Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 GENTESTILO SÁBADO, 11 DE JUNIO DE 2011 abc. es estilo ABC Con diez Grand Slam en su poder, Rafa Nadal es un ejemplo de sencillez gracias a la influencia de quienes le rodean. El orgullo y la rabia los reserva para la pista La armada de edificio en el centro de Manacor que alberga varios negocios propiedad de la familia, y en el que vive con sus padres y con su hermana, la filosofía que impera es la humildad. Jamás ha roto una raqueta en la pista, pues eso no cuadra con su educación. Y esa educación le ha llevado a crear una fundación para ayudar a niños desfavorecidos, sabedor del poder de su imagen. Utiliza el tiempo libre para permitirse el lujo de ser el de siempre y hacer lo de siempre. Por ejemplo, salir de pesca junto a Xisca, su novia desde los 17 años. Y si algo cae, dar buena cuenta de ello. Por cierto, su especialidad a la hora de meterse entre fogones son los macarrones con champiñones. También, quedar con sus amigos para ir al cine o mejorar su handicap en golf, otro deporte con el que podría haberse ganado la vida. Acaba de triunfar, una vez más, en París, pero en cuanto se levante del banco donde descansa saldrá a comprar chocolate y a jugar a la Play con Del Potro, Ferrer, Mónaco, Marc López o Moyá. Son sus otros amigos, los que le acompañan cuando no puede desaparecer bajo la piel de Rafelet. E LAURA MARTA l guerrero descansa junto a su presa en el vestuario de la Philippe Chatrier (pista central) en París. Acaba de ganar su sexto Roland Garros y ya puede relajarse. Quizá su mente esté ocupada en aquella final perdida en Wimbledon, también ante Roger Federer, en 2007. Entonces entró en el vestuario y lloró por un esfuerzo sin recompensa. Rafael Nadal fue, sin más, el chaval de siempre, el hijo de Sebastián y Ana María; el sobrino de Miguel Ángel, Toni y Rafa; el hermano de Maribel y el nieto de don Rafael, de quien, dicen, heredó el talento, aunque no para la música sino para el tenis. Al abrir los ojos, a su alrededor siempre cuenta con la gente que ha formado su carácter dentro y fuera de la pista. Debes forjarte como persona, el tenis no durará siempre solían decirle sus padres. El número uno del mundo tiene sus manías de deportista de élite: las botellas invariablemente en el mismo lugar, no pisar las líneas de la cancha, salir en las finales con la raqueta en la mano... Y si en la pista es un ídolo, en casa no es más que Rafelet, a quien su madre aún le obliga a ordenar su cuarto. No te creas que por golpear una pelota y pasar la red eres mejor que los demás le insiste su tío Toni. Esos golpes, sin embargo, le han consagrado como uno de los más grandes deportistas de todos los tiempos. Rafael Nadal tiene los pies en la tierra de Manacor (Mallorca) Allí aún le queda mucho de aquel niño que cogió una raqueta con 3 años o del chico que abandonó sus estudios en la ESO para abrirse paso como campeón. Su entorno le protege y le da libertad a partes iguales. Aunque el patriarca de los Nadal vigila de reojo los pasos de su nieto, siempre le ha dejado aprender por sí mismo. En el Palau, un 4 5 1 Su isla interior 3 RAFAEL NADAL. Otro de sus tíos. Por tradición, cuando acuden a los torneos, los hombres de la familia ocupan la primera fila del palco. La segunda se reserva a las mujeres. SEBASTIÁN NADAL. Padre del tenista. Según Bloomberg, gestiona sus negocios, centrados en la vivienda, los hoteles y la restauración. En 2009, su divorcio de Ana María Parera le pasó factura anímica a Rafa Nadal, aunque siempre ha contado con su apoyo. 2 MIGUEL ÁNGEL NADAL. Tío y gran apoyo de Rafa, en la pista y en su vida. Ex jugador del F. C. Barcelona, fue el primer deportista famoso de la familia y alguien a quien el tenista admira desde la niñez. A la izquierda de Miguel Ángel, su hijo. 1