Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 GENTESTILO SÁBADO, 11 DE JUNIO DE 2011 abc. es estilo ABC Habanos bajo un cielo de verano Estos cigarros nunca pasan de moda. Y los tubos donde llevarlos se han convertido en piezas de coleccionismo ABC Con la llegada del calor, las terrazas empiezan a llenarse de quienes buscan disfrutar de un aperitivo o un buen un cóctel. También, de los amantes del habano, un clásico en permanente actualidad cuyo consumo suele estar asociado a momentos únicos y emotivos. Es en esos espacios al aire libre donde mejor se disfrutan estos cigarros. Al hablar de la moda de los habanos, no podemos olvidarnos de los tubos con que llevarlos. Cada vez más coloridos y refinados, se están convirtiendo en piezas de coleccionismo. Los tubos no sólo proporcionan una función estética, sino que garantizan una mejor conservación y transporte del producto, facilitando la permanencia de su aroma y sabor. La terraza del hotel EME de Sevilla (arriba) es ideal para disfrutar del atardecer, gracias a su privilegiada vista de la Giralda y de la Catedral. Junto a estas líneas, la terraza del hotel Santo Mauro, en Madrid Los elegidos La variedad es amplia, desde el nuevo estilo de la serie Montecristo Open Regata (que completa los tubos de la última serie de Montecristo hasta los clásicos Montecristo Open Junior Eagle y Master También hay que destacar la serie Siglo de Cohiba (en la que el Siglo VI ocupa un lugar estelar) y las diferentes propuestas de Romeo y Julieta con su última incorporación: Romeo y Julie- ta Short Churchill El Partagás Serie D n 4 es uno de los favoritos de los consumidores; su tubo destaca por su característica anilla roja sobre fondo negro. Existen tantas clases de habanos como lugares para fumarlos. La terraza del Hotel Santo Mauro, situada en una de las zonas más aristocráticas de Madrid; en las alturas del hotel EME Catedral, para disfrutar de unas vistas espectaculares; con la brisa marina de la terraza El Madrileño, en La Coruña... Cualquier excusa es buena para tomar una copa, acompañada de un buen habano, bajo el cielo del verano.