Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 1 DE MAYO DE 2011 abc. es españa ESPAÑA 27 tas aseguran que en las próximas elecciones generales votarán al partido de Mariano Rajoy. En el caso contrario, un insignificante 0,9 por ciento de los ciudadanos que votaron al PP en 2008 aseguran que apoyarán ahora en las urnas al PSOE. Entre los votantes de otros partidos que han decidido ahora pasarse al PP destacan los de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) un 12,6 por ciento tiene decidido votar ahora a Mariano Rajoy. También habrá trasvase a la sede de Génova desde CIU: un 4,9 por ciento de los antiguos votantes de CiU cambiarán ahora por el PP. El PSOE, sin embargo, se nutrirá de votantes de ERC, con el que ha mantenido lazos de unión en la primera legislatura. Un 7,6 por ciento de los antiguos seguidores del partido independentista han decidido dar su apoyo al PSOE en las próximas elecciones. Los socialistas también atraerán al 3,5 por ciento de antiguos votantes de los nacionalistas gallegos (BNG) y el mismo porcentaje de IU. En total, el PP ganaría las elecciones generales con un 44,5 por ciento de los votos, frente al 35,5 por ciento del PSOE- -nueve puntos- -si se celebraran hoy elecciones generales. El tercer partido sería Izquierda Unida, con un 6 por ciento, mientras que CiU obtendría un 3,9 por ciento y el PNV, un 1,4 por ciento. El partido de Rosa Díez llegaría al 2,5 por ciento, mien- El voto en autonomías y ayuntamientos, desde el domingo 8 La macroencuesta elaborada por Ikerfel para ABC, mediante la cual han sido entrevistados más de 45.000 votantes de todas las comunidades autónomas y provincias de España, incluye también la intención de voto y la valoración de los líderes de los partidos en las 13 autonomías en las que se celebrarán elecciones el 22 de mayo. De la misma forma, el sondeo tomará el pulso demoscópico a las principales ciudades, donde deberá renovarse la composición de los ayuntamientos. ABC empezará a publicar los resultados de la macroencuesta el próximo domingo, 8 de mayo, dos días después de iniciarse la campaña. Doce puntos en voto directo y nueve en voto estimado El sondeo de Ikerfel para ABC, de casi 46.000 muestras, establece una diferencia de nueve puntos en favor del PP respecto al PSOE si ahora se celebraran elecciones generales. Esa diferencia sería aún mayor, de doce puntos- -38,6 por ciento para el PP y 26,6 para el PSOE- si se tuviera en cuenta el porcentaje asignado al cálculo del voto directo, incluyendo a los indecisos. La extrapolación de ese voto directo a la estimación de voto -es lo correcto en los sondeos sociológicos- -se realiza teniendo en cuenta, entre otros parámetros propios de la cocina el recuerdo de voto anterior. Al final esa estimación sitúa en nueve puntos la diferencia entre los dos principales partidos, dato que garantizaría al PP una cómoda mayoría absoluta dado el desplome del PSOE. tras que ERC y BNG se quedarían en el 0,9 por ciento, y Coalición Canaria en el 0,7 por ciento. La encuesta de Ikerfel se realizó entre el 4 y el 22 de abril. Recoge el impacto del Comité Federal del PSOE del 2 de abril, en el que un Zapatero vencido tiraba la toalla y anunciaba que no se presentaría como candidato en 2012. El secretario general socialista cerraba así un debate que abrió y alimentó él mismo durante meses sobre su continuidad al término de su segundo mandato, y abría otro, el de las elecciones primarias y su sucesión, que aún no se ha resuelto. Las quinielas sobre el sucesor de Zapatero están en todos los mentideros. Entre cinco posibles candidatos (Carme Chacón, Alfredo Pérez Rubal- caba, José Bono, Guillermo Fernández Vara y José Blanco) la mayoría de los encuestados de inclinan por el vicepresidente primero y ministro del Interior: el 34,9 por ciento prefiere a Rubalcaba como candidato del PSOE para las elecciones. Su principal adversaria en esta carrera, la ministra de Defensa, tiene que conformarse con un 18,8 por ciento. Los encuestados también suspenden de manera abrumadora la gestión del Gobierno en los últimos años. De media, el Ejecutivo se queda con un raquítico 3,1, que baja hasta el 2,8 en el tramo de edad que va de los 35 a los 44 años, sin duda, y a la vista de todos los datos de la encuesta, el grupo de población más crítico con la gestión de Zapatero en La Moncloa.