Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 24 DE ABRIL DE 2011 abc. es LOS DOMINGOS DE ABC 57 Un siglo de investigaciones En 1924 una banda de malhechores se introdujo en el tren expreso que viajaba a Sevilla a la altura de Aranjuez y durante el trayecto por La Mancha asesinó a los dos encargados del vagón correo, donde se custodiaban sacas con más de un millón de pesetas. Estos asesinatos, que provocaron una auténtica conmoción en la España de Primo de Rivera, fueron el primer caso criminal que se resolvió a través de la identificación de los asaltantes por sus huellas dactilares. No siempre los casos más crueles o sórdidos son los más difíciles de desentrañar, y en el espeluznante asesinato en Alcácer (Valencia) de las niñas Miriam, Toñi y Desirée, en 1992, la dificultad no estuvo en determinar la autoría, sino en la fuga del principal inculpado, Antonio Anglés. A la Policía Científica le tocó cotejar el ADN de unos restos humanos aparecidos en las costas de Irlanda con muestras de los familiares directos del asesino, y los análisis concluyeron taxativamente que no era él. Expreso de Andalucía Caso Alcácer En el museo de la Policía Científica lo men, como lo fueron a la postre las dos voprimero que llama la atención es una silla ces grabadas en el crimen de Anabel Segucon apariencia de potro de castigo, coloca- ra. Otero, que durante años fue jefe del lada frente a una vetusta cámara. Se utili- boratorio de acústica forense, explica que zaba para las fotografías de la ficha poli- a raíz de aquel asesinato se desarrolló cial de los detenidos- -explica Otero- como método ordinario de trabajo lo que Esta es muy antigua, pero se usaron casi llama pasaporte vocal por el que, cuanhasta los años ochenta Tiene un rígido do solo se cuenta con la voz de un sospereposacuellos y una palanca para mover- choso, los expertos analizan la grabación la que la hacen aún más siniestra. La pa- y le retratan a través de ella: origen geolanca es para hacer girar la silla, y así sa- gráfico, nivel educativo y perfil psicológicar las sucesivas tomas, de frente y de per- co, por la manera de expresarse. Es una fil También hay un microscopio electró- vía para estrechar el círculo que en el caso nico, tan sofisticado como obsoleto: Ser- de los secuestradores de Anabel dio resulvía para analizar pelos, esporas, sangre, tados óptimos: Habíamos acertado en esperma... Pero esto sí que ha quedado su- todo lo que dijimos Ahora, además, se perado con las pruebas de ADN. Antes, los cuenta con un método avanzado que restos genéticos servían como mucho combina el tradicional lingüístico y fonépara determinar el grupo sanguíneo del tico con uno automático que nos permite criminal También hay aparatos de balís- trabajar con todas las lenguas, no solo tica, de distintos tamaños, y en una urna, con la nuestra registros de huellas, y no solo dactilares. En todos los campos se intenta estar en El comisario Otero explica que algunas se vanguardia, y en ello se vuelcan los más de corresponden con lo que él llama el can- dos mil profesionales integrados en la Polito de la mano la parte que se apoya so- cía Científica, personal en continuo reciclaje bre el papel al escribir. Es una huella para el que se han diseñado distintos cursos muy importante que ha permitido, por universitarios sobre ADN, explosivos o inejemplo, identificar a etarras Vemos sectos. Otero admite que han notado el efectambién la impronta dejada to CSI para lo bueno y para por unas zapatillas deportilo malo: El aspecto positivas: Los fabricantes de cal- Aún se identifica a vo es que ahora se conoce zado nos envían el dibujo de más nuestro trabajo y hay más criminales por la suela de los modelos que aluvión de peticiones para van sacando al mercado. Y huella dactilar que trabajar en la Científica, y el lo mismo hacen los de neu- por ADN. Y además malo es que se tiende a es un método máticos creer que lo podemos hacer Son hilos de los que tirar muchísimo más todo. Y a tanto no llegaa la hora de resolver un cri- barato mos... Ni nosotros ni nadie Tras dos años de incertidumbre y angustia, el caso de Anabel Segura se resolvió finalmente en 1995 gracias en buena parte al trabajo de acústica forense realizado por la Policía Científica. Los especialistas analizaron exhaustivamente la grabación enviada por los secuestradores de la joven a la familia. Ello permitió acotar tanto la procedencia geográfica de los delincuentes como su extracción social. Fue el hilo que, complementado con la colaboración ciudadana, permitió dar con los asesinos. Anabel Segura La enorme dificultad de la ausencia de cadáver no ha impedido que la aportación de la Policía Científica haya sido sustancial, al haber localizado una mancha de sangre de Marta en una cazadora de Miguel Carcaño. Presumiblemente, esa será la prueba de más peso en el juicio contra el presunto asesino y el resto de inculpados mayores de edad que se celebrará después del verano. Marta del Castillo