Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 24 DE ABRIL DE 2011 abc. es madrid MADRID 59 ÁNGEL DE ANTONIO vertirán un 66 por ciento de los mismos; al club Atlético de Madrid, que recibirá el resto; y al conjunto de los madrileños, que donde ahora existe el estadio verán nacer un parque que complemente al que ya existe en el entorno del río Manzanares. Claro que la mudanza del estadio no convence a todos los seguidores atléticos. Adiós al estadio Además, la desaparición del estadio de fútbol permitirá concluir la operación de soterramiento de la M- 30, que en esta zona vuelve con sus carriles de circulación a la superficie durante unos cientos de metros, para volver a sumergirse nada más superar el campo de deportes. Cuando el estadio desaparezca, po- Gran operación Se recalificarán 92.000 metros cuadrados para construir un parque, 2.000 viviendas y dotaciones Minimizar molestias La demolición se realiza desde dentro, para que los muros de la fábrica frenen el ruido y el polvo drán enterrarse esos 22.000 metros cuadrados de M- 30 que aún quedan expuestos al aire. Sobre lo que aún es el centro del corazón atlético, se levantará un gran parque, con un lago pegado al río. Los vecinos del entorno del estadio, que durante varios años han soportado las obras para hacer desaparecer la autovía, y luego las de conversión de su superficie en parque lineal, ahora se enfrentan a este nuevo suplicio, aunque en este caso reconocen que las molestias no son tan grandes como esperaban. Tal vez porque, en esta primera fase, la demolición de la antigua fábrica de cervezas se está efectuando de dentro hacia afuera, lo que minimiza sin duda tanto el polvo que sale al exterior como el ruido de la propia demolición. La fábrica de cervezas de Mahou en el Paseo Imperial ocupa una enorme superficie de más de 60.000 metros cuadrados, que supone una manzana completa entre esa calle y las de Paseo de Pontones y Alejandro Dumas. Es de las pocas grandes fábricas que le quedaban al distrito de Arganzuela, que en las últimas décadas ha vivido una extraordinaria recuperación de suelos residenciales, al mismo tiempo que perdía su industria, que se marchaba hacia zonas más periféricas- -y con suelos más económicos- -de la ciudad. La antigua fábrica de Mahou ha estado 44 años en Arganzuela ABC Una parte de la historia de Madrid Mucho ha llovido en Madrid desde que la familia Mahou comenzó su andadura en el negocio cervecero, a finales del siglo XIX. Casimiro Mahou, de ascendencia francesa, se estableció en la calle Limón en 1859 con una fábrica de pinturas, El arco iris Tras su fallecimiento, en 1875, su viuda Doña Brígida y sus cinco hijos constituyeron la sociedad mercantil Hijos de Casimiro Mahou, que además de fabricar pintura y hielo, comenzó también a hacer cerveza. Su primera fábrica estuvo en la calle de Amaniel, y allí realizaron la primera cocción de malta, antes aún de acabar la factoría, en 1891. De Amaniel pasaron al Paseo Imperial, donde han permanecido desde 1961 y durante 44 años. Y de ahí, el desarrollo de la ciudad les ha llevado a una nueva sede, en la calle Titán, en Méndez Álvaro.