Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 EDITORIALES PRESIDENTA- EDITORA: SÁBADO, 11 DE JUNIO DE 2011 abc. es opinion ABC CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: JOSÉ MANUEL VARGAS Rafael Bravo García Gerente Javier Caballero Control de Gestión José Antonio Ansede Área de Márketing José María de la Guía Área de Publicidad Adolfo Pastor Área Técnica José Cañizares Área de Recursos Humanos Raquel Herrera Director General Bieito Rubido Ramonde Director adjunto: Luis Ventoso Subdirectores: José Ramón Alonso Manuel Erice Mayte Alcaraz Olalla Cernuda Adjuntos al Director: Ramón Pérez- Maura Alfonso Armada ABC Cultural: Fernando R. Lafuente Áreas: Sergio Guijarro (Información) Jaime González (Opinión) Manuel Marín (España) Alberto Sotillo (Internacional) Ana Isabel Sánchez (Economía) Adolfo Garrido (Madrid) Nuria Ramírez (Sociedad) Jesús García Calero (Cultura y Espectáculos) David Álvarez (Deportes) Sebastián Basco (Cierre) Jesús Aycart (Diseño e Infografía) Matías Nieto König (Fotografía) Alexis Rodríguez (Suplementos) Laura Revuelta (ABC Cultural) María Jesús Pérez (Empresa) y Fernando Rojo (Fin de semana) Archivo: Federico Ayala Delegaciones: Alfredo Aycart (Galicia) Isaac Blasco (C. Valenciana) María Jesús Cañizares (Cataluña) Antonio González (C. -La Mancha) José Luis Martín (Castilla y León) Roberto Pérez (Aragón) Director LO QUE QUEDA DEL 15- M Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7 28027 Madrid. E C La falta de contenidos ha acabado por extinguir esta protesta, aprovechada ahora por agitadores elementos antisistema Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Att. al cliente 902 334 555 Precio ABC 1,20 euros Con Mujer hoy 1,50 euros L desarrollo de los acontecimientos ha confirmado las previsiones de que el movimiento de indignación del 15- Macabaríatransformado enuna coartadapara la agitaciónantisistema. Desus motivacionesoriginarias quedapoco, aunque siguensiendogeneralmenteaceptadaspor laopinión pública como legítimas y oportunas. Así lo ha demostrado el último estudio del CIS, que sitúa a la clase política como el segundo problema de los españoles, después del paro. El desencanto de la juventud sin empleo, las penurias de los pensionistas y los agobios de decenas de miles de familias sin nómina configuran la situaciónen laque vivenmillonesdeespañoles. El 15- Mno fueun fenómeno gratuito, y antes o después será necesario que la política española haga una catarsis de depuración y regeneración. La posterior apropiación de este movimiento de hartazgo ciudadano por grupos asamblearios y antisistema ha hecho que la protesta haya degenerado en actos de pura coerción, cuando no directamente deviolencia. Por lopronto, los comerciantesmadrileños ya apuntan directamente al Ministerio del Interior por las pérdidas causadas por la acampada en la Puerta del Sol. Además, el Gobierno ha empezado a verse implicado en cargas policiales, como la de Valencia, con heridos y detenidos. Y los efectos de la pérdida de control que todo esto supone han alcanzado a Pérez Rubalcaba, quien renunció a asistir a un acto previsto para ayer con los socialistas valencianos. El ministro del Interior se enfrenta así a un primer conflicto de intereses entre su responsabilidad ministerial y su condición de precandidato socialista. La degradación del movimiento del 15- M está reflejada en los acosos a los Parlamentos nacional y valenciano, en la ocupación de la sede de la CEOE y en otros actos similares de pura provocación. La falta de contenidos y de perspectivas ha acabado por extinguir esta protesta, pero sus secuelas deben ser tomadas mucho más responsablemente por parte del Gobierno. Las quejas de los comerciantes, los heridos y detenidos y los acosos a los parlamentarios no son simples temores, sino datos ciertos de que es hora de tomar medidas que devuelvan la normalidad allí donde se ha perdido. No significa esto que, en todo caso, haya que emplear la fuerza policial, pero sí exige del Gobierno tomar iniciativas de toda índole- -policiales, por supuesto, si son imprescindibles, pero también judiciales y de persuasión- -para evitar que los problemas vayan a más. Y pueden hacerlo, porque lo que queda del 15- M es un versión extremista y antisistema. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 34.865 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid EXIGIR LO NUESTRO omo es natural, España debe mantener buenas relaciones con todos sus socios. Sin embargo, eso no significa mostrar sumisión hacia los poderosos, como hace Rodríguez Zapatero al perdonar a Alemania su responsabilidad por la pésima gestión en la mal llamada crisis de los pepinos, cuyo origen parece por fin aclarado. El Ejecutivo debe exigir con firmeza a las autoridades alemanas quereparenlosgraveserroresqueprovocan cuantiosos daños a nuestra agricultura. Por el contrario, desorientado y sin pulso político, el Ejecutivo se conforma con unas migajas en forma de campaña de promoción y elude su obligación de defender los intereses españoles. EL ABISMO GRIEGO LA SUBIDA DE TIPOS E ÍNDICE La Tercera 3 Editoriales 4 Enfoque 5 Opinión 14 Cartas 16 España 18 Internacional 28 Economía 36 Madrid 44 Sociedad 52 Cultura 56 Toros 60 Agenda Esq. 61 Cartelera 64 Deportes 72 Gentestilo 78 El Tiempo 92 TV 93 l primer ministro griego ha pedido apoyo a todas las fuerzas políticas helenas para aprobar las medidas que impone la Unión Europea como condición para conceder el tercer tramo del crédito que debe evitar la bancarrota del país, y los dirigentes políticos comunitarios piden a los mercados confianza en que antes de fin de mes se llegará a un acuerdo sobre cómo hacerlo. Lo cierto es que hasta ahora los planes de ayuda a Grecia no han funcionado, y los ciudadanos tienen derecho a pedir que esta cuestión de la que dependen sus trabajos y patrimonios se gestione con la mayor transparencia posible. L a subida de los tipos de interés que ha adelantado el presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, responde a la necesidad de contener los destellos de inflación en los países cuya recuperación ha prendido con más fuerza. No es una buena noticia para España, donde la economía sigue en estado de coma a causa de la parálisis de un Gobierno políticamente amortizado, aunque no se le puede reprochar al BCE que no lo hubiera advertido. No pasa un día sin que se demuestre que la pasividad del Gobierno frente a las reformas es el principal lastre para la recuperación de la economía.