Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DEPORTES 84 DOMINGO, 24 DE ABRIL DE 2011 abc. es deportes ABC El Madrid se exhibe en un pasillo interminable BLos valencianistas saludaron al campeón antes, durante y después del partido en un choque en el que fueron impotentes ante la intensidad blanca S JOSÉ MANUEL CUÉLLAR alió el Madrid y el Valencia estaba colocado en un pasillo señorial y caballeroso para saludar al campeón. Empezó el partido y el Valencia seguía en posición, mirando y aplaudiendo con fervor la evolución de los madridistas, que iban como motos GP pasándoles por los costados, por el centro, por encima y por debajo. Hay que explicar la diferencia de juego en varios factores: Mou sacó a los suplentes, o casi, gente que tenía cuentas pendientes con el club, con el fútbol pero, sobre todo, consigo mismos: Canales, Kaká, Higuaín, Garay, Lass, todos futbolistas de primerísimo nivel enrabietados con su alma porque se les ha puesto en duda, sentados más de media temporada en el banquillo sin posibilidades de lucir lo que saben, unos por lesiones, otros por criterio. El Valencia no. El Valencia salió con jugadores más cansados que otra cosa, algunos claramente fuera de forma como Benega o Maduro, futbolistas del medio campo que arrastraron en su caída a la delantera y a la defensa, partiendo en dos a su equipo ante un tropel de madridistas prestos a comerse a cualquier blandito que se les pusiera por delante. Y, todo hay que decirlo, el Valencia fue muy blandito ayer, mucho, alelado ante el poderío blanco que destrozó su medular con un Lass pletórico. Es necesario hacer un aparte con Lass: acaba de salir una lesión y en el minuto 90 se pegó una carrera de sesenta metros para doblar un ataque de Benzema. Su compatriota no se la dio y con las mismas se pegó otro carrerón para atrás mientras los rivales y los propios iban con la lengua fuera. Lass masacró la medular local y la llegada de Higuaín por banda derecha metió la puntilla a los valencianistas. A la sombra de los dos creció Kaká, que tiene una calidad tres escalones por encima del resto. Con todo esto, el Madrid jugó al fút- VALENCIA Guaita Miguel Stankevicius R. Costa Mathieu (82) Topal Maduro (58) P. Hernández (58) Banega Mata Soldado Jonás (58) Joaquín (58) Jordi Alba (82) 3 REAL MADRID Casillas Albiol Garay (74) Carvalho Nacho Lass Granero Higuaín (66) Canales (62) Kaká Benzema X. Alonso (62) C. Ronaldo (66) P. León (74) 6 más exigentes del fútbol español, acabó hasta las narices de los suyos. De hecho, ya estaba preparando una tramontana, una revolución de primera con el 0- 4 en el marcador. Acudió en ayuda de los once de Emery el propio Madrid. Mou maniobró para contentar a este y aquel, a reservar fuerzas, y en esas se le ocurrió quitar a Lass del medio campo para meterle en un lateral. Por ahí respiró el Valencia, por ahí y porque oía el resoplar furioso de su gente en la nuca. Dio un paso adelante mientras el Madrid se ponía a mirar la luna de Valencia, que es bien bella. Mientras Lass se iba del corazón del mismo campo de batalla, entraba en el mismo Jonas, que son palabras mayores. Aunque corría grave riesgo de una escandalosa goleada a la contra- -como el impresionante gol de Kaká, monumento a la clase y al talento del brasileño- tuvo mérito el equipo de Mestalla. Aún con el 1- 6 en contra, decidió apretar los dientes (nunca se sabrá si por miedo o por valor) y fue arriba con todas las de la ley encontrando hueco en una zaga blanca demasiado relajada para maquillar el tanteo. A Mourinho, todo hay que decirlo, se lo llevaban los demonios, con un mosqueo de mil pares de narices y preparado horcas individuales (por supuesto deportivas, que diría Florentino) para más de uno. La verdad es que todo fue una anécdota. El partido no vale para casi nada, solo para reivindicaciones personales y para demostrar que el Valencia es muy, muy caballeroso, uno diría que demasiado... Relajación extrema GOLES 0- 1, m. 22: Benzema. 0- 2, m. 30: Higuaín. 0- 3, m. 38: Higuaín. 0- 4, m. 42: Kaká. 0- 5, m. 52: Higuaín. 1- 5, m. 59: Soldado. 1- 6, m. 61: Kaká. 2- 6, m. 80: Jonas. 3- 6, m. 84: Jordi Alba. EL ÁRBITRO Pérez Lasa, del Comité vasco. Amonestó a Jonas. LA FIGURA Higuaín Hubo muchas figuras, Lass, Kaká, pero el Pipita, dio un gol marcó tres más. Además, fue una pesadilla continua para los locales. LO MEJOR Gran contragolpe del Madrid, que masacró al rival con un juego veloz y certero. La reacción local. Valencia 19 8 7 3 683 63 80 58 LO PEOR Desastre de la medular de Emery, que partió en dos al equipo. Jugadores en muy baja forma. R. Madrid Remates Remates a portería Faltas cometidas Fueras de juego Pases Balones robados Balones perdidos Posesión %14 8 19 1 436 59 81 42 Bronca al Valencia por el ridículo El nocturno Miguel, el torpón Stankevicius y el desorientado Mathieu, que dejó que Higuaín rematara un balón ante Guaita, fueron los principales acusados por el público de Mestalla. Nunca vivió el Madrid un partido más cómodo en cancha valenciana. La afición pasó pronto de los silbidos por el bol sala con el Valencia. Atacaba el equipo de Emery, perdía el balón en el medio campo y de ahí salían como balas los madridistas para marcar en esas jugadas del fútbol cinco donde se burla al portero con un pase lateral para acabar marcando a puerta vacía. Así, una y otra vez, y otra, y otra... El público de Mestalla, que es de los pasillo al campeón, a la bronca contra sus futbolistas. Benzema dejó en evidencia al portugués Miguel. Sancionado por sus espantadas el lateral nunca pudo frenar al francés. Mathieu tampoco controló al Pipa Y Stankevicius sufrió las incursiones de todos. El segundo clasificado goleó 3- 6 al tercero. El ridículo era total. Emery lo definió perfectamente: Hicimos pasillo al campeón durante una hora Les costó seis goles.