Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 OPINIÓN SÁBADO, 18 DE JUNIO DE 2011 abc. es opinion ABC TRIBUNA ABIERTA MARY ANASTASIA O GRADY A ESPAÑA TRAICIONA A LOS DISIDENTES DE CUBA pacíficas o escribir para periódicos independientes. Me he reunido con 10 de ellos en España. Sus historias sobre los años en las mazmorras de Cuba y la represión generalizada en toda la isla son espeluznantes. Uno de ellos me mostró unas fotos clandestinas del interior de la famosa cárcel Combinado del Este, una instalación mugrienta e infecta no apta para animales. Algunos presos de conciencia se han pasado años allí. Al cabo de tres días de entrevistas, empecé a hundirme bajo el peso de la realidad cubana. Pero el nubarrón que ensombrecía mi espíritu no se debía a nada que estos patriotas hubiesen revelado sobre ese lugar de mala muerte conocido como Cuba. Conozco muy bien el historial de Castro en derechos humanos. La parte verdaderamente alarmante de las historias de los presos es el papel pesar del 21 por ciento de parados y de la crisis de la deuda que se avecina, España sigue estando considerada como uno de los grandes destinos de viaje del mundo. A menos, claro está, que uno sea un preso de conciencia cubano deportado y soltado en España por la dictadura militar de La Habana. En ese caso, la vida como extranjero en la soleada Península Ibérica es económica y psicológicamente penosa. A lo largo de los últimos 11 meses, el régimen cubano ha sacado de golpe a 115 presos políticos de sus celdas carcelarias y los ha desterrado a España, denominando a ese exilio liberación Muchos de ellos forman parte de un grupo conocido como los 75 que fueron detenidos en marzo de 2003 por actividades como recoger firmas para una petición de democracia, encabezar manifestaciones absolutamente amoral que ha desempeñado el Gobierno socialista del presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, que ha ayudado a la dictadura cubana a disfrazar la deportación de liberación Es lo que uno podría esperar de los que mandan en Birmania, Corea del Norte o Irán. Tras siete años de una horrorosa vida en la cárcel, muchos de los 75 algunos de los cuales cumplían condenas de más de dos décadas, no daban señales de ceder. Orlando Zapata Tamayo inició una huelga de hambre y murió a manos del régimen en febrero de 2010. Las palizas de los matones de Castro a las Damas de Blanco- -las esposas, hermanas y madres de los presos políticos- -fueron captadas con los teléfonos móviles y se propagaron como un virus por Internet. Otro disidente en huelga de hambre, Guillermo Fariñas, estaba gravemente enfermo. Los 75 se habían convertido en un enorme problema de relaciones públicas para el régimen. A medida que los Gobiernos e intelectuales de todo el mundo condenaban la brutalidad sistemática, quedaba claro que más de medio siglo de propaganda cubana promoviendo la imagen de paraíso socialista corría el peligro de irse al garete. Para minimizar el daño, el régimen no solo tenía que sacar a los presos del país anunciándolo como una liberación sino que también tenía que asegurarse de que caerían en el olvido. España accedió a ayudar, ¿y por qué no? El entonces ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, mantiene una cordial relación con el Gobierno de Castro y era un invitado vip habitual en la isla. Los familiares, preocupados por que sus seres queridos pudiesen morir en la cárcel, les pidieron que tomasen la salida española. Una vez en España, se dieron cuenta de que les habían engañado. Eran claramente refugiados políticos, y conforme a la ley española tenían derecho a reclamar esa designación. Pero para España, admitir que eran víctimas de la persecución política equivaldría a negar todo el objetivo de la maniobra, que era presentar a Castro como un gran benefactor que les había liberado. Ésta es la razón por la que muchos de aquellos con los que hablé siguen en un limbo legal. La transición a la democracia en Cuba depende de dos cosas: nuevos dirigentes en el país y la solidaridad internacional con su lucha por la libertad desde el extranjero. Zapatero ha traicionado al pueblo cubano en ambos frentes. THE WALL STREET JOURNAL 2011 DOW JONES COMPANY, INC. CARTAS AL DIRECTOR Culpa de los bancos Buen desayuno tuvimos la otra mañana con la acusación, nada menos, del ministro de Trabajo, culpando a la banca de los cinco millones de parados que hay en España. A juicio del señor ministro, que tengamos un sistema educativo de tócame Roque donde hemos estado durante lustros pasando de curso sin estudiar, o donde los pedagogos están fuera del sistema; que tengamos un tejido empresarial donde las pymes, que generan el 80 por ciento del empleo, se las ven y se las desean para cobrar los trabajos realizados (no digo nada si esos trabajos tiene que pagarlos las Administraciones Públicas) que tengamos unos sindicatos mayoritarios a los que lo único que les importa es mantener su cuota de poder (que es el ratio por el que sus liberados cobran de las empresas contra las que actúan) y mantener las subvenciones públicas de las que gozan a cambio de chorrear palabrería hueca de discursos que quedaron anclados en el siglo XIX; que tengamos un Gobierno que está más preocupado por cambiar la historia que ocurrió hace setenta años o por anatemizar cualquier atisbo de diferenciación que por poner las bases para generar empleo... A su juicio, digo, esas no son las causas. La causa está en que los bancos prestaron dinero... Que según tengo entendido, es a lo que se dedican los bancos. Y si es verdad que prestaron demasiado dinero, ¿a qué se dedicó el Banco de España en su tarea de control del sistema financiero? La lógica de Valeriano Gómez es la misma que culpar de la existencia del sida a los médicos. Salvo que lo que esté buscando sea rebañar votos con el manido discurso populista de buscar una cabeza de turco. JUAN LÓPEZ MARTÍNEZ RIVAS VACIAMADRID (MADRID) Indignación con los indignados Si acampas en un lugar que no esté habilitado para ello, te ponen una multa; si dejas el coche en zona azul sin pagar, te penalizan; si aparcas en un vado, se lleva el coche la grúa; si en tu restaurante dejas fumar, puedes ser denunciado; incluso, si fumas a menos de doscientos metros de un colegio puedes encontrarte con la sorpresa de que alguien te haya delatado. Y me pregunto yo, ¿por qué a estas personas que llevan treinta días ocupando nuestras calles y plazas con chiringuitos, tiendas de campaña, carteles insultantes e incluso venta ambulante sin licencia nadie les dice nada y no reciben ninguna sanción? No es posible que en una sociedad democrática y moderna se cometan esas injusticias por parte de la autoridad competente. MARISA GARCÍA PLAZA MADRID hace cada vez más exigible: el inglés, la lengua de Shakespeare. Pero estos requerimientos parecen encontrarse únicamente en una exigua minoría dentro de nuestra clase política. Los ciudadanos debemos exigir una preparación idónea para el cargo de tan gran responsabilidad como es el gobierno de una nación del primer mundo, y desistir de conformarnos con personajillos de medio pelo, cuya única formación profesional han alimentado frecuentando la sede de su partido político desde su más tierna infancia. TERESA DEL PORTILLO MADRID Políticos a la altura Tenemos el infortunio de contar con unos profesionales políticos en los escaños, en los ministerios y demás tabernáculos gubernamentales sin oficio ni beneficio. Sin embargo se les ha otorgado, por mor de las urnas y unas campañas electorales cada vez menos creíbles un poder desmesurado, no acorde a su formación. Algunos apenas poseen una titulación media (y me abstengo de mencionar a ninguno, porque creo que se halla en el saber popular de casi todos) Una solución para devolver el mérito y prestigio que han cercenado algunos en tan sólo unos años sería devolverlos a sus patrias chicas y exigir, por ley, que cuantos candidatos en tan altas esferas políticas pretendan alzarse les fueran exigidas una o dos carreras universitarias, amén del dominio de la lengua oficial del planeta al que pertenecemos, y que por su tendencia a una inevitable globalización se FE DE ERRORES En la información publicada en la sección de España el 16 de junio, titulada Cinco muertos y un herido al caer un helicóptero se atribuía erróneamente la propiedad de ese aparato a la empresa Inaer Pueden dirigir sus cartas y preguntas al Director a: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es. ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas.