Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA Elecciones 22 M SÁBADO, 7 DE MAYO DE 2011 abc. es españa ABC CASTILLA Y LEÓN BHerrera afronta su tercera campaña con un nuevo rival en las filas del PSOE, Óscar López ISABEL JIMENO VALLADOLID El PP no se conforma con ganar y sale a por el mejor resultado de la historia caños en las Cortes de Castilla y León que logró hace cuatro años, uno de los techos marcados por el PP, que dejaba al PSOE a quince de diferencia, con 33 procuradores de los 83 en liza. Ni siquiera es seguro que la formación socialista logrará en Segovia sumar un parlamentario más por el aumento de población, lo que parece que sólo serviría al PSOE dar apoyo moral en casa a su nuevo candidato, Óscar López. El Objetivo 2011 que su líder autonómico se marcó cuando en 2008 asumió las riendas del partido tras una nueva derrota, ha sido difuminado por otros eslóganes. La situación económica de España y el lastre que suponen las políticas del Gobierno de Zapatero juegan en contra de quien precisamente llegó a Castilla y León con las bendiciones de Ferraz y fue recibido con esperanza y optimismo en un partido acomodado en las filas de la oposición desde hace más de dos decenios. Precisamente el hecho de que, aunque empadronado en la localidad segoviana de Riaza, a la que le unen lazos familiares, procediese de Madrid y siga teniendo su residencia en la capital, es uno de los flancos por los que más ataques ha recibido López, quien ha hecho de la emigración y el descenso de población en la Comunidad uno de sus caballos de batalla contra la Junta y el PP. Frente a esa vida entre Castilla y León y Madrid de López, Herrera siempre ha dejado claro que su carrera política empezó y acabará en la Comunidad. Castellano y leonés y burgalés de pro, en sus diez años al frente del Ejecutivo regional casi siempre ha preferido situarse alejado de los focos de la política y controversia nacional. No es lo único que diferencia a ambos candidatos, miembros además de dos generaciones diferentes: Herrera cumple 55 y López hizo hace unos días 38. Pese a sus diferencias y discrepancias, más palpables en las últimas semanas, ambos también han sido a lo largo de este tiempo capaces de alcanzar acuerdos, pese a que López contaba con el hándicap de no formar parte de la Cámara autonómica. La fusión de las Cajas o el Plan de Convergencia Interior son algunos de los temas que han propiciado la foto del entendimiento en estos más de dos años y medio de rivalidad. Sentado en el sillón del Gobierno desde hace 24 años con mayoría absoluta y con las encuestas quizá más a su favor que nunca, el PP no se relaja en uno de sus feudos como es Castilla y León. Nada más lejos de la realidad y de vender la piel del oso antes de cazarla. La consigna de su presidente autonómico y de nuevo candidato, Juan Vicente Herrera, es clara: Dar la batalla hasta el final y no confiarse Así se lo viene repitiendo desde hace semanas a sus militantes y miembros de las listas autonómicas y municipales del 22 de mayo. No se puede pretender ganar las elecciones sin bajarse del autobús como le gusta repetir, por más que conozca que las previsiones son incluso demasiado optimistas. Por eso tiene claro que no sirve sólo con ganar, sino que ya ha exigido conseguir el mejor resultado de la historia Eso se debe traducir, a nivel autonómico, en que las urnas concedan más de los 48 es- La batalla municipal, en León y Valladolid Con un mapa municipal repartido casi a partes iguales en las nueve capitales entre PP y PSOE, hay dos en las que la batalla se erige sobre las demás: León y Valladolid. La continuidad o no del socialista Francisco Fernández en la Alcaldía leonesa supondrá mucho más que el respaldo al regidor; será también un voto de apoyo o castigo a Zapatero en su tierra. Mientras, el PSOE tiene también puesto un foco especial sobre la hasta ahora irreductible capital del Pisuerga por el peso demográfico y de reparto de escaños que supone. En Ávila, la tradición marca que de nuevo el PP obtendrá la mayoría, lo mismo que en Salamanca. También en Burgos la mayoría popular parece asegurada, igual que la socialista en Palencia. Más igualada parece la batalla en Segovia, donde trescientos votos decidieron el gobierno hace cuatro años. En Soria y Zamora los partidos minoritarios serán de nuevo clave. Acuerdos pese a la crisis