Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 7 DE MAYO DE 2011 abc. es deportes 73 Final Four El Madrid pierde de paliza y no jugará la final, que medirá a Maccabi y Panathinaikos Severiano Ballesteros La familia del golfista informa de un grave empeoramiento de su salud GRADA DE PREFERENCIA FERNANDO R. LAFUENTE EL (H) UNO Y LOS (H) OTROS E Mourinho dialoga con Karanka en el entrenamiento de ayer REUTERS El mono y el teatro el día 16 La frialdad de los cuatro días pasados no ha variado las posturas. El Real Madrid no actuó en caliente, sino apoyado en las imágenes. El mejor argumento posible. La UEFA emitirá el día 16 su fallo respecto a las denuncias del club madrileño contra la antideportividad, el teatro y las expresiones racistas de diversos futbolistas del Barcelona. Se demanda concretamente a Busquets por los calificativos de ¡mono, mono! que realizó contra Marcelo. Un video lo demuestra. Y se acusa especialmente a Pedro, Alves y Busquets de actitudes teatrales en sus acciones ante Arbeloa, Pepe y Marcelo, respectivamente. Los tres jugadores azulgrana rodaron por el césped como si hubieran sido agredidos y la película grabada evidencia que no es así. Destaca la risa de Alves cuando vuelve al campo tras la expulsión de Pepe. l castigo de la UEFA a Mourinho refleja el talante (perdón por el vocablo, tan gastado el pobre) del organismo. Vayamos por partes, como decía el viejo Jack, el destripador. Primera: a Mou se le fue la olla algo más lejos que a Camboya. O sabía muy bien a quién iban dirigidas sus críticas y pensaba que nadie le iba a tocar o no las calibró bien. Segunda: la UEFA, Platini, Villar y demás, se han encontrado con una situación que ni pintada para dar cana al díscolo entrenador y avisar: el límite a la libertad de expresión lo ponen ellos, y el que se sale, la caga. No sorprende este gesto de falsa autoridad. Resumen: cinco partidos. Mal Mourinho, por soberbia; peor, la UEFA, por el tufillo a chulería. El (h) uno, Mourinho, y los (h) otros, la UEFA, hacen bueno eso que cuenta Martín Caparrós en su excelente viaje por Argentina El Interior Dice que vienen dos tipos muy borrachos y que entonces cuando se cruzan, se esquivan apenas, y que uno le dice a otro: Hola, Juan y el otro: ¿Cómo estás, Pedro? Y el primero: Pero yo no soy Pedro Y el otro: Bueno, yo tampoco soy Juan Ah, entonces es que no somos nosotros