaval. A estas alturas, Zapatero ha hecho una cuestión de orgullo el acabar la legislatura, sea como sea, a rastras si cabe, abandonado por su partido y detrás del simpecado de unas reformas que la UE y otros organismos internacionales, e incluso él, saben insuficientes. Pero no, lo que los ciudadanos quieren es adelantar... la recuperación económica afirmó ayer el jefe del Ejecutivo, que navega aún sobre esa España virtual que el mismo recrea y superpone a la real; ese país que hace tres años no tenía crisis alguna, aquel que él había puesto en la Champions League de la economía mundial, aquel del pleno empleo prometido en 2008 y aquel que la revista The Economist -tan prestigiosa, tan clarividente, tan neutral- -jaleaba con el titular ¡Viva Zapatero! Una broma demasiado pesada como para ahora pedir turno en el Club de la Comedia. ESPAÑA