Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 OPINIÓN SÁBADO, 11 DE JUNIO DE 2011 abc. es opinion ABC TRIBUNA ABIERTA FAREED ZAKARIA C EL TRABAJO DE RECONSTRUIR ESTADOS UNIDOS que, de alguna manera, el problema se vaya a resolver por sí mismo, pero eso no sucederá. Ben Bernanke, el presidente de la Reserva Federal, explicó esta semana que la economía ha pasado por la peor crisis financiera y el colapso del sistema inmobiliario más profundo desde la Gran Depresión. De hecho, el problema es aún peor. El crecimiento del empleo se ha estancado desde el año 2000. Estamos en un mundo nuevo para los trabajadores estadounidenses. El cambio tecnológico y la globalización permiten a las empresas conseguir una mayor producción con menos trabajadores. Los mercados emergentes ofrecen millones de trabajadores cualificados a una fracción del precio al cual producen los trabajadores estadounidenses. Las preocupaciones de los republicanos sobre el gasto del Gobierno en el largo plazo son comprensibles, pero una reducción del mismo en el corto plazo provocará un aumento del desempleo y un crecimiento más lento. El presidente Obama habla sobre los puestos de trabajo, pero ADA semana se pueden ver nuevos elementos que indican que la crisis de desempleo de Estados Unidos es mucho más profunda y sistémica de lo previsto, sin embargo, Washington no parece estar dispuesto o es incapaz de hacer algo al respecto. Los temores acerca del déficit presupuestario y el clima político disfuncional han paralizado a las personas de ambos lados del espectro político. Alrededor de 24 millones de estadounidenses están desempleados o subempleados (estos últimos, con la mitad del salario medio) Si estas personas no encuentran trabajo pronto, perderán habilidades, hábitos de trabajo y estarán desempleados de forma permanente, lo que implica graves consecuencias no sólo para sus familias, sino también para el país. Y si el crecimiento de empleo no mejora de manera significativa, los ingresos fiscales se mantendrán bajos, los costos de desempleo aumentarán y el déficit se disparará. Todavía tenemos la esperanza de parece estar demasiado paralizado para hacer algo. Incluso Bernanke dijo esta semana que no hay mucho que pueda hacer. ¿Acaso nos hemos convertido todos en fatalistas? De hecho, podríamos adoptar algunas medidas que logren impulsar la creación de empleos, muchas de ellas con un efecto limitado sobre el déficit. De forma inmediata, Washington tiene que encontrar la manera de emplear a los millones de trabajadores cuyos puestos de trabajo desaparecieron con la caída del mercado inmobiliario. La forma más sencilla de ayudar a estas personas, y al país, sería a través de la creación de un banco de infraestructura nacional para reparar y reconstruir la infraestructura de Estados Unidos. El líder de la mayoría Eric Cantor le ha restado importancia a esta propuesta a modo de estímulo, pero si los republicanos dejaran a un lado la ideología verían que en realidad es una oportunidad para impulsar dos de sus ideas favoritas: la privatización y la eliminación de los fondos destinados a fines específicos. Estados Unidos construye su infraestructura de una manera muy socialista; el gobierno financia, construye y opera casi en su totalidad. En muchos países de Europa y Asia, el sector privado desempeña un papel importante en el financiamiento y operación de carreteras, autopistas, ferrocarriles y aeropuertos, así como otros recursos públicos. Un banco de infraestructura nacional crearía un mecanismo por el cual la participación del sector privado podría ser posible aquí también. Sí, se involucraría un poco de dinero público, principalmente a través de la emisión de bonos, pero estos proyectos, con enormes beneficios a largo plazo, podrían ser llamados inversiones, no gastos. Una de las razones por las cuales el gasto federal ha sido ineficiente se debe a la distribución de dinero por parte del Congreso de una manera que tiene sentido político, pero que es ineficiente económicamente. Un banco de esta infraestructura tomaría las decisiones utilizando el análisis de costo- beneficio, en un sistema meritocrático, en lugar de basar las decisiones en el clientelismo y la fantasía. El país necesita mucho más: un renacimiento de la fabricación, haciendo hincapié en la capacitación técnica y programas de aprendizaje; medidas agresivas para promover esas industrias que están en auge, como el entretenimiento y el turismo, la expansión de reciclaje, hacer más eficiente el proceso de patentes, más visas para que los inmigrantes calificados decidan quedarse y crear empresas y puestos de trabajo. Esto debe formar parte de un plan nacional de trabajo que el presidente Obama debe establecer pronto. Pero empieza con algo que pueda tener un impacto inmediato y ponga a la gente a trabajar: la reconstrucción de Estados Unidos. (c) The Washington Post Writers Group CARTAS AL DIRECTOR Dichoso diccionario No he visto el Diccionario Biográfico de reciente publicación y por lo tanto no conozco el contenido de ninguna entrada. Por otra parte, ni siquiera, a día de hoy, sé qué editorial se ha ocupado de su edición, por lo que estoy libre de cualquier vínculo interesado. Pero me parece absolutamente inadmisible que, textualmente recogido de la prensa, el Gobierno inste a la rectificación ¿Desde cuándo, en un país democrático, el Gobierno puede arrogarse la prerrogativa de intervenir en una publicación? Si constituye un delito dicha publicación, la vía ordinaria es una denuncia en el juzgado, y el juez dirá lo que sea justo acorde con la ley. Es una imagen fatal la que ofrecemos. PAULITA INFANTES ESTEBAN BARCELONA Como siempre, ninguneados El Gobierno de España ha declarado que tras el zarpazo dado por la delirante Alemania acerca del asunto del pepino no va a presentar demanda alguna contra el Estado germano, es más, nunca se lo había planteado. Ante esta tesitura, los españoles somos contemplados como el hazmerreír de los pueblos a causa de la sinrazón y la desvergüenza de nuestros gobernantes. Con todo, hemos llegado al extremo de que no ya se nos chulean a nivel nacional ciertas facciones radicales e independentistas, al igual que a nivel internacional lo hace el vecino pueblo marroquí, sino que ahora, con descaro, hasta los países de la eurozona se adhieren también con sarcasmo. Al final, quienes pagan el pato es el de siempre, el sempiterno y socavado currito español. Cada vez somos más ninguneados. VICENTE FRANCO ZARAGOZA Crisis del pepino El resumen de los hechos de la crisis del pepino es el siguiente. Aparece una bacteria que infecta y mata a una veintena de personas. Una consejera alemana acusa falsamente a España de ser la causante (en mi pueblo, eso se llama calumniar) y se va de rositas porque el coste (cientos de millones de euros) en vez de pagarlo ella, se lo ha encasquetado (la mitad) a la CEE para que pague ésta. Y, ante la sorpresa general, el Gobierno español no va a emprender acciones legales contras las autoridades alemanas. ¿No suena todo esto a un chalaneo entre el señor Zapatero y la señora Merkel, en el que el primero ofrece no denunciar a Alemania por el daño causado, a cambio de que la segunda no siga apretando a nuestro presidente para hacer las tan necesarias reformas y le permita demostrar en la próxima campaña electoral que ha hecho los deberes, porque Alemania ya no dice nada? JUAN LÓPEZ MARTÍNEZ RIVAS VACIAMADRID (MADRID) critos importantes, se acogía a los pobres. Los caminos hacia centros cristianos, Santiago, Roma, Jerusalén, Canterbury, Chartres cruzaban Europa y eran lugar de encuentro y de intercambio de cultura. Apenas hay un pueblo en Europa y en otras partes del mundo sin un templo cristiano. Aun hoy día el primer libro que se traduce, imprime y publica (la imprenta nace en Europa) en lenguas de incipiente cultura es la Biblia. Los hospitales, hospicios y escuelas nacieron bajo el signo cristiano y todavía se inspiran en él por todo el mundo. La paz de Dios- -palabra cristiana- -es el más eficaz de los caminos de paz y de justicia. MANUEL ÁLVAREZ DE TOLEDO SALAMANCA Cristianismo Es una incultura desconocer que Europa y su influjo nacen del Cristianismo. Las universidades europeas nacen de las escuelas catedralicias y las catedrales nacen de la fe. Durante muchos siglos la lengua que unía a los distintos pueblos de Europa fue el latín. Los monasterios y abadías eran focos de cultura y muchos tenían derecho de asilo. En ellos se refugiaban los que huían de las guerras o de otras violencias. En ellos se aprendían oficios, se copiaban manus- Pueden dirigir sus cartas y preguntas al Director a: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es. ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas.