Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
74 DEPORTES Fórmula 1 GP de Canadá Siga la sesión de entrenamientos oficiales en abc. es deportes SÁBADO, 11 DE JUNIO DE 2011 abc. es deportes ABC Montreal impone que el más rápido no siempre es el más veloz, sino el que mejor usa el pedal del freno Ferrari se agarra al freno S JOSÉ CARLOS J. CARABIAS uena paradójico, pero en Canadá la velocidad no consiste solo en ir rápido. Frenar es la operación más importante de la ecuación. El circuito Gilles Villeneuve de Montreal pone a prueba las bridas de los fórmulas y propone otro juego: medir si los inabordables Red Bull son también poderosos sobre un trazado inconveniente para ellos. Largas rectas y siete puntos de frenado configuran un paisaje nuevo. Red Bull es inalcanzable en circuitos con enormes curvas, donde su agarre al suelo es implacable. Su solvencia en Montreal figura entre interrogantes. Si también gana aquí, la temporada puede ser demasiado larga para sus contrincantes. Pero en Montreal los coches energéticos no vuelan en los giros. Tienen que gestionar al menos cuatro frenazos a más de 310 kilómetros por hora. Ferrari no tiene suficiente carga aerodinámica, pero su sistema de frenado y caja de cambios ha funcionado como un reloj hasta la fecha. Como se vio ayer en los entrenamientos (Alonso fue el mejor) por ahí puede reducir disgustos con Red Bull. Como en todas las escuderías, el reto de los ingenieros de Ferrari es conseguir que el sistema de frenado no decaiga durante las setenta vueltas y que no afecte a la refrigeración del coche. En la curva 10 del trazado americano, los monoplazas tienen que pasar de 316 kilómetros por hora a 60 en menos de 130 metros y seis segundos- -más o menos, el tiempo que tarda un fórmula en detenerse completamente- Eso equivale a una descarga de 2.522 kilowatios y una fuerza de 6 G. Algo así como lanzarse al presunto vacío en una montaña rusa. La potencia que ejerce un piloto sobre el interruptor en el pie es de 2.000 newtons. Como levantar 200 kilos de peso para una persona de complexión normal. Y la temperatura que alcanzan los discos de carbono en Montreal puede llegar a los 1.000 grados. Un circuito donde mandan dos pedales, el acelerador y el freno. Hace unos años, cuando Valentino Rossi probó el Ferrari que ahora conduce Alonso, las gentes de la Fórmula 1 se frotaron las manos. Sabían que el gigante de las motos no sería capaz de frenar como los pilotos de los coches. Eso limitará su progresión- -contó entonces Pierre Dupasquier, antiguo gerente de Michelín- Las motos no frenan como los coches Los pilotos aprenden a frenar no sólo en el coche, sino en la máquina de los reflejos, el batak. Un invento que consiste en tocar con la mano células luminosas esparcidas por un tablero en el menor tiempo posible. Alonso tiene el récord en su antiguo equipo (Renault) 138 toques en un minuto, a casi dos impactos por segundo. Difícil de apreciar a través de la televisión, cada piloto tiene un estilo al posar su pie sobre el freno. Schumacher y Hamilton apuran al máximo a fin de conservar la máxima velocidad en la recta y su reducción es muy brusca. Alonso, por el contrario, es más intuitivo. Tarda en hacerlo y mantiene un poco de presión sobre el pedal para salir más rápido en la curva... El rendimiento de los motores y el manejo de los frenos invirtieron ayer la tendencia. Los Ferrari y los Mercedes sosegaron el habitual dominio de los Red Bull. Vettel, en un teórico fin de semana de complicaciones, arrancó muy mal. Se estrelló en el muro de los campeones y empieza a remolque el gran premio de las esperanzas para los demás. Alonso logró el mejor tiempo ayer en Montreal AP De la Rosa se sube al Sauber por sorpresa J. C. J. C. Sorpresa total en el gran premio de Canadá. Pedro Martínez de la Rosa conducirá un Sauber en sustitución de Sergio Pérez, el mexicano que sufrió un pavoroso accidente el pasado fin de semana en Mónaco y que se sintió indispuesto después de la primera sesión de entrenamientos libres en el circuito de Montreal. El español, actual reserva en McLaren, volverá de esta forma a la escudería que lo despidió el año pasado a falta de cinco carreras y que lo cambió por el alemán Nick Heidfeld. Sergio Pérez sufrió algún mareo después de los primeros ensayos y el director del equipo, Peter Sauber, pidió auxilio a McLaren para que le cediese a De la Rosa, que a sus 40 años vuelve a subirse a un fórmula 1. Deja la cabina de comentarista, se desvis- te del uniforme plateado de McLaren y regresa a la competición durante, al menos, un fin de semana. Y se llevó una satisfacción para su orgullo: la persona que lo despidió el año pasado, Peter Sauber, fue el que se acercó a él para solicitarle el favor. Todo lo que va, vuelve alguna vez. De la Rosa tuvo que aplicarse con rapidez, y sin mucho éxito, a configu- Sustituye a Sergio Pérez Después del accidente en Mónaco el mexicano se sintió mal, y el español regresa al equipo que lo despidió en 2010 rar el coche a su estatura. Salió a la pista en la segunda sesión de libres cuando faltaban 21 minutos para terminar. Dio 14 vueltas y acabó en el puesto 18. Ha sido todo muy rápido. Estaba acabando de comer y me han dicho que era muy probable que me tuviera que subir al coche. A partir de ahí ha sido una carrera bestial. Quedaban diez minutos para el inicio de la sesión... comentó De la Rosa. Se trata de una oportunidad que hay que disfrutar, por eso he intentado tranquilizarme. Hemos tratado de regular los pedales a mis condiciones, pero como no ha sido posible los hemos dejado como estaban añadió. Peter Sauber, el jefe de la escudería suiza, le dio las gracias: Agradezco a McLaren y a Pedro este esfuerzo. Tal vez estamos siendo demasiado cautelosos, pero cuando se trata de la salud de nuestros pilotos hay que tomar cero riesgos y explicó que la situación les pilló de sorpresa.