Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 7 DE MAYO DE 2011 abc. es estilo Léxico Fashionista el blog de Ana Ureña en abc. es blogs MODA ESTILO 85 Mark Vanderloo: Soy un viejo de 40 Hace dos décadas conquistó las pasarelas con su físico arrollador. Hoy es un referente de estilo A. ODRIOZOLA sentido común. A veces se pierde expresividad... y nadie se identifica con eso. Es interesante cuando pones un toque personal explica. Y con un viejo de más de 40 como yo, se siguen viendo las arrugas comenta entre risas. En efecto, el holandés las tiene. Y le sientan estupendamente. Sobre el agitado 2011 que lleva el mundo de la moda, rechaza el patinazo de John Galliano, y cree que no se trata solo de una cuestión de opiniones desafortunadas: Siempre han pasado cosas, pero ahora se publican. Hoy en día, con Facebook, Twitter e Internet, todo se puede saber. Eso puede tener consecuencias negativas para alguien, pero también positivas. Mire el ejemplo de Libia. A la gente no se la puede controlar ¿Volvería a trabajar al ritmo de antes? No. Selecciona muy bien sus trabajos (admira a diseñadores como Armani o Donna Karan, cuyas prendas se reconocen a primera vista y prefiere dedicarse a su familia. Este año dará el sí quiero a su pareja, la actriz y modelo Robine Van der Meer, con quien tiene dos hijos, Emma Paula y Mark. Y está muy ilusionado ante el gran día. CHRIS EVERT (1972) Teddy Tingling diseñó para la tenista norteamericana uno de sus célebres vestiditos, que también ideó para Navratilova ANNE WHITE (1985) En Wimbledon vistió este mono de lycra VENUS Y SERENA WILLIAMS (1999) Lo suyo es epatar: colores chillones para prendas minúsculas RAFAEL NADAL (2011) También bajo el amparo de Nike, nuestro campeón opta por un estilo urbano romper el código del blanco total, con accesorios de colores brillantes, y al atreverse con una falda- pantalón diseñada por Elsa Schiaparelli. Fue la primera en llevar esa prenda. Al mismo tiempo, los hombres vestían pantalón largo, camisa y jersey de cuello en pico. Bill Tilden está considerado el primer icono masculino en el mundo del tenis: algo tan sencillo como remangarse creó tendencia. Pero la auténtica revolución llegó en los años 30. El parisino René Lacoste apareció en la Copa Davis con un cocodrilo bordado en su camisa para ganar una apuesta, sin intuir que este sería el emblema de la gran empresa en torno a su apellido. El británico Fred Perry tampoco sospechó que la corona de laurel que adornaba su ropa se convertiría en una de las marcas prêt- à- porter más conocidas del mundo. A partir de entonces, las faldas se fueron acortando (Chris Evert y sus microvestidos) los tejidos se hicie- Símbolos de poder ron más tecnológicos y los colores, más chillones. Y la moda en el tenis se convirtió en un lucrativo negocio. El culmen del fashion tenis llegó con los polos de rombos by Adidas que popularizó Ivan Lendl en los 80, y con el look imposible de André Agassi, que se plantó en el Roland Garros en 1988 con melena a lo new romantic y shorts vaqueros. Su alter ego femenino, Anne White, se atrevió en 1985 con un mono de lycra blanco de lo más futurista para Wimbledon. La siguiente evolución vino de la mano de las rusas: Anna Kurnikova o Maria Sharapova que, desde la cancha, no sólo marcaban puntos sino que aceleraban corazones. Pero ellos también levantan pasiones y firman contratos millonarios como imagen de distintas firmas. Nike se ha ganado a Rafa Nadal y a Roger Federer, dando dos versiones del hombre moderno: el urbano, de ahí los inconfundibles pantalones pirata del mallorquín; y el chic, porque nadie viste un polo de una manera tan limpia y sexy como el suizo. Empate en estilo. Hace un año, el modelo Mark Vanderloo nos cautivó con su sonrisa y su saber estar en la Caja Mágica de Madrid. Doce meses después, el holandés que conquistó las pasarelas en los años 90 repite como imagen de Lexus (sobre el nuevo modelo con tecnología híbrida de la firma, opina que es estupendo y con él nos sentamos en la sala VIP del Open de Tenis de Madrid para ver cómo han cambiado las cosas a lo largo de este tiempo. Icono de una generación de tops, Vanderloo se defiende en español nada de inglés insiste) y nos cuenta su relación con España, las redes sociales y la moda. En su fugaz visita a Madrid (tan sólo 24 horas) asegura que le gustaría conocer mejor la capital: Siempre vengo por trabajo y todo es muy rápido. ¡Y hay tanto por descubrir! Su primer contacto con España fue en 1999 cuando se casó con una de nuestras tops más internacionales, Esther Cañadas, y aunque el matrimonio apenas duró un año, quedó prendado de la cultura española. Y de la paella. Aquí no la consideráis algo muy sofisticado, pero me encanta y siempre que vengo, la pruebo Vanderloo se dedica ahora a la publicidad. Habría que seleccionar a los modelos por su físico, pero también por su carácter dice. Una declaración de principios en la era del Photoshop: Es una buena herramienta, pero si se usa con El Photoshop es una buena herramienta, si se usa con sentido común Todo se sabe DE SAN BERNARDO