Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ESPAÑA MIÉRCOLES, 4 DE MAYO DE 2011 abc. es españa ABC El PP quiere reprobar a Chaves en el Congreso y el Tribunal de Cuentas BLa oposición pone al límite al vicepresidente tercero del Gobierno a las puertas de las elecciones del 22 de mayo BLa Junta ocultó a la Comisión Europea ayudas al ERE que gestionó Chaves E MARIANO CALLEJA A. R. VEGA MADRID SEVILLA n algunos escaños del Congreso, y no del Grupo Popular precisamente, comparan a Manuel Chaves con un corcho: siempre flota, pase lo que pase y caiga lo que caiga sobre él tiene una habilidad asombrosa para sobrevivir y no hundirse. Cualquier otro no habría aguantado toda esta presión sobre su familia, no habría tenido estómago comentan en la oposición. Por eso en el Parlamento se da por descontado que el vicepresidente tercero del Gobierno soportará la tormenta política al menos hasta las elecciones del 22 de mayo, con dos truenos que le pueden acorralar aún más si cabe: una reprobación parlamentaria y una denuncia ante el Tribunal de Cuentas. Chaves es ahora mismo el flanco más débil del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, y el Grupo Popular no piensa darle tregua. En las filas del partido de Mariano Rajoy aseguran que todavía queda mucho hilo del que tirar en el caso de los Expediente de Regulación de Empleo (ERE) fraudulentos financiados por la Junta de Andalucía y describen de forma gráfica la situación: El régimen se está descomponiendo después de 30 años, la gente está largando y los medios no dan abasto para publicarlo todo Hasta ahora Chaves sólo ha logrado defenderse calificando de mentiras e infamias las acusaciones del PP, pero el agua ya le llega al cuello, tanto que en el último debate parlamentario, antes de la Semana Santa, los diputados socialistas tuvieron que salvarle puestos en pie con una fuerte ovación. El partido de Rajoy no afloja la cuerda y ya ha incluido en el orden del día del Pleno del martes 10 de mayo una Proposición no de Ley por la que se reprueba al vicepresidente tercero del Gobierno. Se trata de una fórmula que no tiene ningún efecto vinculante, pero sí político. Hasta El vicepresidente Manuel Chaves, en los pasillos del Senado ahora, la única ministra suspendida por una Cámara fue Magdalena Álvarez. La reprobación de la ministra de Fomento salió adelante en el Senado en diciembre de 2007. Desde entonces, el PP registró en 2009 la reprobación de la vicepresidenta primera del Gobierno (Fernández de la Vega) la ministra de Defensa y el ministro de Justicia por su gestión respecto al secuestro del buque Alakrana pero nunca se llegó a debatir. Ahora hay dos reprobaciones pendientes: la de Manuel Chaves y la de su número dos Gaspar Zarrías. ANGEL DE ANTONIO CiU, con el Ejecutivo El Grupo Catalán, con Duran a la cabeza, hace de salvavidas del Gobierno y se dispone a apoyar a Chaves en el Congreso La ruptura del PNV Primera oportunidad del Grupo Vasco para marcar distancias con el Gobierno La portavoz del Grupo Popular, Soraya Sáenz de Santamaría, explicó que piden la reprobación de Chaves por su incapacidad para estar al frente de las labores que tiene encomendadas por el Gobierno, y por su incapacidad para dar explicaciones sobre los escándalos que rodean su gestión política Santamaría cree que Chaves no ha dicho la verdad en el Parlamento en la subvención concedida a Matsa, empresa de la que su hija es apoderada, ni sobre las circunstancias que rodean la actividad comisionista de su hijo, ni en el caso de los ERE En el Grupo Socialista, su portavoz, José Antonio Alonso, está convencido de que la reprobación fracasará porque la honestidad personal y competencia política de Chaves está fuera de toda duda De momento, el PSOE ya puede contar con los votos de CiU, de nuevo en su papel de salvavidas del Gobierno, que ha anunciado su rechazo a la iniciativa del PP. Con los votos del Grupo Catalán Chaves se asegura su supervivencia política. Queda por ver si el PNV aprovecha esta oportunidad para escenificar su ruptura con el Gobierno. Otros, como UPyD, querrían ir más allá: A quien hay que reprobar es al presidente del Gobierno, que lo nombró El PSOE, desesperado por frenar la ofensiva P. CERVILLA MADRID El Grupo Socialista del Senado intentó ayer frenar la ofensiva del PP en la sesión de control a Chaves, que en cada Pleno se traduce en dos preguntas sobre la corrupción en Andalucía. Después del nuevo rifirrafe entre socialistas y populares, la secretaria general del Grupo Socialista, Ruth Porta, tomó la palabra y pidió al presidente Javier Rojo que se cumpla el Reglamento para no insultar a su familia y por la dignidad de la Cámara Le respondió irónicamente el portavoz del PP, Pío García Escudero, que pedirá información no vaya a ser que se haya reformado el Reglamento y no nos hayamos enterado En el debate que mantuvo Chaves con el senador del PP Rafael Salas, éste le acuso de ser la X política de la trama de los ERE en Andalucía Chaves volvió a calificar de mentiras las acusaciones Reprobar a Zapatero